Seleccionar página

Fibroscan: El nuevo método para evaluar la fibrosis hepática

Gracias a esta nueva técnica, elastografía hepática transitoria, se puede descartar la cirrosis hepática y la hipertensión portal de forma más rápida y menos invasiva. 

Clínica Dávila ha incorporado este procedimiento que  permite evaluar la elasticidad o rigidez del hígado, permitiendo así cuantificar la fibrosis hepática e identificar precozmente a los pacientes con progresión de enfermedad y riesgos de posibles complicaciones.   

El daño hepático genera una reducción de la elasticidad o aumento de la rigidez del hígado. Fibroscan mide esta condición mediante ultrasonido y un pulso mecánico de vibración de baja frecuencia. Así, se cuantifica la velocidad de propagación de la onda elástica a nivel intrahepático. Además, es posible estimar el grado de infiltración de grasa en el hígado (CAP).

El volumen que se logra evaluar con este procedimiento es 100 veces superior al de la biopsia hepática y se relaciona con el grado histológico de fibrosis. Su alto nivel de fiabilidad en los diagnósticos, logra identificar fibrosis significativa y descartar la presencia de cirrosis hepática o hipertensión portal.

¿Cómo se realiza?

Es un exámen ambulatorio y no requiere sedación. Las mediciones se realizan en el lado derecho del hígado con una sonda que se apoya sobre la piel, realizando 10 mediciones válidas. El tiempo estimado del procedimiento es de 10 a 15 minutos.   

Recomendaciones previas:

  • Ayuno de 4 horas
  • Última comida debe ser liviana 

Fecha de publicación: 17/05/22