Seleccionar página
mitos-de-la-vasectomia

Nuevo Dávila en Vivo abordó mitos y ventajas de la vasectomía y la vasectomía reversa

La vasectomía es un procedimiento quirúrgico para la esterilización masculina. En el último tiempo ha experimentado un importante auge.

Se estima que en algunos países cerca del 40% de las parejas estables de 30 años o más han elegido la vasectomía como método de control de la natalidad. Mientras que, en algunos centros se ha sextuplicado la cantidad de estas cirugías en los últimos tres años.

Con el objetivo de conversar de este tema, en especial aclarar los diversos miedos y mitos que rodean a la vasectomía, se realizó un nuevo Dávila en Vivo, conversación en directo por Facebook.

En esta oportunidad, se contó con la participación del doctor Jorge Hiriart, médico urólogo, y el doctor Enrique Bley, urólogo con subespecialidad en andrología, ambos profesionales de Clínica Dávila.

Al comienzo del encuentro, el doctor Bley explicó que la andrología es una sub especialidad médica que se dedica al estudio de problemas de fertilidad y de sexualidad en el varón.

“Es una disciplina que ya tiene varias décadas, lleva cerca de 50 años en el mundo. Ha tenido un desarrollo acelerado en esta última década, especialmente aquí en Chile”, contó.

Vasectomía

El doctor Hiriart indicó que la vasectomía es una cirugía muy sencilla, con muy baja tasa de complicaciones. Además, agregó que se realiza en pabellón, con anestesia general y que no dura más de 20 a 25 minutos.

“Sin embargo, el proceso de hospitalización es un poco más largo. Esto, porque el paciente debe llegar antes a la clínica, tiene que pasar a pre anestesia para que lo evalúe el anestesista, se opera, después hay un post operatorio y se va el mismo día para la casa”, puntualizó.

El doctor Bley profundizó que la vasectomía consiste en cortar o ligar los conductos deferentes. “Son unos tubos que llevan los espermios y que comunican a los testículos con una serie de otros conductos, que finalmente producen el semen”.

En relación al post operatorio, el doctor Hiriart aclaró que la intervención se realiza a través de pequeñas incisiones en el escroto, en la piel, por lo que los cuidados se basan cuidar los puntos para que no reciban un golpe e indicar analgésicos para el dolor inicial.

“En general, lo que nosotros recomendamos a los pacientes es que después de 48 horas puedan retornar a su vida normal. Sin embargo, para hacer deportes o tener relaciones sexuales, esperen 10 a 15 días”, agregó el doctor Bley.

Para confirmar la efectividad de la intervención, los especialistas indicaron que se debe esperar tres meses.

“Con el procedimiento nosotros interrumpimos el paso de espermios desde el testículo hacia el eyaculado, pero en ese conducto todavía pueden quedar algunos espermios.

Por lo tanto, en el protocolo que usamos esperamos tres meses, utilizando durante ese tiempo otro método anticonceptivo. A los tres meses se hace un espermiograma, que es una muestra de semen que se manda a estudiar, y se evalúa si ya no quedan espermios, para dar el alta”, contó el doctor Hiriart.

Ventajas

El doctor Bley también destacó las ventajas de la vasectomía.

“Es un procedimiento muy sencillo. Tiene una muy baja tasa de complicación. Además, no trae ninguna consecuencia desde el punto de vista sexual, que es una inquietud que complicaba a los hombres durante mucho tiempo. La potencia sexual, el deseo sexual, se mantiene totalmente igual”, puntualizó.

“No hay que tenerle miedo a la vasectomía. Es una medida sencilla, segura, saludable, casi 100% efectiva. No trae ninguna consecuencia a los hombres, a diferencia de los métodos anticonceptivos de las mujeres, que suelen tener algunos problemas”, refuerza.

Sobre lo anterior, los especialistas indicaron las múltiples ventajas de la vasectomía en los hombres. Además recalcaron sus beneficios por sobre la ligadura de trompas. De hecho, es esto lo que ha llevado a un aumento importante de la demanda por esta intervención.

“La ligadura de trompas es un poco más agresiva, porque hay que hacer una incisión abdominal. A través de ella. hay que llegar a los ovarios y a los conductos. El beneficio, a nuestro parecer, es que la vasectomía es una cirugía más sencilla, que tiene una agresión quirúrgica menor, corta y con muy baja tasa de complicaciones”, manifestó el doctor Hiriart.

Por otro lado, el doctor Bley agregó que “otra ventaja que tiene la vasectomía es que uno puede corroborar con un espermiograma si fue efectivo o no. Es mucho más difícil comprobar en una paciente que ese óvulo que mes a mes produce un ovario va a llegar o no donde tiene que llegar”.

“Hoy día está aumentando de forma exponencial la solicitud de vasectomía de los pacientes. Y muchos lo piden, por ejemplo, porque la ligadura de trompas es más agresiva, o por el uso crónico de hormonas de muchas mujeres. Entonces, muchos pacientes dicen ´yo ya no quiero que mi señora siga tomando anticonceptivos y vengo a hacerme esto´”, contó el doctor Hiriart.

Vasectomía reversa

Por su bajo nivel de riesgo, cualquier paciente mayor de edad podría optar a esta cirugía, por lo que la recomendación principal radica en la seguridad de no querer tener más hijos.

“Más que la edad, tiene que ver con el momento de la vida. Un paciente que ya tenga hijos y haya vivido ese proceso y haya dado ese ciclo por terminado”, expresó el doctor Hiriart.

Y si bien la vasectomía se define como una medida definitiva de control de natalidad y no se recomienda como una medida transitoria, una de las ventajas de esta intervención es que sí es posible revertirla.

“Hay que tener en cuenta que la reversión es una medida excepcional para una persona que haya tenido un cambio importante en su vida, pero no considerar la vasectomía como una medida transitoria”, aclararon los médicos.

El éxito de la reversión de la vasectomía dependería del tiempo transcurrido y la edad de la pareja. “Lo ideal es que el paciente haya sido operado hace menos de 10 años, pues después de ese tiempo empiezan a aumentar de manera exponencial las posibilidades de fracaso. Desde el punto de vista de la pareja, que tenga menos de 35 años aumenta las posibilidades de éxito”, puntualizó el doctor Bley.

Aunque en general se realiza en las mismas condiciones que la intervención original, la reversión de la vasectomía es un poco más compleja e implica pasar la primera noche hospitalizado.

“La incisión es un poquito más grande, pero sigue siendo a nivel escrotal. El reposo es un poquito más prolongado, son 4 a 5 días que le pedimos al paciente que se quede en su casa tranquilo, pero uno se recupera rápidamente. A la semana los pacientes ya están de vuelta en su trabajo y a las tres semanas ya pueden hacer su vida normal”, finalizó el doctor Bley.

Revisa la transmisión completa a continuación: