Blog

Depresión en Chile: cifras, síntomas y tratamiento

En las últimas décadas, las enfermedades de salud mental en Chile se han convertido en una gran preocupación para la población. De hecho, según las estadísticas derivadas de la más reciente versión de la Encuesta Nacional de Salud (ENS) llevada a cabo por el Ministerio de Salud (Minsal), alrededor de 6,2% de la población padece un cuadro de depresión.

Por otra parte, las mujeres son el grupo más afectado por esta patología, ya que 10,1% de ellas padece depresión, en contraste con apenas 2,1% de la población masculina. Según lo señalado por la médico psiquiatra de Clínica Dávila, Eugenia Escorza, estas cifras se explican no solamente debido a que las mujeres suelen buscar ayuda médica en un mayor número, sino que además los cambios hormonales que ellas experimentan las hacen más susceptibles de padecer depresión en algún momento de la vida.

Síntomas y signos de depresión

A juicio de la doctora Escorza, es necesario separar los cambios de ánimo derivados de situaciones puntuales como un duelo, un mal momento profesional o personal, con una depresión diagnosticada por un especialista. Dicha enfermedad posee características bien marcadas y que se mantienen por un periodo de tiempo considerable, entre las que destacan la inapetencia, los trastornos del sueño, la falta de atención y concentración al realizar tareas cotidianas, la disminución de la líbido y la inhibición motora, es decir, que una persona permanezca poco activa y tenga dificultades para realizar sus actividades diarias.

Por otra parte, en el caso de los adolescentes, estos síntomas se verán acompañados de aparición de mal humos o mal genio, debido a que el lóbulo frontal en esta etapa de la vida aún no se encuentra completamente desarrollado, por lo que es necesario también estar atentos a cualquier cambio de actitud que ellos experimenten, a fin de evitar que el cuadro crezca y lleve a quienes lo padecen a experimentar ideas suicidas o, peor aún, a intentos de suicidio.

Causas de depresión

En primer lugar, es necesario tener en consideración que, si un paciente proviene de una familia con antecedentes de depresión, habrá mayor probabilidad que esta persona también la sufra, debido principalmente a la carga genética que posee esta enfermedad.

En tanto, muchas veces la depresión se deriva de otro tipo de enfermedades. En la opinión de la doctora Escorza, “existen diagnósticos diferenciales relacionados con otros cuadros de salud, o bien a veces se producen depresiones que secundan a una enfermedad primaria, como por ejemplo diabetes, hipotiroidismo, patologías de la esfera endocrina, reumatológica o dermatológica que están muy relacionadas con nosotros en la psiquiatría”.

Por otra parte, estas enfermedades tienen también mucha relación con cuadros tales como la artritis reumatoide, lupus y la fibromialgia, enfermedad que posee muchos elementos depresivos y ansiosos además de su ya conocida expresión reumatológica.

Además, la especialista en salud mental de Clínica Dávila comenta que “una persona que ha tenido muchas hospitalizaciones ha enfrentado la muerte o ha experimentado hechos muy fuertes en su salud también tiende a padecer depresiones de tipo endógena, porque el estrés crónico -aunque no tenga antecedentes biológicos ni genes familiares- también puede llevar a generar una depresión fisiológica. Con estrés crónico uno se puede producir primero mucha alerta, mucha ansiedad y posteriormente una depresión”.

Tratamiento de la depresión

Lo principal al enfrentar cuadros de depresión es, en primer término, el trabajo preventivo que se pueda hacer para evitar que un paciente llegue a padecer este cuadro, especialmente si se trata de niños, niñas o adolescentes. “La prevención hay que verla en la infancia, en la salud de la familia, en una cosa sistémica tanto en lo conductual como psicológico y lo biológico. Familias que tienen antecedentes de cuatros de trastornos mentales tiene más frecuentes casos de trastornos de este tipo”, agrega la doctora Escorza.

Además, al tener sospechas de que una persona está padeciendo un cuadro de depresión, es importante dejar los tabúes que rodean a esta enfermedad de lado y consultar cuanto antes con un médico psiquiatra. Dicho especialista determinará la necesidad de tratamiento farmacológico, psicológico u otro tipo de ayuda.

Por otra parte, si bien la doctora Escorza destaca la importancia que juega en algunos pacientes la medicina alternativa, no se puede dejar la salud mental en manos de este tipo de tratamientos, los que pueden ser un buen soporte para los métodos tradicionales, pero bajo ningún punto de vista pueden curar por sí solas una enfermedad tan grave como la depresión.