Seleccionar página

Alergias de primavera

Sigue estos consejos para sobrellevar el cambio de estación y aliviar sus molestos síntomas con un tratamiento oportuno.

Los aeroalérgenos son sustancias extrañas que ingresan al cuerpo y pueden producir diversos efectos en las personas, sin embargo, las reacciones más frecuentes son tos, congestión, picazón ocular y nasal. A diferencia de un resfriado común, estas reacciones no generan decaimiento, dolor de cuerpo, fiebre o ardor nasal. 

¿Cómo se producen?

La inmunóloga de Clínica Dávila, Dra. Carla Bastías, asegura que las personas no nacen alérgicas, sino que se puede tener una predisposición genética aumentada heredada por factores como el asma, la dermatitis atópica o alergias alimentarias de los padres.

Para poder enfrentar los síntomas se recomienda evitar lugares de proliferación con plátanos orientales, pasto y jardines con flores. También se sugiere mantener la casa libre de polvo y limpiar diariamente muebles, aspirar alfombras y ventilar en horario de baja polinización, es decir, a mediodía. 

En cuanto al tratamiento, la Dra. Carla Bastías enfatiza en que los antihistamínicos y corticoides inhalados, que se utilizan para aliviar molestias como congestión nasal y comezón, deben ser recetados por un especialista. 

Asimismo, Clínica Dávila cuenta con inmunoterapia específica con alérgenos, una estrategia terapéutica para tratar la causalidad de la alergia mediante una inducción de estado de tolerancia inmunológica. Esto significa que se expone al paciente a lo que le causa esta afección para que su respuesta inmune se acostumbre y sus síntomas vayan disminuyendo. 

“En Clínica Dávila partimos nuestro Centro de Alergias en 2017 y ya hemos dado de alta a muchos pacientes de la inmunoterapia específica con alérgenos, que pasaron de usar tratamiento diario para la rinitis y el asma a necesitar cero medicamentos y utilizar solo en el caso de S.O.S. Esto es un éxito”, señaló la especialista. 

Fecha de publicació: 16/09/21