Las molestias y dolor en la rodilla son la causa más común de consulta en Traumatología, y la cirugía de esta articulación, la intervención más recurrente de la especialidad.

Según explica el doctor José Miguel Luarte, traumatólogo y médico jefe de la Unidad de Cirugía Ortopédica y Traumatología de Clínica Dávila, existen principalmente dos tipos de consulta de los pacientes relacionados con patologías o lesiones que afectan a esta articulación.

El primer grupo de consultas se relaciona con personas jóvenes o de mediana edad, que acuden tras un accidente o traumatismo, y cuya causa suele estar en la práctica de deportes de contacto y alto impacto, como fútbol, básquetbol, ski o rugby; accidentes automovilísticos, caídas o golpes con gran fuerza.

En estos casos, los diagnósticos más comunes son la fractura, la rotura de ligamientos cruzados, y lesiones a los meniscos (estructura que amortigua los movimientos).

Dentro los síntomas de fractura se encuentran el dolor intenso, hinchazón, deformidad, chirridos en la articulación y problemas para doblar la rodilla o soportar peso en esa pierna. En el caso de lesiones a los meniscos y ligamentos cruzados, se acompaña también de sensación de inestabilidad persistente en el tiempo.

Artrosis de rodilla

En segundo lugar, están los pacientes mayores, entre 55 y 80 años, quienes consultan por dolor crónico en la rodilla con un origen degenerativo en los cartílagos, como la artrosis, que se caracteriza por la presencia de dolor, crujidos e inflamación.

“En estos casos, la gran mayoría se resuelve con un cambio en los estilos de vida, con reposo y kinesioterapia”, indica el especialista, quien agrega que entre las principales causas de la artrosis se encuentran factores hereditarios o genéticos, accidentes, patologías de las articulaciones y obesidad.

Gran parte de estos pacientes son derivados al traumatólogo desde la consulta geriátrica o reumatológica, cuando se alcanzan niveles de dolor invalidantes y donde el manejo de dolor con medicamentos puede llegar a ser insuficiente, costoso y con importantes efectos adversos.

“El dolor de rodilla puede tener un gran impacto en la calidad de vida del paciente, quien pierde independencia y autovalencia. Estas personas empiezan a quedarse en su casa, lo que favorece la aparición de obesidad “, indica el doctor Luarte.

Cirugías de rodilla

Frente a la artrosis, tras la consulta con el especialista se puede indicar la cirugía de reemplazo del cartílago de la rodilla, donde se coloca una prótesis metálica.

“Después de tres a cuatro días de hospitalización, nuestros pacientes abandonan la clínica caminando, solo con ayuda de bastones”, destaca el doctor Luarte.

En el resto de las lesiones, el tratamiento depende de la gravedad y características de cada paciente, abarcando desde medidas más conservadoras, que incluyen desde el uso de medicamentos y terapias de rehabilitación, hasta la cirugía.

Una de las técnicas más frecuentes de cirugía es la artroscopia, que permite realizar intervenciones mínimamente invasivas, en menor tiempo y con mínimas complicaciones.

“El equipo de rodilla de Clínica Dávila está compuesto por cirujanos con una amplia experiencia en prótesis, cirugía de reemplazo y rehabilitación, y que incluso trabajan con deportistas de clubes profesionales de fútbol”, cuenta el traumatólogo.

Asimismo, destaca que se cuenta con protocolos definidos para cada cirugía, con indicaciones precisas que se siguen en cada procedimiento, y con reuniones clínicas periódicas donde el equipo médico discute y programa los casos más complejos.

“Nuestro foco es la seguridad del paciente, y trabajamos para entregar el tratamiento más oportuno posible y con estándares de calidad y tecnología de nivel mundial”, puntualiza el doctor.

Cirugías de rodilla más comunes

En Clínica Dávila se resuelven las patologías de rodilla a través avanzadas técnicas de cirugía artroscópica, cirugía protésica, osteotomías y osteosíntesis, entre las que destacan:

  • Cirugía para lesiones de cartílago.
  • Cirugía de reparación de meniscos.
  • Reconstrucción de ligamentos (incluye ligamento cruzado anterior).
  • Cirugía de fracturas de rodilla.
  • Prótesis o reemplazos de rodilla (artrosis).
  • Artroscopía de Rodilla.
  • Osteotomías.