En ocasiones, las personas se sienten muy vitales y llenas de energía, sin embargo, la apariencia de sus ojos podría no acompañarlos en este camino, por lo que la blefaroplastia, es una gran alternativa.

Se trata de una intervención que ayuda a eliminar la piel sobrante alrededor de los ojos que, con el paso de los años, tiende a arrugarse. Según el doctor Jaime Dassori, oftalmólogo especialista en párpados y vía lagrimal de Clínica Dávila, se trata de una intervención recomendada tanto para hombres como mujeres que noten un exceso de piel o grasa en sus párpados.

¿En qué consiste la cirugía de párpados?

Existen dos técnicas para desarrollar la cirugía, la de párpados superiores y la de párpados inferiores.

En el caso de la blefaroplastia de párpados superiores, se extrae el exceso de piel y/o grasa del párpado, a través de pequeñas incisiones que posteriormente quedan ocultas.

Mientras que la cirugía para párpados inferiores, se encarga de sacar la grasa y piel sobrante que da el aspecto de ojeras y/o cansancio. Si sólo hay exceso de grasa, la cirugía se realiza por vía transconjuntival, la cual no necesita sutura, pero si hay grasa y piel, se hace por vía externa con una incisión por debajo de las pestañas.

Cabe destacar que en caso que un paciente decida realizarse ambas intervenciones, puede hacerlo en un mismo acto quirúrgico, ya que se trata de una cirugía ambulatoria que tiene una duración de entre 45 minutos y una hora y media, dependiendo si se interviene sólo uno de los párpados o ambos a la vez.

El doctor Dassori asegura que después de dos horas de la cirugía, el paciente puede irse a su casa con cuidados básicos como reposo relativo, no hacer fuerza por una semana y frío local los primeros días. Asimismo, agrega que “no es una cirugía dolorosa, por lo que basta con tomar analgésicos en las primeras horas de post operado y al día siguiente puede comenzar a ver pantallas”.

Efecto logrado

En relación al efecto de esta cirugía, el especialista explica que “el resultado da un aspecto muy natural con el que el paciente ya no se ve cansado y pierde esa mirada triste, presenta un aspecto más joven y mejora la calidad de su visión”.

Además, se espera que tenga una duración aproximada de siete a diez años, siendo posible a futuro una re-intervención si el paciente así lo desea.

Más que belleza

La caída de los párpados, además de generar un aspecto cansado en las personas, puede provocar la sensación de párpados pesados o mala visión.

Esto porque la caída de los párpados superiores, con mucha frecuencia limitan el campo visual del paciente. De hecho, en estos casos, la cirugía es cubierta por Isapres y seguros complementarios, explica el especialista.

Por otro lado, la blefaroplastia de párpados inferiores es considerada cosmética en todos los casos.

El oftalmólogo asegura que “los pacientes que más frecuentemente se operan son mujeres de entre 40 a 70 años de edad, aunque cada vez está siendo más frecuente la consulta de pacientes varones por este mismo motivo”.