Seleccionar página
  Blog

Los peligros de tener hipertensión

Los problemas de presión alta dependen de factores como la mala alimentación, la falta de ejercicio y el sobrepeso. Es una enfermedad que muchas veces pasa inadvertida, pero que puede llegar a producir infartos cardíacos.

Tener la presión alta es sinónimo de que algo anda mal, y si esto es sostenido en el tiempo puede causar problemas de salud como la enfermedad cardíaca. Los hipertensos tienen más probabilidades de sufrir un infarto al corazón.

El nefrólogo de Clínica Dávila, Sebastián Cabrera, explica cuáles son los peligros en una persona que sufre de presión alta. “Hay más riesgos de tener enfermedades de algún tipo. Pueden ser infartos en el corazón o infartos en el cerebro, que de hecho es una de las enfermedades más destructivas que produce la hipertensión arterial”, asegura el especialista.

 

¿Cuándo y cómo tomar la presión?

En general, la toma de presión tiene que ser en un lugar tranquilo y con un reposo adecuado previo a tomar la presión arterial.

Sobre situaciones en las que se hace necesario medir la presión, el nefrólogo de Clínica Dávila, Andrés Boltansky, advierte que “si uno se ve enfrentado situaciones en las que llegó agitado a un lugar, estresado a la consulta, corriendo porque estaba atrasado, que el médico no lo está viendo a la hora, o cualquiera de ese tipo de cosas, la presión va a subir”.

“Lo ideal es que la persona tome asiento, se calme y después de cinco minutos de estar en esa condición tomarse la presión. Y en una segunda ocasión, con una diferencia que tenga menos de una semana, volver a tomar la presión y estar con dos valores que nos digan que esa presión está elevada. Luego de ese aumento podemos catalogarlo como hipertenso y empezar a iniciar las medidas para ayudar a esa persona con hipertensión para disminuir los riesgos a futuro”, agrega el especialista.

La edad, la alimentación y el sobrepeso

Diversos son los factores que podrían generar el aumento de presión en una persona.

Ya sea por desconocimiento o por irresponsabilidad, el exceso de sal en las comidas es un problema frecuente. Se relaciona con el aumento de diabetes y de problemas cardiovasculares, por lo que también incide en el aumento de la presión arterial de una persona.

“Mucho estímulo hacia la alimentación muy cargada de sal, provoca que el sobrepeso y la obesidad sea mucho más frecuente”, agrega el nefrólogo de Clínica Dávila, Andrés Boltansky, quien además advierte sobre el adelantamiento en el comienzo de alza de presión en las personas.

“El inicio de la presión arterial se ha adelantado mucho más a lo largo de los años, hasta en el mundo pediátrico muchas veces están dándose este tipo de condición de presión alta”, afirma el especialista.

El experto también advirtió sobre el impacto en la salud de las personas, enfatizando en la importancia de los controles preventivos.

“Cuando las personas parten de más temprana edad con la presión alta, es importante que tenga una evaluación algo más completa que otras personas. La idea es chequearse para saber si hay presión secundaria o si es una condición genética que muchos tenemos de pre disposición hacia a una presión alta más elevada”, analiza el experto.

Despejando la condición de que no existe hipertensión secundaria, se debe comenzar un tratamiento que habitualmente es de por vida. El médico especialista explica este procedimiento como algo sencillo, pero de mucho compromiso, además de sugerir la opción de dejar los medicamentos.

“La primera parte es el estilo de vida. Y si el estilo de vida lo hacemos más saludable, comemos de mejor manera, hacemos más ejercicio, bajamos de peso, muchas veces podemos dejar de lado el medicamento. Y nos quedamos con una forma más saludable de vivir y el medicamento queda fuera de circulación o en menos dosis de lo que se había iniciado”, asegura.

Respecto al sobrepeso y la obesidad relacionada con la hipertensión, el nefrólogo de Clínica Dávila, Sebastián Cabrera, enfatiza en que “lo que sabemos, y es una muy buena noticia, es que si esos pacientes bajan de peso, baja la presión arterial también”.

“Uno de los consejos y de las medidas principales que le damos a los pacientes, es que bajen de peso, puesto que aquellos pacientes que son mega obesos, donde el índice de masa corporal es muy alto, la mayoría son hipertensos. Cuando uno le hace una cirugía bariátrica y esos pacientes bajan de peso, se normaliza mucho la presión arterial. O sea, el peso es un contribuidor súper importante para ser hipertenso”, finaliza y advierte el médico especialista.

32701047