Blog

Artrosis de cadera, una patología degenerativa frecuente en Chile

¿Qué es la artrosis de cadera?

La artrosis es un proceso patológico que afecta a las articulaciones, modificando su estructura anatómica normal y dejando expuesto el roce entre huesos frente al movimiento. Esta enfermedad puede afectar a cualquier articulación del cuerpo, y está asociada al paso de los años y a la sobrecarga estructural. Dicha condición degenerativa se caracteriza por la presencia de desgaste a nivel del cartílago que recubre al tejido óseo, disminuyendo la capacidad de amortiguación que éste presenta y aumentando la fricción sobre las superficies articulares. La artrosis corresponde a una de las patologías GES que se encuentra cubierta en Chile para personas mayores de 55 años y corresponde a un problema de salud pública a nivel mundial.

La articulación de cadera está formada por el acetábulo de la pelvis y por la cabeza del fémur. Ambas estructuras se caracterizan por poseer alta congruencia y capacidad de coaptación. Es una zona donde se transmite todo el peso del tronco y brazos hacia las piernas, por lo que es una articulación que se ve expuesta a carga permanentemente.

Germán Norambuena, médico traumatólogo especialista en cadera de Clínica Dávila señala: “la artrosis es un nombre bien sofisticado y asusta mucho a las personas. No es nada más que la pérdida progresiva de cartílago articular. Todas nuestras articulaciones tienen cartílago articular, estructura que permite que el roce entre ambas superficies sea mínimo. Las articulaciones, y sobre todo las que se mueven mucho como las rodillas y las caderas, en forma natural se van deteriorando. Esto quiere decir que en un paciente de 90 años es esperable que exista algún tipo de desgaste articular, por lo que es normal que tenga algún grado de artrosis”.

Causas de la artrosis de cadera:

Cuando hablamos de artrosis se debe considerar si ésta es de tipo primario o secundario. El trastorno de tipo primario se asocia al proceso degenerativo propio del envejecimiento, al desgaste que aparece de forma natural con el pasar de los años. Por otra parte, si el trastorno es secundario, se le considera como consecuencia de un evento traumático o por la presencia de alguna patología de base, como, por ejemplo: enfermedades reumáticas, displasia de cadera y pinzamiento de cadera, entre otras.

Síntomas de la artrosis de cadera:

El dolor destaca como el principal síntoma en esta enfermedad. En términos médicos se habla de dolor de tipo mecánico, el que aparece al realizar algún tipo de movimiento. El síntoma inicial de la artrosis, que se comparte a nivel de cadera y rodilla, corresponde a la rigidez articular y al malestar que aparecen posterior al reposo una vez que la persona se reincorpora al movimiento. Éste comienza a disminuir a los breves minutos y es indicativo de problemas degenerativos en la articulación.

Diagnóstico de la artrosis de cadera

El diagnóstico de la artrosis de cadera se realiza en base al resultado de diversos factores. Se considera relevante en una primera instancia la historia clínica del paciente, cómo apareció la sintomatología y cómo se desarrolla en el día a día. Luego se realiza una revisión física que está dirigida a identificar alteraciones en la movilidad normal de la articulación. Finalmente se utiliza un complemento imagenológico para confirmar las hipótesis diagnósticas. El traumatólogo especialista en cadera, Germán Norambuena, informa lo siguiente: “lo que completa el diagnóstico es la radiografía, y la radiografía nos va a decir el grado de artrosis. Pacientes que tienen tope de hueso con hueso, es decir, que ya no les queda cartílago y tienen una calidad de vida completamente deteriorada por el dolor, son pacientes que deberían pasar a la segunda etapa del tratamiento: la prótesis total de cadera”.