¿Qué es una hernia abdominal?

Podemos definir una hernia abdominal cómo una protrusión de contenido abdominal (que sobresale) a través de una abertura o de un área debilitada de la pared abdominal. Existen varios tipos de hernias abdominales. El médico Cristian Gamboa, jefe del equipo de cirugía general y digestiva de Clínica Dávila, nos aclara: “Cuando nos referimos a hernias de la pared abdominal, hablamos en términos simples de algún bulto, aumento de volumen o masa que se palpa en la pared abdominal. Lo más común es que se presente en las regiones inguinales o en la región umbilical”.

¿Cuáles son los tipos de hernias abdominales?

En la experiencia del cirujano, las hernias abdominales más frecuentes son la hernia inguinal y la hernia umbilical. “Podríamos estimar que la hernia inguinal es un poco más frecuente que la umbilical, y esta patología es un poco más habitual en los hombres que en las mujeres. Pero sin duda, es una enfermedad bastante extendida en la población adulta”. “Ambas hernias tienen riesgo de complicarse, y esto depende del tamaño y de la sintomatología que le esté dando al paciente”, señala.

¿Cuáles son las causas de hernias abdominales?

El cirujano señala que existen zonas débiles en nuestra pared abdominal: la ingle, el ombligo y la línea media del abdomen, en las que frecuentemente se desarrollan hernias en personas que tienen una predisposición desde el nacimiento para desarrollarlas. Esta predisposición genera  alteraciones en el tejido que da la resistencia a nuestra pared abdominal.

El facultativo nos aclara: “Otro factor de riesgo es que en cualquier parte del abdomen en la que el paciente haya tenido una cirugía, es más propensa a desarrollar una hernia abdominal”. “Las cicatrices en el abdomen, posteriores a una intervención quirúrgica, pueden causar deformidad en el tejido y se pueden generar bultos o aumento de volumen”, es decir hernias.

¿Cuáles son los síntomas de hernia abdominal?

Si bien la mayoría de los autores se inclinan a considerar a las hernias como indoloras o escasamente dolorosas, en algunos de los casos, el dolor es un síntoma predominante: Los pacientes en ocasiones describen la presencia de un dolor de carácter “cansado” o de carácter “punzante”. La aparición de dolor está relacionada generalmente con una carga laboral pesada, levantar peso o exceso de actividad.

¿Cuáles son los riesgos de una hernia abdominal?

“El riesgo más importante de las hernias de la pared abdominal es que puedan presentar una complicación aguda como atascamiento o estrangulación”. Insiste el doctor Gamboa: “Debemos tener en cuenta que la hernia es un defecto, es decir un orificio en la capa muscular de nuestra pared abdominal, que es la que da el sostén o mantiene nuestras vísceras en su lugar. Entonces al haber un orificio en esta zona, lo que ocurre es que protruye (se desplaza) el contenido de nuestro abdomen, ya sea tejido graso o asas intestinales”.

“El riesgo más grande para un paciente, es que se puedan atascar las asas intestinales en la hernia y no puedan volver a introducirse en el abdomen. Eso puede ser muy peligroso porque al obstruirse, se puede detener irrigación de esa zona del intestino y necrosarse, es decir, esa parte del intestino muere. Esto requiere de una cirugía de urgencia que puede ser potencialmente muy grave”. Agrega el facultativo: “es por este riesgo que las hernias de la pared abdominal tienen indicación de cirugía”.

¿Qué hernia abdominal es más grave?

El doctor Gamboa indica: “No existe mayor peligro con una que con otra, ya sea que se trate de una hernia inguinal, umbilical, ventral o incisional. Su gravedad dependerá de factores propios de cada caso como, por ejemplo, del tamaño, de la localización exacta de la hernia y de la sintomatología que esté manifestando el paciente”.