Blog

Causas y consecuencias de un aneurisma cerebral

Definición de Aneurisma

Un aneurisma es una dilatación, ensanchamiento o protuberancia patológica de una fracción de una arteria con tendencia a aumentar de tamaño. Los aneurismas se relacionan con una debilidad en la pared del vaso sanguíneo afectado. Se producen generalmente a nivel cerebral, pero pueden originarse en otras zonas del cuerpo.

Causas de los aneurismas cerebrales

Si bien existen factores de riesgo asociados a la aparición de aneurismas, no existe una causa comprobada de su aparición. Existen aneurismas que son congénitos, es decir, que se presentan desde la gestación o durante el nacimiento.

Factores de riesgo para la aparición de aneurismas

Patologías como la hipertensión arterial, el colesterol alto y el tabaquismo se asocian a un mayor riesgo de padecer aneurismas.

El médico Jorge Villacura, neurólogo de Clínica Dávila, señala que la prevención es fundamental para evitar esta patología “el tabaco es un factor de riesgo importante, por lo que la recomendación es no fumar, ojalá nunca. Evitar el alcohol en exceso y mantener control adecuado de todas las enfermedades de base que puede tener un paciente (diabetes, hipertensión, colesterol alto, etc.) es fundamental para la prevención. Otro factor de riesgo es el consumo de drogas, como la cocaína y sus derivados, estas sustancias se asocian a aneurismas y a accidentes cerebrovasculares”.

Síntomas de un aneurisma

Los síntomas se relacionan con la localización del aneurisma, pueden ser asintomáticos y sólo presentar señales cuando el aneurisma se rompe. Si esto ocurre, la persona debe ser trasladada con urgencia a un centro asistencial

El doctor Villacura explica que los síntomas de la rotura de un aneurisma cerebral son los siguientes:

  • Dolor en la zona afectada.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca (el corazón late más rápido).
  • Presión arterial baja.
  • Mareo.
  • Pérdida de capacidad de comunicarse.
  • Pérdida de movilidad en un lado del cuerpo.

“El paciente habla como una persona ebria. Puede tener pérdida de la emisión del lenguaje o de la comprensión de éste. Es decir, la persona no entiende lo que se le habla o no puede expresar lo que piensa. Puede ocurrir pérdida de la motricidad, generalmente sólo de un lado del cuerpo, que puede ser muy sutil o leve. También puede aparecer una hemiplejia, que es una pérdida total de la movilidad de un lado del cuerpo. Además, el paciente puede presentar trastornos de la visión que pueden ser parciales o completos”, comenta el facultativo.

Secuelas de la rotura de un aneurisma

La rotura de un aneurisma es una situación de urgencia y puede provocar la muerte de quien la padece, por lo que ante cualquier sospecha debe acudir a un servicio de urgencia de forma inmediata.

Las consecuencias de un aneurisma dependen del tamaño, la ubicación y del estado general de salud del paciente. “Aunque la edad juega a favor de la recuperación, con pocas o nulas secuelas, si una persona joven tiene una hemorragia cerebral producto de un aneurisma y éste es demasiado grande, va a padecer consecuencias peligrosas. Villacura señala: “Una vez dado de alta, el paciente inicia un período de rehabilitación intenso, por ejemplo, con kinesioterapia. Se ha demostrado que comenzar rápidamente y ser constante con los planes de rehabilitación, determina una mejor recuperación, luego de una rotura de aneurisma”.

Las personas que reciben tratamiento para un aneurisma que no se ha roto generalmente requieren menos terapia de rehabilitación y se recuperan más rápidamente que las personas cuyo aneurisma se rompe y causa una hemorragia importante La recuperación del tratamiento o de la ruptura puede llevar semanas a meses.