Blog

Miomas uterinos: Síntomas y causas

Los miomas uterinos son la forma más frecuente de tumoración pélvica femenina.

Una gran mayoría no producen síntomas, mientras que otros pueden ocasionar sangrados uterinos abundantes, dolor y sensación de peso pélvico.

El mioma es una tumoración de características benignas que se presenta en el útero. Su frecuencia puede llegar hasta el 40% en las mujeres en edad reproductiva.

Causas de los miomas uterinos

Pese a que los médicos no han podido saber la causa exacta que origina los fibromas uterinos, las investigaciones y la experiencia clínica apuntan a algunas causas posibles:

  • Hormonas: el estrógeno y la progesterona, son dos hormonas que provocan el desarrollo de la pared del útero en cada ciclo menstrual como preparación para el embarazo y parecen originar el crecimiento de fibromas. Los fibromas tienden a acortarse luego de la menopausia debido a una baja en la producción de hormonas.

 

  • Cambios genéticos. Muchos fibromas contienen cambios en los genes que difieren de los que se encuentran presentes en las células normales del músculo uterino.

 

  • Otros factores de crecimiento. Las sustancias que ayudan al cuerpo a conservar los tejidos, como el factor seudoinsulínico de crecimiento, pueden afectar el crecimiento del fibroma.

El doctor David Eisen, Ginecólogo de Clínica Dávila, argumenta que “hay algunos factores de riesgo que se relacionan con la aparición de los miomas y son el no haber tenido nunca hijos, la herencia, la obesidad y la menarquia (primera regla) muy temprana”.

Síntomas

En gran medida los miomas uterinos no producen síntomas, pero en aquellas mujeres que sí lo hacen, estos pueden verse influenciados por diferentes factores como el tamaño, la ubicación y la cantidad de los fibromas.

En el caso de las mujeres que muestran síntomas, los indicios más frecuentes de los miomas uterinos son:

  • Sangrado menstrual intenso.
  • Dolor menstrual.
  • Dificultad para orinar.
  • Dolor de espalda o piernas.
  • Períodos menstruales que duran más de una semana.
  • Necesidad de orinar con frecuencia.
  • Presión o dolor pélvicos.
  • Estreñimiento.

Respecto al dolor que pudiese existir en una mujer que tiene un mioma uterino y que mantiene relaciones sexuales, el médico especialista aclara que “en general los síntomas de dolor y sensación de peso pélvico pueden causar dolor y molestias con la relación sexual o afectar la calidad de vida si la sintomatología se prolonga en el tiempo”.

¿Los miomas uterinos pueden dejar infértil a una mujer?

Lo cierto es que si pueden dificultar la posibilidad de quedar embarazada a una mujer, así como también están asociados a una posible causa de abortos de repetición.

Los miomas del tipo subseroso, son los más habituales y se desarrollan hacia afuera del útero, por lo que no impiden la gestación.

Lo mismo con los miomas de tipo intramural, que pese a ser de un gran tamaño, tampoco están vinculados con complicaciones de fertilidad.

Sin embargo, el médico experto agrega y aclara que “en general la infertilidad no es una consecuencia de los miomas, a menos que éstos tengan una localización submucosa (dentro de la cavidad uterina), lo que podría afectar la capacidad implantatoria de un huevo fecundado (blastocisto)”.

Los miomas submucosos, al estar emplazados en el endometrio, pueden bloquear la entrada del óvulo a las trompas de falopio u obstaculizar la creación del embrión.

En caso de que se dé la gestación, puede aparecer un aborto espontáneo, casi siempre durante el primer trimestre de embarazo.