Seleccionar página
  Blog

Biopsia muscular

La biopsia muscular es un procedimiento de evaluación del sistema músculo esquelético en el cual se extirpa una pequeña muestra de tejido muscular para ser examinada bajo microscopio.

Este estudio está indicado para diagnosticar enfermedades que afectan al tejido muscular como:

  • Trastornos musculares genéticos (hereditarios), como la distrofia muscular o la miopatía congénita.
  • Enfermedades inflamatorias que afectan el músculo, como la polimiositis o la dermatomiositis.
  • Enfermedades del tejido conectivo y vasos sanguíneos, como la poliarteritis nodosa (enfermedad vascular donde las arterias se inflaman o dañan).
  • Infecciones que afectan los músculos, como la triquinosis o la toxoplasmosis.
  • Defectos metabólicos del músculo.

La biopsia muscular se realiza generalmente con el paciente despierto, con anestesia local en la zona a tratar.

Existen dos tipos de biopsia de músculo:

  • Biopsia por punción: se introduce una aguja en el músculo para extraer un pequeño trozo de tejido.
  • Biopsia abierta: se realiza un pequeño corte o incisión quirúrgica en la piel para retirar una muestra de tejido muscular.

Según el doctor Jorge Bevilacqua, neurólogo y especialista en enfermedades neuromusculares de Clínica Dávila, este procedimiento no produce dolor, solo la administración de la anestesia puede causar un poco de ardor, junto con la punzada.

Al disminuir el efecto de la anestesia y dentro de la semana siguiente al examen se puede presentar dolor en la zona afectada.

Preparación

Por lo general, no se necesita preparación especial.

Te invitamos a ingresar a nuestra sección Unidad de Patología Neuromuscular para que te informes sobre estas enfermedades y conozcas nuestro equipo de neurólogos.