La lumbociática es una patología muy común en Chile. Muchas veces se relaciona con la presencia de una hernia de núcleo pulposo (ver cuadro de texto), pero la aparición de la sintomatología clásica de este síndrome puede tener un origen menos frecuente, como un tumor.

Hablamos con el doctor Marcelo Parra, neurocirujano de clínica Dávila, para que nos aclare algunos conceptos sobre el síndrome de lumbociática.

¿Cuáles son los síntomas de lumbociática?

Los síntomas más frecuentes en esta patología tienen que ver con el dolor lumbar (espalda baja). Pero es un dolor lumbar particular, que se extiende hacia las extremidades inferiores (piernas).

Los pacientes presentan además dificultad para caminar. Esto significa que personas que caminaban 10 o 15 cuadras sin alteraciones, comienzan con dolor tras caminar una o dos cuadras. La mayoría de las personas con lumbociática presenta restricciones en el movimiento diario o en el desplazamiento, pero principalmente dolor en las piernas.

La gran mayoría de estas patologías son degenerativas, vale decir patologías benignas. Pero también tenemos un grupo de pacientes cuyos síntomas se relacionan a patologías oncológicas, vale decir tumores. Estás patologías se manejan de forma multidisciplinaria en Clínica Dávila con el equipo de oncología.

¿Por qué se produce la lumbociática o ciática?

El MINSAL (Ministerio de Salud) estima que para un alto porcentaje de los pacientes con dolor lumbar y radicular (irradiado a la extremidad inferior), que persiste por al menos un mes en forma continua, la causa más común es una hernia del núcleo pulposo (HNP). Otros diagnósticos posibles en este tipo de síntomas incluyen: fractura por compresión (4%), raquiestenosis (4%), metástasis u osteomielitis (1%) y otras patologías extraespinales (1%)

El doctor Parra señala: “Los discos intervertebrales son estructuras que van envejeciendo junto con la persona como parte del proceso normal de evolución de la columna. Cada disco envejece a distinta velocidad y en la medida que ocurre va perdiendo líquido. Se producen entonces, micro roturas que hacen que el disco se haga más pequeño y a veces, producto de la deshidratación y de la rotura de los anillos que forman el disco, se produce una hernia del núcleo pulposo. Si esta salida del disco está en una posición en la que ocupe parte del canal lumbar, puede comprimir alguna de las raíces que forman el nervio ciático.

Por otra parte, hay algunos trabajos que están relacionados con mayor lesión de disco, como ocurre por ejemplo con obreros de la construcción, que trabajan con máquinas para moler cemento. Ellos tienen más probabilidades de tener hernia de disco. “También hay algunos deportes que están relacionados con patología discal, aunque no necesariamente con hernia del disco, como el motocross y el descenso en mountain bike”, indica el facultativo.

Exámenes para la detección de la lumbociática

El estudio de imágenes sirve para confirmar la sospecha clínica y para descartar otras causas de dolor radicular, distintas a hernia del núcleo pulposo. Entre las técnicas diagnósticas que se utilizan en la actualidad para detectar la ciática están la tomografía computada (TC) y la resonancia magnética. (RM)

Tratamiento de lumbociática

Si el dolor se irradia hacia la pierna y bajo la rodilla, existe una mayor probabilidad de que los síntomas sean originados por una hernia del núcleo pulposo (HNP) lumbar. Posteriormente a un incidente agudo puede permanecer la dolencia o tener oscilaciones en las que el dolor va y viene durante varias semanas o incluso meses. Respecto al pronóstico de la hernia de disco lumbar, ésta tiene un curso favorable, y la mayoría de los eventos se resuelven espontáneamente o con tratamiento médico farmacológico y kinésico.

En síntesis, el dolor lumbar se maneja primero con tratamiento farmacológico y terapia física, promoviendo que el paciente continúe con su actividades diarias y laborales habituales (en la medida que el dolor lo permita), aunque el tiempo de recuperación es variable según cada paciente.

La cirugía es una opción terapéutica para la hernia discal lumbar, pero sólo cuando los síntomas son persistentes y no responden al tratamiento médico ya mencionado. También se recomienda la cirugía cuando existe compromiso neurológico progresivo. La lumbociática puede ser incapacitante, pero en general tiene buen pronóstico de recuperación si se sigue el tratamiento adecuado.

Hernia del Núcleo Pulposo Lumbar

El núcleo pulposo es una estructura de tejido blando. Se ubica al interior de una especie de cápsula formada por los discos intervertebrales. Se habla de hernia del núcleo pulposo cuando éste se desplaza por fuera del anillo que forma el límite del disco, comprimiendo entonces la médula espinal y las raíces nerviosas que salen de ella. En términos simples, es una pequeña rotura de los discos que existen entre las vértebras, lo que provoca que el material gelatinoso salga y provoque dolor. Se produce por un proceso degenerativo del disco intervertebral.