Seleccionar página
  Blog

Javiera Hernández: “Felipe tenía pocas probabilidades de sobrevivir, era un prematuro extremo, pero en Neonatología lo dieron todo”

Javiera tuvo que enfrentar la llegada de su segundo hijo con solo 24 semanas de gestación. Felipe fue prematuro extremo y desde su anticipado nacimiento comenzó una carrera por la vida junto al equipo médico de Clínica Dávila, donde estuvo hospitalizado 181 días.

Javiera Hernández de 35 años es madre de Isabella y Felipe, vive en Estación Central y es periodista. Al igual que con su primer embarazo, la llegada de su segundo hijo se pronosticaba como un parto normal y sin complicaciones. Sin embargo, cerca de los cinco meses de gestación comenzó con sangrados que derivaron semanas después en contracciones, por lo que decidió acudir al Servicio de Urgencias de Clínica Dávila. 

Al llegar fue derivada con el Gineco- Obstetra Dr. Javier Caradeux, especialista en nacimiento de prematuros. “Él fue muy honesto conmigo y me dijo que estábamos en una situación muy compleja, ya que Felipe aún era muy pequeño, le faltaban cinco días para cumplir las 24 semanas, lo que se conoce como el límite de la vida y las probabilidades de que sobreviviera eran muy pocas.”

El 21 de febrero de 2019, justo el día en que se cumplían las 24 semanas de gestación, nació Felipe y fue derivado a la Unidad de Neonatología, donde estuvo seis meses internado. Javiera comenta que, durante ese periodo, lo más difícil fue dejar a su hijo al cuidado de otras personas: “Yo le dije al equipo de Neonatología que estaba al cuidado de mi hijo que ellos eran los papás y mamás de Felipe cuando yo no estaba. Y así lo hicieron. Estuvieron muy pendientes de él y ese apoyo fue vital para su recuperación”, enfatiza.

Una vez que Felipe pudo estabilizarse y respirar de manera independiente, se programó el alta médica y continuó con hospitalización domiciliaria. 

Así, el 20 de agosto del mismo año, llegó el momento de dejar la Clínica, no sin antes tener una despedida organizada por el equipo de Neonatología, donde le entregaron un diploma en reconocimiento por haber salido adelante. “Esa generosidad la agradezco mucho, todos contribuyeron en su recuperación y trabajaron en lo mejor para él, sino mi hijo no estaría aquí. Felipe tenía pocas probabilidades de sobrevivir, era un prematuro extremo, pero en  neonatología lo dieron todo”, afirma Javiera

Gracias a su carrera como comunicadora y basada en su propia experiencia, Javiera creó a inicios del año 2020 “Miniguerreros”, una comunidad en redes sociales que reúne a padres y madres de niños prematuros. “Entendí que tenía una misión y que todo por lo que pasé no podía ser en vano, por eso hice este grupo, donde busco ayudar a otras familias en la lucha de sus miniguerreros, porque eso son los prematuros, miniguerreros que contra todo pronóstico dan la batalla por la vida. Nuestro trabajo va en aumento y pronto tendremos una gran sorpresa para todos los prematuros de Chile.”, finaliza la madre.

 

Más información:
Unidad de Neonatología – Clínica Dávila
Tel. 22 730 82 91 – secretaria.upcneo@davila.cl

 

Fecha de publicación: 18/01/2021