Cáncer de testículos: Patología que afecta a hombres jóvenes

El cáncer de testículos es una patología que afecta a hombres de entre 15 a 40 años. A pesar de que no es tan frecuente como el cáncer de próstata, es importante que los pacientes que se encuentren en este rango etario estén conscientes de su existencia.

El principal problema del cáncer de testículos es que, a diferencia de otros tipos de cáncer como el cáncer de cuello uterino, cáncer de mama y el cáncer de próstata, no existe un examen que ayude a los pacientes a prevenirlo, explica el doctor Cristian Urzúa, urólogo de Clínica Dávila.

Es por lo anterior que el experto explica que es de suma relevancia que los hombres jóvenes comiencen a formar el hábito de palpar sus testículos mensualmente y si notan algo extraño acudir a un especialista.

Síntomas y causas del cáncer de testículo

El doctor Urzúa aclara que el cáncer de testículos no presenta síntomas hasta que se encuentra en etapas muy avanzadas, por lo que el autoexamen testicular puede ser clave para detectar cualquier anomalía. “Si el paciente nota que hay un área que creció, que cambió, que hay un cambio de consistencia, un aumento de volumen o una zona dura dentro de sus testículos debe consultar”, dice el urólogo de Clínica Dávila.

Quienes deben tener especial cuidado al momento de realizarse el autoexamen son todos aquellos pacientes que tienen un historial con familiares que hayan tenido cáncer testicular previamente, ya que sus causas son principalmente hereditarias.

Además, existen factores de riesgo que predisponen que un paciente pueda tener más probabilidades de tener cáncer de testículo, como, por ejemplo, un hombre que nació con criptorquidia, patología que genera que uno o ambos testículos de un menor no desciendan en el periodo embrionario. Independientemente de si la criptorquidia fue tratada en la infancia, el factor de riesgo sigue estando presente.

Tratamiento para el cáncer testicular

El especialista explica que el tratamiento va a variar para cada caso, pero asegura que la mayoría de las veces el procedimiento consiste en extirpar el testículo que tiene cáncer y va a depender del estadio en que se encuentre, es decir, si existe o no diseminación de la enfermedad, si se requieren tratamientos como quimioterapia.

Asimismo, el médico confiesa que se trata de una patología que, en general, responde muy bien a los tratamientos. “Es un cáncer muy curable, muy tratable, eso uno no lo puede decir de todos los tipos de cáncer, hay muchos en que tú das quimioterapia y la quimioterapia no tiene resultados tan sorprendentes, pero el cáncer de testículo no, independiente de que puede estar en etapas en que ya avanzó y hay diseminación fuera del testículo, igual puede ser curable, igual le va bien, igual es un cáncer muy curable”, enfatiza.

 

¿Puedo quedar infértil por un cáncer de testículo?

Respecto a la infertilidad, el urólogo manifiesta que una persona que tuvo cáncer de testículo no va a quedar necesariamente infértil, ya que todo va a depender de la calidad del otro testículo. “Si el otro testículo es un testículo sano, de un tamaño normal, en la gran mayoría de los casos, el otro testículo puede perfectamente suplir todas las funciones del testículo que se perdió, en lo sexual, en lo fértil, en todo lo que un testículo tiene que cumplir como función”, destaca.