¿Qué es la cefalea?

En términos médicos la Cefalea corresponde al dolor de cabeza de tipo recurrente. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), es un trastorno común que involucra una afección del sistema nervioso. Afecta al sujeto al punto de limitar sus actividades de la vida diaria y su participación en aquello programado en la cotidianidad. Es una enfermedad que afecta a todo tipo de personas, sin diferenciar entre edad o sexo.

El malestar generado por una cefalea puede ser percibido como dolor en cualquiera de las porciones del cráneo y puede presentarse de forma espontánea o, en condiciones patológicas, después de hacer actividades como toser, despertar, agacharse o moverse. Incluso puede haber dolor de cabeza con náuseas y vómitos en caso de ser de alta intensidad.

Tipos de Cefaleas

Actualmente las cefaleas se dividen en dos grandes grupos: cefalea tensional y migraña (jaqueca). Ambas requieren de manejo por profesional médico, donde el tratamiento no sólo incluye medidas farmacológicas, sino que además, educación y modificación de hábitos cotidianos que pueden favorecer la recidiva (repetición) de los episodios.

Mireya Balart, neuróloga de Clínica Dávila nos comenta: “el dolor de cabeza, en términos médicos se llama cefalea y hay distintos tipos. Los dos grandes principales son los de tipo tensional y la jaqueca o migraña, sinónimos, a la que antiguamente se le llamaba cefalea vascular. Actualmente sabemos que la migraña o jaqueca tiene un componente neuronal, es el sistema nervioso el que falla y tiene un antecedente genético asociado”.

Las cefaleas de tipo tensional se presentan con mayor frecuencia como episodios de dolor de cabeza que, en casos crónicos, pueden prolongarse por más de 15 días. Afecta en mayor proporción a la población femenina y suele expresarse durante la adolescencia. Guardan directa relación con lesiones osteomusculares del cuello y el dolor suele referirse desde esta zona hacia el cráneo. El dolor, por lo tanto, se acompaña de tensión y de contracturas musculares que generan aún mayor sensación de incomodidad.

Una persona que sufre de jaquecas recurrentes supone una carga emocional tremenda debido al desmedro en la calidad de vida, costos económicos asociados y en algunos casos ausentismo laboral. Además de esto, no sólo es el individuo el que se ve afectado, sino que también se ven alteradas las relaciones interpersonales y la convivencia familiar. Cuando la cefalea se torna crónica puede además predisponer a la aparición de trastornos como la depresión o la ansiedad, que estadísticamente afectan en menor medida a personas sanas.

Las jaquecas, también conocidas como migrañas, suelen tener su presentación clínica en la pubertad y son más frecuentes en pacientes entre los 35 y 45 años, especialmente en mujeres debido a influencias hormonales. Corresponden a un trastorno que se asocia con la liberación de sustancias químicas en el encéfalo que genera irritación en los nervios del cráneo. Las migrañas generan dolor de cabeza de intensidad moderada a severa, normalmente unilateral (en un solo lado de la cabeza), y característicamente acompañado de náuseas.

El consumo excesivo y crónico de medicamentos para combatir el dolor de cabeza también puede generar la presencia de estos trastornos. El dolor se describe como opresivo y persistente, que puede ser de peor intensidad al despertar por las mañanas.