Blog

¿Qué son las transgresiones alimentarias?

Los problemas estomacales aquejan tanto a niños como adultos y son transversales a cualquier época del año, aunque suelen acrecentarse en verano donde las gastroenteritis son frecuentes en los servicios de urgencia infantil. Pero no todos los dolores de estómago son producto de infecciones o intoxicaciones, es aquí donde aparece la “Transgresión Alimentaria”.

Una transgresión alimentaria se produce cuando la ingesta de alimentos excede el límite habitual, y también se sobrepasa la cantidad de comida que el cuerpo almacena, por ejemplo, en los intestinos. En palabras sencillas, comer en exceso. Gustavo Valderrama Burmeister, jefe del servicio de urgencia materno-infantil de Clínica Dávila, señala que “puede presentarse con síntomas que simulan una gastroenteritis aguda, pero no se inflama el intestino, sino que se distiende”. La diferencia principal entre este cuadro de molestias estomacales y una gastroenteritis aguda, es que esta última presenta un cuadro febril producido por bacterias que llegaron al organismo por alimentos contaminados, en el caso de niños, muchas veces por no lavarse las manos antes de cada comida.

Síntomas de Transgresión alimentaria

  • Dolor abdominal.
  • Sensación de pesadez estomacal.
  • Gases.
  • Hinchazón.
  • Acidez.
  • Diarrea.
  • Vómitos.

Es en vacaciones, fines de semana largo y festividades, cuando los niños comen en exceso o cambian su dieta habitual y modifican sus horarios de alimentación excediendo a veces las cantidades que pueden comer. También es habitual que a los niños se les pida “comerse toda la comida”. Los especialistas indican que se debe respetar la saciedad de los niños y que no deben ser obligados a comer más de lo que pueden.

Para prevenir la transgresión alimentaria en niños es clave respetar las cantidades de comida recomendadas por pediatras y especialistas en nutrición. Hasta los cuatro años de edad, las comidas no deberían superar los 200 cc, es decir, una taza de comida que incluya proteína, verduras y carbohidratos de manera balanceada.

¿Qué hacer en caso de transgresión alimentaria?

Por lo general, las molestias tras comer en exceso no son graves. Suelen aliviarse tras el vómito en caso de presentarse. Sin embargo, se debe tener en cuenta que en el caso de niños y adultos mayores este cuadro de dolor estomacal podría agravarse si, por ejemplo, la diarrea y vómito se presentan con mucha frecuencia o se mantienen por un tiempo prolongado mayor a un día. Las complicaciones están asociadas a la deshidratación que produce la pérdida de líquido por el vómito y la diarrea, especialmente en niños, quienes tienen un recambio de agua corporal total en aproximadamente 48 horas, según indica el especialista de urgencias infantiles de Clínica Dávila.

Las medidas que los padres pueden tomar en caso de transgresión alimentaria con molestias leves o moderadas son las siguientes:

  • Reposo por un par de días.
  • Dieta blanda evitando la fibra que potencia la diarrea.
  • Dieta rica en líquidos para mantener el cuerpo hidratado.

En caso de severo dolor, diarrea y vómito excesivo y presencia de fiebre, se debe recurrir al servicio de urgencias cercano para que los pacientes sean evaluados y sigan otro tratamiento si corresponde.