Blog

Las 7 claves que debes conocer sobre el cáncer

El cáncer es un conjunto de enfermedades relacionadas con una alteración y descontrol de la multiplicación genética. Esto lleva a una sobreproducción de células en el organismo, lo que puede producir tumores locales e incluso expandirse a otras partes del cuerpo, fuera del sitio inicial, lo que se conoce como metástasis.

Para poder comprender aspectos básicos sobre el cáncer, el doctor Manuel Yáñez González, oncólogo de Clínica Dávila, entrega algunos datos e información clave:

  1. Es una enfermedad muy común. Se estima que 1 de cada 4 chilenos llegará a presentarlo en algún momento de su vida. Afecta principalmente a pacientes mayores de 60 años, pero cada vez es más frecuente en gente joven.

 

  1. Puede curarse. El cáncer es una enfermedad grave por sus repercusiones y porque ha ido aumentando en el último tiempo. Sin embargo, con un diagnóstico precoz, generalmente tiene cura. De hecho, “si se diagnostica a tiempo, es curable siempre”, aclara el doctor Yáñez.

 

  1. Tiene cuatro etapas. La sobrevivencia del paciente depende del estadio o etapa en la que se encuentra el cáncer cuando se realiza el diagnóstico. “Existe una clasificación que está dada por su ubicación, los órganos que se encuentran comprometidos, si el tumor es local, si afecta a los ganglios o si hay metástasis o diseminación a otras zonas del cuerpo”, indica el médico. Esta clasificación tiene cuatro etapas, que van de la l a la lV, donde la última es la más grave.

 

  1. No se conocen todas sus causas. Si bien su causa no se conoce totalmente, se sabe que se inicia con una alteración genética. Por eso, se ha avanzado considerablemente en el control de la enfermedad a través de la identificación de esas alteraciones y sus consecuencias. Además, existen ciertas causas y factores de riesgo de estilo de vida bien identificados, como el consumo de tabaco u obesidad, y se asocia, en algunos casos, la infección viral con el virus papiloma.

 

  1. Pueden reducirse los factores de riesgo. Si bien no se puede prevenir del todo, existen varios factores que se ha demostrado que inciden en la aparición del cáncer y que una persona sí puede controlar. Entre estos se cuentan la modificación de estilos de vida y adoptar hábitos más saludables, como dejar el consumo del tabaco, controlar el sobrepeso, optar por dietas equilibradas y ricas en fibra (con mucha frutas y verduras frescas), y combatir el sedentarismo realizando ejercicio de forma regular. Adicionalmente, existen vacunas contra algunos virus que producen cáncer, como las vacunas para la Hepatitis B, que previene hepatocarcinoma (cáncer de hígado) asociado a la infección virus de hepatitis B) y la vacuna para el virus Papiloma, que ayuda a prevenir el cáncer cérvico uterino.

 

  1. Hay exámenes para pesquisarlo precozmente. Inicialmente el cáncer no presenta síntomas, pero existen algunos exámenes que permiten realizar un diagnóstico precoz antes de que se observe alguna señal, entre los que se encuentran la mamografía, la colonoscopía o el papanicolaou. También puede ocurrir que dentro del estudio de otra enfermedad se realice una radiografía y en ese momento se encuentre una lesión sospechosa.

 

  1. Hay que estar atentos a ciertas señales. Algunas señales o síntomas a los que se debe prestar atención son la presencia de tos prolongada, desgarro con sangre, un nódulo en crecimiento, cambios de hábitos intestinales (como diarrea o constipación), una lesión pigmentada que crezca o se ulcere, ronquera persistente, sangramiento vaginal en post menopausia o deposiciones con sangre. No siempre se presenta como un tumor, pero es una de las formas más llamativas, sobre todo en la mama.