Seleccionar página
beneficios de la cirugía laparoscópica

Beneficios de la cirugía laparoscópica como tratamiento de hernias abdominales

Los músculos abdominales no son siempre tan firmes y en algunas ocasiones, por un defecto de nacimiento o bien por el debilitamiento de la pared abdominal, se generan orificios que permiten que el contenido que está al interior del abdomen (intestinos, grasa y otros) pase por la abertura formando un bulto que se puede palpar bajo la piel y que en algunas ocasiones puede ser doloroso.

  • Tipos de hernias abdominales
  • ¿En qué consiste una cirugía laparoscópica?
  • Beneficios

Tipos de hernias abdominales

El doctor Rodrigo Ávila, cirujano digestivo de Clínica Dávila, explica que existen varios tipos de hernias abdominales, entre ellas:

  • Hernia inguinal que aparece en la zona de la ingle (cerca del pubis), en la unión entre los músculos del abdomen y las piernas.
  • Hernia umbilical aparece alrededor de la zona del ombligo.
  • Hernia incisional se genera cerca de la zona de la cicatriz de una cirugía anterior.

Cuando se detecta una hernia abdominal y aunque el paciente no tenga síntomas ni dolor por su presencia, la recomendación es reparar esa abertura en la pared muscular del abdomen, mediante cirugía.

De esta forma se evitan complicaciones como la estrangulación de la hernia y que el tamaño de la hernia siga creciendo.

Una técnica frecuentemente utilizada en estos casos es la cirugía laparoscópica.

¿En qué consiste una cirugía laparoscópica?

“Se trata de una cirugía mínimamente invasiva, a través de orificios pequeños en el abdomen, por la que se introduce una cámara y algunos instrumentos que permiten reparar la hernia”, dice el especialista de Clínica Dávila.

Durante la cirugía, se devuelve el contenido protruido (que se salió a través del orificio) al abdomen, se cierra el defecto herniario y se refuerza con una malla para evitar que esos músculos ya debilitados se vuelvan a abrir, dice el doctor Ávila.

La cirugía laparoscópica se puede realizar en la mayoría de las hernias inguinales, umbilicales e incisionales, pero siempre debe ser evaluado según las características de cada paciente. “La cirugía de hernia es a la medida de cada paciente”, enfatiza el especialista.

Beneficios

En comparación con las cirugías abiertas para tratar las hernias abdominales, la cirugía laparoscópica presenta más beneficios.

“Tiene como principal beneficio la rápida recuperación, menos dolor, menos posibilidades de complicación de la herida operatoria, beneficios estéticos y rápida reincorporación a las actividades de la vida diaria”, destaca el cirujano de Clínica Dávila.

La cámara y los instrumentos se introducen al interior del abdomen a través de trócares que requieren una incisión mínima de menos de un centímetro.

Se aplica un gas que permite tener un mayor espacio al interior del abdomen para que el cirujano pueda manejar mejor los instrumentos.

Al realizarse pequeñas incisiones en músculos abdominales, el periodo postoperatorio es menor y se reduce también la posibilidad de una nueva hernia en el lugar de la cicatriz.

En general, se estima que tras dos semanas, el paciente podría retomar la práctica deportiva que tenía antes de la cirugía.

Los riesgos de sangrado e infección se minimizan, también el dolor en la zona.

12861151-7
30101005