Blog

Programa cardio metabólico y obesidad de Clínica Dávila: Resuelve tus dudas

El programa de rehabilitación metabólica se basa en la realización de actividad física y ejercicios, los que son guiados por especialistas de Clínica Dávila para evitar cualquier tipo de lesión y evento cardiovascular durante la realización de los mismos.

El sedentarismo incrementa el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares, por lo que resulta fundamental la realización de actividad física para evitar estos males y reducir las probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad.

No obstante, un ejercicio mal ejecutado podría provocar lesiones y malestares que impidan volver a entrenar, de ahí la importancia de que el entrenamiento sea monitoreado y guiado por especialistas.

Todas éstas y otras interrogantes fueron respondidas y abordadas en un nuevo Dávila en Vivo, conversación en directo por Facebook

Para comenzar, Luis Videla, kinesiólogo de Clínica Dávila, explicó en qué consiste el programa cardio metabólico y obesidad de la clínica.

“El programa de rehabilitación metabólica se basa principalmente en la realización de actividad física y ejercicios. Pero la particularidad que tiene es que está prescrita la forma y la intensidad correcta para evitar cualquier tipo de lesión y evento cardiovascular durante la realización del mismo”, detalló el especialista.

Por su parte, María Francisca Gómez, también kinesióloga de Clínica Dávila, especificó los diagnósticos de inclusión que incluye el programa, indicando que está pensado para “los pacientes con sobrepeso, los pacientes con factores de riesgo cardiovascular, como resistencia a la insulina, hipertensión, diabetes, hábito tabáquico, pacientes con enfermedades metabólicas”.

“Pacientes con capacidades funcionales disminuidas en el test de esfuerzo o test de marcha de seis minutos, pacientes con riesgo de trombo, por ejemplo, o pacientes que simplemente quieran mejorar su capacidad cardiovascular con monitoreo cardiovascular con un profesional del ejercicio”, agregó la experta.

¿Dónde ir?

Una persona que come saludable, que tiene sobrepeso y que no practica deporte por falta de motivación, está en condiciones de calificar para el programa cardio metabólico y obesidad de Clínica Dávila.

“Lo ideal es que el paciente vaya a visitar como primera consulta a un médico nutriólogo. Nosotros trabajamos como un equipo multidisciplinario, donde hay kinesiólogo, nutriólogo, médico psiquiatra, cirujano bariátrico, en el caso de requerir, según el paciente, sicólogo y nutricionista”, manifestó la especialista.

La importancia de que un paciente en primera instancia vaya a ver a un médico nutriólogo, se produce porque es justamente el especialista encargado de ver con quién es conveniente derivar a la persona, según su clínica particular.

El kinesiólogo de Clínica Dávila, Luis Videla, se refirió a la importancia y a la labor de los kinesiólogos en el programa, señalando que “la importancia de nosotros en la práctica, principalmente es la ejecución de actividad física y ejercicio, por otro lado, somos la cara más visible para los pacientes, es el profesional al que más frecuentemente ven”.

Debido a su cercanía con el paciente, el especialista asegura que los kinesiólogos corren con la tarea de educar al paciente frente a su tratamiento.

“Tenemos la monitorización del paciente que es frecuente, o sea estamos controlando su peso, sus parámetros hemodinámicos, frecuenta cardíaca, presión arterial de forma constante, entonces somos el control más día a día del paciente frente a un tratamiento que es multidisciplinario”, expuso.

¿Cómo ingresar al programa cardio metabólico y obesidad de Clínica Dávila?

Antes de adherirse al programa de rehabilitación metabólica, lo más importante es que el paciente llegue con un diagnóstico previo, en donde el médico tratante le haya realizado un screening de exámenes complementarios.

Luis Videla, detalla que luego del diagnóstico “nosotros como programa, revisamos su riesgo cardiovascular para saber a qué intensidad vamos a poder tratar a ese paciente, eso es en primera instancia, luego les hacemos un test incremental, tanto en cicloergómetro, que es la bicicleta, como en la caminadora”.

María Francisca Gómez, complementó que “de ese modo vamos a poder hacer una atención segura para el paciente, en cuanto a los beneficios metabólicos que puede conseguir, del ejercicio y su clínica de base”.

“Nosotros somos parte de un equipo multidisciplinario, y los pacientes para acceder a nuestro programa, tienen que tener de primera instancia una consulta con un médico. Generalmente son médicos nutriólogos o cirujanos bariátricos, o médicos psiquiatras, o medicina interna, cardiólogos también, son los que nos derivan”, explicó la experta.

Con la previa atención del doctor y los exámenes necesarios, los pacientes van a tener una orden médica de derivación, con la cual pueden llegar al programa. En general esa orden médica dice kinesiología metabólica, para iniciar con el programa.

