La cirugía bariátrica es el nombre que se da a un conjunto de tipos de cirugías realizadas con el fin de dar tratamiento a la obesidad, una de las patologías más frecuentes y de más rápido crecimiento tanto en el mundo desarrollado como en nuestro país. De hecho, de acuerdo con cifras oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 30% de la población adulta en Chile sufre de obesidad, siendo las mujeres las más afectadas, ya que el 32,8% de ellas padecen esta enfermedad, cifra que alcanza el 24,8% de los hombres. El 63% de la población chilena adulta tiene al menos un grado de sobrepeso, cifra que permite darnos cuenta de la magnitud del problema, ya que Chile es el país que presenta los peores indicadores de toda Latinoamérica.

El exceso de alimentos procesados y el sedentarismo son las causas principales de este aumento en el número de personas con sobrepeso en Chile, la que hoy la OMS ya no considera como una condición, sino que una enfermedad que afecta tanto adultos como niños.

Una de las maneras de abordar el problema de la obesidad es a través de una cirugía que modifica el tracto gastrointestinal, restringiendo la ingesta de alimentos o su absorción.

Muchos de los pacientes que buscan este tipo de solución lo hacen a partir de un enfoque estético, algo que puede ser válido. Sin embargo, una intervención de este tipo busca en primer lugar devolver la salud al paciente que está afectado por la obesidad, y no sólo obtener una mejora en la apariencia física.

Al respecto, el jefe del equipo de cirugía general y digestiva de Clínica Dávila, doctor Cristian Gamboa, señala que “la gente que accede a una operación de este tipo lo hace por una razón de salud. Buena parte de ellos son pacientes que están hace varios años en tratamiento para la obesidad. La obesidad aumenta el riego de desarrollar otras enfermedades que disminuyen las expectativas y calidad de vida de las personas”.

Por ello, lo ideal es consultar cuanto antes con médicos que traten esta patología, la que debe ser manejada con un enfoque interdisciplinario que incluye la participación de nutriólogos, nutricionistas, kinesiólogos y psicólogos en su tratamiento y posterior realización.

Tipos de cirugía bariátrica

El médico Cristian Gamboa explica que hay dos tipos de cirugías bariátricas para bajar de peso que se realizan en Clínica Dávila: La gastrectomía en manga -más conocida como manga gástrica- que disminuye el tamaño del estómago, y el bypass gástrico, que además de reducir el tamaño del estómago, lo une al intestino en un punto más alejado al original.

También se puede realizar un tercer procedimiento para el tratamiento de la obesidad, el que está indicado en pacientes que requieren bajar menos peso que los que son sometidos a una cirugía. “El balón gástrico, que es un procedimiento endoscópico (no una cirugía), que no modifica la anatomía del tubo digestivo en forma definitiva y permite bajar una cantidad de peso limitada, también es reversible, porque se retira este balón en un plazo de 6 meses a 1 año”, indica el doctor Gamboa.

Las cifras señalan que este tipo de intervenciones ha aumentado mucho en el país, por eso el médico Cristian Gamboa nos señala que para “elegir al cirujano bariátrico correcto se debe consultar si pertenece a la sociedad médica correspondiente. En este caso, es la Sociedad Chilena de Cirugía Bariátrica y Metabólica”.

Riesgos de las cirugías bariátricas

Sobre la operación, el doctor Gamboa señala que los riesgos son muy bajos en la actualidad si se realizan en centros con gran experiencia. “Éstas son cirugías mínimamente invasivas, con riesgo de filtración y de sangrado de un 1%. En definitiva, si se realiza en centros con cirujanos y equipos multidisciplinarios entrenados, los riesgos son marginales”, agrega el profesional.

Esta operación va acompañada de la intervención de otros profesionales de la salud como nutriólogos, nutricionistas, kinesiólogos y psicólogos, los que desarrollan un programa de tratamiento para que la persona mejore su estado de salud y al mismo tiempo modifique sus hábitos alimenticios y de actividad física, lo cual les entregará herramientas para que no vuelvan a recuperar peso en el futuro.

De todas maneras, el doctor Gamboa recomienda llevar una vida sana: tener una dieta equilibrada, evitando la comida chatarra y los alimentos procesados, además de realizar actividad deportiva con frecuencia.

¿Qué es la banda gástrica? ¿Por qué ya no se usa en Chile?

“La banda gástrica es una cirugía que tuvo buenos resultados en el corto plazo, porque tenía poco riesgo quirúrgico”, explica el doctor Cristian Gamboa. “Sin embargo, a largo plazo, (después de 5 años) se observó que gran parte de los pacientes volvía a subir de peso y también presentaron algunas complicaciones, como problemas para tragar alimentos o reflujo gastroesofágico, por lo tanto, fue necesario retirar varias bandas. En la actualidad en nuestro país se consideran como mejores alternativas el bypass gástrico y la manga gástrica, así que la banda gástrica prácticamente no se realiza”.