Seleccionar página
cirugia-mayor-ambulatoria-clinica-davila

¿Qué es la cirugía mayor ambulatoria?

La cirugía mayor ambulatoria es un procedimiento en que se da el alta al enfermo el mismo día en que se le realiza una intervención quirúrgica, explica la doctora Patricia Cisternas, anestesióloga de Clínica Dávila.

Este tipo de cirugía es un modelo de atención cada vez más común en el mundo. De hecho, en EEUU entre un 80 y 90% de las cirugías se realizan el mismo día del alta.

Mientras que, en Chile, Clínica Dávila es uno de los centros pioneros, fue el primero en realizar cirugía mayor ambulatoria en cirugía espinal compleja y del total de cirugías cerca del 50% son ambulatorias.

“En los grandes centros de salud del mundo en los últimos años ha habido una tendencia progresiva de aumento de la cirugía mayor ambulatoria, con mejoras significativas de los resultados quirúrgicos, satisfacción de los usuarios y disminución de los costos de atención. En ese sentido, Clínica Dávila ha implementado e incrementado el programa de cirugía mayor ambulatoria en diversas patologías de distintas especialidades, siendo el paciente dado de alta, en la gran mayoría de los casos, el mismo día de la intervención quirúrgica”, cuenta el jefe del departamento de cirugía, el doctor Juan Pablo Fuenzalida.

Cirugías mayores ambulatorias

Las cirugías mayores ambulatorias son cuando se requiere de anestesia general o espinal y se debe realizar en un pabellón, no en la consulta médica, ni en un pabellón menor, explica la doctora Cisternas.

La mayoría de las cirugías se pueden realizar de manera ambulatoria, excepto aquellos procedimientos que sean de larga duración o que pueda haber sangramiento en exceso, como las neurocirugías mayores o las cirugías cardiacas.

¿Qué patologías pueden ser operadas en Cirugía Mayor Ambulatoria?

El doctor Fuenzalida explica que son diferentes patologías y de distintas especialidades las que pueden ser operadas en cirugía mayor ambulatoria. Las principales son:

¿Cuáles son los requisitos para poder optar a una cirugía mayor ambulatoria?

Para poder optar a una cirugía mayor ambulatoria, se deben cumplir con ciertos requisitos que un equipo multidisciplinario evaluará en una consulta preoperatoria.

“Hay que evaluar caso a caso. En Clínica Dávila contamos con un equipo de profesionales que evalúan a los pacientes antes de las cirugías. Así, podemos ver si califican o no para ser ambulatorios.

Evidentemente, no ponemos en riesgo su seguridad por priorizar este tipo de modelo de atención. Si el enfermo cumple con las condiciones en términos de edad, salud y condición general, se permite que se dé el alta el mismo día en que lo operen”, indica el doctor Marcelo Parra, neurocirujano de Clínica Dávila.

Este tipo de procedimiento se recomienda sobre todo en niños y adultos mayores, por lo que significa para ellos el estrés de la hospitalización.

Sin embargo existen ciertas excepciones, como niños prematuros, obesos con un índice de masa corporal superior a 40, pacientes con apneas del sueño o que vivan en regiones.

Beneficios

Las principales ventajas de la “Cirugía del Día” son:

  • El aumento de la seguridad del paciente.
  • La disminución de las infecciones intrahospitalarias.
  • El menor tiempo de recuperación.

“Desde el punto de vista de las complicaciones, en todo el mundo las cifras de reingreso son menores al 1%. En Clínica Dávila es de 0,003%”, afirma el especialista.

Recuperación después de una cirugía ambulatoria mayor

Luego de una cirugía mayor el paciente se trasladará a recuperación, donde estará por alrededor de 40 minutos.

Luego, será llevado a su pieza, donde podrá estar acompañado. En este lugar, se estima un periodo de estancia de no más de 6 horas, donde se dará comida y recibirá las instrucciones para poder tener una óptima recuperación en casa.

Además, los especialistas entregarán al paciente los contactos necesarios para poder comunicarse con la clínica para el monitoreo continuo y en caso de que tenga urgencias postoperatorias.

En cuanto a la anestesia, la doctora Cisterna asegura que es un procedimiento “extraordinariamente” seguro.

Los expertos son quienes la administran y monitorizan. “Es increíble que muchas veces los pacientes tienen más miedo a la anestesia que a la cirugía propiamente tal, pero la verdad es que la anestesia es muy segura”, afirma.

Después de haber recibido anestesia se debe tener un cuidado especial, el enfermo debe recibir la alimentación de manera paulatina.

Es lo único que hay que prestar atención al respecto. “Las drogas anestésicas son de metabolismo muy rápido, no quedan dando vueltas por el cuerpo, por lo tanto, las personas no siguen anestesiadas en sus casas”, concluye la doctora.