Blog

Hantavirus: Cuidados, riesgos y tratamientos en un nuevo Dávila en Vivo

El hantavirus es una infección pulmonar grave que de no ser tratada a tiempo podría ser mortal.

Ventilar, desinfectar y estar lejos de cualquier lugar que podría haber estado en contacto con roedores, son algunos de los tantos cuidados que se debe tener para prevenir el contagio del hantavirus.

El hantavirus es una enfermedad viral que tiene síntomas muy parecidos a los de una gripe cualquiera, por lo que, es de suma importancia consultar con un especialista ante cualquier duda. Ésta y otras interrogantes fueron tratadas y respondidas en un nuevo Dávila en Vivo, conversación en directo por Facebook

Para comenzar, el doctor José Gajardo, médico internista y jefe de UCI de Clínica Dávila, explicó la importancia de conocer sobre este virus y reveló por qué es tan preocupante para las personas.

“Es porque no tenemos en realidad muchas cosas con las que tratar a los virus. Salvo influenza y algunas otras enfermedades específicas virales, que son muy escasas, no hay un tratamiento específico donde uno selecciona un fármaco que yo pueda administrar y con eso pueda bloquear la acción del virus”, aseguró el experto.

Síntomas

Uno de los grandes problemas que tiene el hantavirus, es que sus síntomas se parecen mucho a los que tiene un cuadro gripal cualquiera. Habitualmente una persona que se contagia de hantavirus, tiene fiebre, puede tener dolor de cabeza, y con mucha frecuencia dolor muscular.

No obstante, hay algunos síntomas que lo podrían diferenciar de una gripe normal. “No en pocas ocasiones también tiene un poco de dolor abdominal y de diarrea, eso lo hace un poco distinto frente a un cuadro de gripe”, explicó el médico especialista de Clínica Dávila.

En el caso de una gripe, se espera tener tos, flemas y secreción nasal, pero cuando se trata de hantavirus, pudiesen no existir esos síntomas. “Si el paciente tiene un cuadro gripal, pero tiene dolor de guatita, tiene diarrea, y no tiene secreción nasal ni dolor de garganta bajo esas condiciones, eso puede presentar una pista”, aclara el doctor Gajardo.

La mortalidad por hantavirus hace 15 años atrás era de un 50%, pero viene bajando. Al respecto, la doctora Rosana Benítez, infectóloga de Clínica Dávila, advierte sobre la importancia de contar con el apoyo de un buen sistema intensivo.

“Es importante tener una unidad de intensivos bien armada para ayudar a que el paciente resista la acción del virus y sacarlo adelante. Tener una mortalidad mayor del 10%, para cualquier persona, para cualquier enfermedad, es mucho”, advierte la especialista.

¿Cuáles son los tratamientos una vez detectado el virus?

Según los doctores y expertos en el tema de Clínica Dávila, el mejor tratamiento es la prevención y tratar de no llegar a tener una enfermedad que al ser viral, se puede contagiar por más de una vía.

La infectóloga, a modo de ejemplo y para darle mayor entendimiento, advierte que “si me voy de campamento, debo saber qué es lo que tengo que hacer para no entrar en contacto con estos roedores, si voy a alquilar una cabaña, debo preocuparme de que esté en condiciones de poder ser habitada sin correr este tipo de riesgo”

“Conocer qué zonas en Chile tienen este roedor, identificar la planta de la que estos roedores se alimentan, decir esta no es la zona donde tengo que acampar, decir dónde voy a colocar mi carpa o cómo ventilar correctamente la cabaña o la casa dónde voy a estar”, asegura la especialista.

Sobre la posible existencia de algún medicamento o alguna vacuna para controlar esta enfermedad viral, el doctor Gajardo, fue tajante en responder que “no, actualmente no tenemos nada disponible”, aseguró el especialista, quien además comparó esta situación con casos de influenza que tienen campañas con vacunas y mayor cobertura en los medios de comunicación.

“Eso no está disponible en hantavirus y, por lo tanto, el eje del cuento es no llegar a estar infectado. Para eso la prevención es el eje del mensaje. Uno puede hablar de mucha sofisticación, de mucha terapia, de soporte que hacemos en la Unidad de Cuidados Intensivos, pero eso es después de que ya quedó el desastre”, asegura el médico especialista.

