Seleccionar página
  Blog

Accidente cerebrovascular: ¿Es posible prevenirlo?

No fumar, tener una alimentación sana y realizar actividad física, son factores de riesgo modificables que pueden ayudar a evitar un evento de este tipo.

Los accidentes cerebrovasculares, también conocidos como ACV, se producen por una interrupción de la irrigación sanguínea en el cerebro. Esta es la primera causa de muerte en Chile y una de las principales a nivel mundial. 

Existen dos tipos, el ataque cerebral isquémico, que es el más frecuente y se produce por un bloqueo del flujo normal de sangre hacia el cerebro. El otro es el hemorrágico, que es menos común, pero más letal y se produce cuando se rompe un vaso sanguíneo en el cerebro, originando un derrame.

Ambos provocan la muerte de un pedazo de tejido del cerebro, donde las principales señales de alarma son la pérdida de sensibilidad o fuerza del cuerpo; disartria, que es la dificultad para hablar y modular; y la caída de un lado del rostro. 

El Dr. Jorge Villacura, neurólogo de Clínica Dávila, señala:“Un ACV es una emergencia médica, por lo que es necesario que, frente a los primeros síntomas, se acuda rápidamente a urgencias para administrar los fármacos correspondientes. Si se deja pasar el tiempo, el daño es irreparable”. 

Pese a la gravedad de las secuelas que se pueden producir, hay algunos factores de riesgo que se podrían modificar para prevenirlo. Sin embargo, la edad y enfermedades asociadas como hipertensión o diabetes, aumentan la posibilidad de sufrir un accidente cerebrovascular. 

Principales recomendaciones:

Mantener un estilo de vida saludable, tener una alimentación balanceada y evitar el exceso de alcohol son algunos de los consejos que detalla el especialista: 

  • Controlar la presión arterial y realizar un tratamiento cuando corresponda, al igual que otras patologías cardíacas como arritmias, enfermedad de las válvulas o de las arterias coronarias. 
  • Mantener índices óptimos de colesterol y glicemia, en particular si hay antecedentes familiares de alteraciones.
  • Disminuir el consumo de tabaco y alcohol.
  • Practicar actividad física regularmente, lo que significa, una hora, tres veces por semana o 30 minutos todos los días, para combatir el sedentarismo y obesidad. 

Clínica Dávila cuenta con la Unidad de Tratamiento del Accidente Cerebrovascular (UTAC) la que está conformada por un equipo especializado en el estudio, tratamiento y rehabilitación de esta enfermedad. 

Fecha de publicación: 13/10/21