Seleccionar página
Niños y almuerzo en el colegio ¿Cómo asegurarse de que reciban una nutrición adecuada

Niños y almuerzo en el colegio: ¿Cómo asegurarse de que reciban una nutrición adecuada?

La mayoría de los escolares debe almorzar en el colegio más de un día a la semana. ¿Qué pueden llevar? ¿Qué alimentos no es recomendable que guarden en sus mochilas? ¿Es mejor que almuercen en el casino? ¿Cómo sé si se comieron todo o dejaron? Estas son solo algunas de las dudas que surgen entre los padres de niños y niñas que asisten al colegio y permanecen varias horas en él.

La nutricionista de Clínica Dávila, Paola Hernández, explica que hay alimentos y preparaciones que no es recomendable enviar para que almuercen en el colegio. “Los embutidos como las salchichas por ejemplo y todas las frituras en general, no deben ser considerados dentro de la planificación alimentaria porque no son saludables. Si se trata de seguridad y cuestiones prácticas, no recomiendo llevar sopas como cazuelas o carbonadas, porque pueden derramarse dentro del bolso o pueden descomponerse fácilmente si no se almacena de forma correcta”.

En el caso de los niños que no almuerzan la comida del colegio (que ofrezca el casino, por ejemplo), la especialista recomienda que lleven comidas desde la casa, incluyendo siempre verduras, en forma de ensalada o dentro de las preparaciones, como guiso o tortilla, por ejemplo. “Puede ser incluso legumbres en ensaladas”.

¿Qué es un almuerzo “nutricionalmente completo”? Para que sea considerado así, un almuerzo debe incluir verduras más proteína de carne (pavo, pollo, vacuno, pescado) o proteínas provenientes de legumbres o huevo más carbohidratos como papas, arroz, fideos o choclo, responde la nutricionista.

“Cuando los niños son muy selectivos, no se debe descuidar la presentación de los alimentos y de las comidas, no hay que olvidar que “las cosas entran por la vista”, insiste la especialista. “Ahora, si pese a esto, no comen su almuerzo en el horario del colegio, sugiero asegurar la ingesta de ensalada y fruta dentro de ese horario y que coman la porción de comida (el almuerzo) apenas lleguen a casa. En ningún caso es lo ideal, pero puede ser una alternativa para que los papás se aseguren que se están alimentando bien. Lo recomendable es que un especialista pueda evaluar caso a caso y apoyar con sugerencias de manera individual”, señala Paola Hernández.

También hay que poner atención a una frecuente “solución” que los padres envían al colegio como almuerzo: el sándwich. “Una colación como esta, hace que sea mucho más fácil exceder la ingesta diaria recomendada de carbohidratos, sin cubrir adecuadamente los requerimientos de fibra, vitaminas y minerales, a menos que lo que coma en el colegio sea el reemplazo de la once (en horario de once) y apenas llegue del colegio, almuerce. Es decir, invertir horarios.”, aclara la especialista.

Otro elemento que no hay que descuidar es el agua. ¿Cuánta agua deben tomar cuando están en el colegio? La ingesta de líquidos va aumentando según aumenta también la edad. Por ejemplo, la recomendación de agua diaria en preescolares (2-5 años) es de 5-6 vasos diarios, es decir, 1.0 a 1.2 lt/día. Para escolares (6-10 años) y adolescentes (11-18 años) la recomendación es de 6-8 vasos diarios (1.5-2 lts.), teniendo en cuenta que la cantidad de agua incluye la contenida en leche y otros alimentos. “Idealmente, siempre debe ser agua, y en casos excepcionales o muy ocasionalmente jugos o aguas saborizadas. Si llevan en botella, es mucho más fácil para ellos después ir rellenándola cuando se les termine”, advierte la nutricionista.

Si requieres orientación respecto de la nutrición de tus hijos, no lo dudes y acércate a Clínica Dávila, ya que nuestros especialistas están disponibles para aclarar todas tus consultas.