El doctor Gajardo, médico internista de Clínica Dávila y jefe de UCI, advierte que de no haber prevenido a tiempo, “todos los pacientes que lleguen con una sospecha clínica de contacto potencial con un hantavirus, solamente por la sospecha, lo vamos a dejar hospitalizado”.

“Si vemos que tiene un discreto agravamiento, es decir, si el paciente está respirando tranquilo, como si estuviera durmiendo una siesta y tiene su cánula nasal con poco oxígeno y está bien, impecable, lo dejamos evolucionar, esas son las formas leves. Hay un porcentaje no menor de ellos que en pocos días se va a sentir mejor y se van a ir, no le va a pasar nada grave”, agrega el experto.

Sin embargo, advierte que si el equipo especialista de Clínica Dávila se da cuenta de que el paciente respira cada vez con más dificultad y se va aumentando la cantidad de oxigeno que se le debe administrar, el paciente pasa directo a UCI.

“De ahí en adelante la velocidad con que el paciente se agrava es realmente mucho más rápido de lo que nosotros estamos acostumbrados, más bien equivale a la sensación de accidente, pero que ocurre en cámara lenta”, explica el doctor Gajardo, quien además advierte que “si no estás en el lugar apropiado y recibes la atención adecuada, la probabilidad de salir vivo es baja”.

Una vez la enfermedad ha avanzado, se van a necesitar sistemas de medida, tanto del nivel de oxigeno en sangre como de la función cardíaca. Así es como el tratamiento incluye el uso de cánulas de oxígeno.

“Hemos tenido pacientes incluso con respirador mecánico, que ya involucra poner un tubo en la garganta, que una máquina se encargue de oxigenar y a punto de instalar el sistema de circulación extracorpórea”, advierte el médico especialista.

¿Cómo se contagia el hantavirus?

Todas las enfermedades infecciosas tienen mecanismos de contagio distintos. En el caso del hantavirus, tiene dos formas de contagio. Así lo explica la doctora Rosana Benítez.

“Primero, todo lo que tenga que ver con el roedor, y segundo de persona a persona, y eso está demostrado en Argentina y en Chile. El hantavirus es un virus, lo transmiten los roedores de cola larga. El roedor puede ser chiquito, de 3 a 6 centímetros y su cola ser el doble de su tamaño”

La doctora agrega que si el roedor es pequeño, “no lo voy a ver, pero lo que sí puedo ver es la mancha de pipí de un roedor, las heces, por la forma, o el animalito muerto. Nunca se debe tocar, eso es lo primero, si lo tengo que agarrar porque tengo que deshacerme de él, debo hacerlo con una bolsa o con un guante, para poder eliminar este animalito”.

Durante muchos años se pensó que el contagio era solamente por contacto con el roedor, pero está comprobado que el contacto también puede ser persona a persona.

La doctora Benítez, agregó y aclaró que “generalmente es como una semana para el contagio. Puede ser hasta un mes, pero dentro de la semana es cuando hay un mayor contagio y se hace a través también de las gotitas de saliva que uno expele cuando habla o cuando tose”.

“Hay que recordar que todos los cuadros respiratorios altos dan tos, un poco de estornudo, entonces la probabilidad de contagio es mayor”, agregó la especialista, quien además para terminar recalcó la importancia de prevenir esta enfermedad.

“Prevención es la palabra aquí. Cambiar algunos hábitos de limpieza, por ejemplo, si voy a entrar a estos lugares que están cerrados, que son de bodegaje, o donde hay desperdicios, o donde voy a acampar, no cuesta nada llevar cloro y colocarlo alrededor de la carpa si es que estoy en carpa, o si voy a limpiar la casa, primero colocar esta disolución de agua con cloro antes de limpiar, ventilar siempre bien todo”, agregó y finalizó la experta.

A continuación, puedes revivir esta transmisión y ver más detalles:

Coronavirus

Coronavirus

Lo que debes saber sobre esta enfermedad La salud y el bienestar de nuestros pacientes es una...

leer más

¿Sabías que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en Chile y en el...

leer más