Respecto a la primera sesión de entrenamiento, la especialista advirtió que no comienzan con los ejercicios de inmediato, “es una evaluación teórica, donde nosotros conocemos al paciente y accedemos a su clínica en general y ahí le vamos a explicar todas las cosas necesarias para acceder al programa”.

“Además en el lugar hay duchas, lockers, el paciente puede llegar del trabajo, se cambian ahí, es como venir al gimnasio, pero con monitoreo cardiovascular, que lo hace seguro”, agregó la kinesióloga.

¿Son recomendables los ejercicios de fuerza para las mujeres?

En general, los ejercicios de fuerza tienen ciertos mitos, como que son exclusivamente para hombres y que las mujeres podrían ganar exagerada masa muscular tras su realización. No obstante, los expertos de Clínica Dávila se encargaron de derribar estos mitos.

María Francisca Gómez, reveló que “el ejercicio de fuerza siempre es necesario y recomendado por la Organización Mundial de la Salud, combinado esto con ejercicios de flexibilidad y ejercicios de tipo cardiovascular”.

“El ejercicio de fuerza en las mujeres tiene esos mitos, pero en realidad no es real, si es que las mujeres quieren aumentar en masa muscular a cantidades mayores como se teme, tienen que tener suplementos extras, porque por temas hormonales la testosterona propia de las mujeres, no van a aumentar su masa muscular de ese modo, entonces es beneficioso”, advirtió la especialista.

Además de aumentar su masa muscular, una mujer que realiza ejercicios de fuerza va a aumentar su metabolismo basal, que es lo que finalmente la ayudará para su quema calórica diaria.

Asimismo, la importancia del programa se manifiesta en que para realizar cualquier tipo de ejercicio físico, habrá especialistas que sabrán prescribir la cantidad y la calidad del ejercicio, además del número de repeticiones y la carga con la cual se trabaja en ejercicios de fortalecimiento.

Ejercicios personalizados

La intensidad, la carga, la duración, son todos elementos a considerar antes de realizar cualquier tipo de ejercicio.

El programa de rehabilitación metabólica de Clínica Dávila se preocupa de ordenar el entrenamiento y toma en cuenta que ningún paciente es igual a otro.

“Una parte fundamental de la prescripción del ejercicio, es la estratificación de riesgo, entonces yo mediante los factores de riesgo que puede llegar a tener el paciente, veo a qué intensidad lo voy a tratar, eso en una parte”, detalló Luis Videla.

El kinesiólogo agregó que luego de eso, “dependiendo también del objetivo de cada paciente, porque tenemos pacientes que tienen un grado de obesidad muy alto, probablemente los ejercicios van a ser de mucha menor complejidad que los de un paciente que solo tiene sobrepeso, más factores der riesgo y tienen una capacidad funcional mucho más aumentada”.

“Podemos trabajar desde ejercicios funcionales básicos, pararse sentarse por ejemplo, hasta ejercicios pliométricos, de saltos o ejercicios funcionales como sentadillas, estocadas. La dosificación es acorde a cada paciente y hasta estratificación principalmente”, añadió el especialista.

María Francisca Gómez, a modo de ejemplo, complementó que “esa estratificación toma en consideración los factores de riesgo asociados. Un paciente hipertenso puede que esté tomando farmacología, que dé unos números alterados en el monitor, entonces los números que estamos viendo nosotros de esa persona en el ejercicio, no van a ser indicador directo de su trabajo cardiovascular. Según el paciente, es la prescripción del ejercicio”.

Para finalizar, ambos kinesiólogos destacaron los beneficios del programa cardio metabólico y obesidad de Clínica Dávila, recalcando la importancia de mantener un monitoreo cardiovascular de cada uno de los entrenamientos.

La kinesióloga, María Francisca Gómez, llamó a la gente a atreverse y a participar del programa.

“A mí me gustaría dejarlos invitados a todos a participar del programa de rehabilitación cardio metabólico. Quizás no es tan conocido todavía este tipo de entrenamiento con monitoreo cardiovascular por kinesiólogo, pero si lleva muchos años funcionando acá en la clínica y se los recomendamos 100%, nosotros vemos como mejoran nuestros pacientes y nos da mucho gusto verlo así”, aseguró.

Por su parte, el kinesiólogo Luis Videla, advirtió sobre la importancia de educarse. “Infórmense, contrólense, muchos de estos factores de riesgo son muy silentes, la mayoría de la población los presenta, así que todos se ven beneficiados con el ejercicio, pero como les dijimos a una intensidad distinta, y ese es el distintivo del programa, entre ir y no ir a un gimnasio, ¿puede ir?, sí, pero partamos con algo más seguro”, cerró.

Coronavirus

Coronavirus

Lo que debes saber sobre esta enfermedad La salud y el bienestar de nuestros pacientes es una...

leer más