Blog

Palpitaciones, cansancio o dolor en el pecho: Síntomas de arritmia

El motor de nuestro cuerpo, el corazón, merece toda la atención posible y ante la presencia de dos o más de estos síntomas es necesario hacerse un chequeo. La arritmia cardiaca, por definición, ocurre cuando los impulsos eléctricos no funcionan adecuadamente, lo que genera patrones de latido alterados en el corazón.

El doctor Mauricio Moreno, cardiólogo experto en arritmias de Clínica Dávila, indica que el cansancio, dolor en el pecho, y palpitaciones como latidos irregulares, ya sean rápidos o lentos, son los síntomas más comunes de la arritmia cardíaca.

Arritmias cardíacas afectan a cualquier edad

Un ritmo de vida rápido como el de cualquiera de nosotros apenas nos deja tiempo para escuchar nuestro cuerpo, y los síntomas al padecer una dolencia al corazón son comunes para pacientes de cualquier edad. “En lo primero que hay que fijarse es en los síntomas: dolor torácico o al pecho, cansancio o dificultad para respirar y la palpitación donde la sensación es que el corazón está latiendo rápido e irregularmente”. Agrega que hombres y mujeres por igual son candidatos a este tipo de dolencias, en especial cuando ya pasaron los 40 años. “Haya o no síntomas presentes, hay que hacerse un chequeo médico. Sólo así se descartan riesgos” dice el doctor. Una manifestación menos frecuente de arritmia es el síncope, que es la pérdida rápida de conciencia y de tono postural, de duración muy breve y donde el paciente se recupera por sí mismo sin necesidad de realizar maniobras de reanimación.

Tratamientos de la arritmia cardiaca

Los tratamientos más comunes para la arritmia van desde la suministración de medicación, la aplicación de procedimientos o implante de un dispositivo. Los fármacos cumplen la misión de estabilizar los latidos del corazón.

Los procedimientos médicos son variados y dependen de la evaluación que realice cada médico en función de las características únicas del paciente. Una opción, por ejemplo, es la instalación de un marcapasos, que se inserta debajo de la piel. La unidad tiene una serie de sensores que detectan los latidos del corazón. Cuando descubre una alteración, envía señales eléctricas que hacen que el corazón vuelva a latir en forma normal.

En términos de procedimientos usualmente se practica la ablación. Acá el especialista hace pequeñas aplicaciones de radiofrecuencia en el corazón y con ello elimina los focos de arritmias. Éste es un procedimineto muy seguro y con alta tasa de éxito.

Hacer ejercicio cuida tu corazón

Para minimizar la presencia de males como éste, el doctor Moreno da una sencilla receta: “modificar el estilo de vida para proteger el corazón. Hacer deporte es bueno es especial en la modalidad cardiovascular pues baja el riesgo de infarto. También tener un peso controlado. No comer en exceso alimentos que tengan alto colesterol y minimizar el consumo de carbohidratos”. Hay arritmias que están determinadas genéticamente y ocurrirán por sí solas, y es ahí donde la consulta oportuna al cardiólogo será fundamental en el buen manejo de ellas.