Las hernias del núcleo pulposo (HNP) son una patología degenerativa de la columna vertebral, que se pueden presentar también de forma aguda a causa de un traumatismo o sobrecarga en un segmento de la columna.

El doctor Marcelo Parra, neurocirujano de Clínica Dávila, explica que “las hernias de núcleo pulposo pueden aparecer en cualquier lugar de la columna, pero comúnmente se producen en la región lumbar o en el segmento cervical y, según datos del Ministerio de Salud (Minsal), es una patología de gran impacto económico para la sociedad, ya que es una causa frecuente de incapacidad laboral en personas menores de 50 años”.

Asimismo, señala que “esta patología se produce en los discos intervertebrales, los que se encuentran entre las vértebras de la columna vertebral. Un disco vertebral se asemeja a una pequeña esponja gelatinosa de centro blando con un revestimiento externo llamado anillo discal. Una hernia discal se produce cuando parte del material más blando y “gelatinoso” de este disco, pasa a través de una ruptura o desgarro del anillo provocando irritación a los nervios cercanos y causando dolor muy intenso, conocido como lumbociática (cuando afecta la columna lumbar) y como cervicobraquialgia (cuando comprometen la columna cervical)”.

Causas de la hernia de disco

La hernia de disco puede ser el resultado del desgaste gradual de la columna, pero también secundaria a esfuerzos físicos o traumatismos agudos. A medida que envejecemos, los discos vertebrales pierden su hidratación, esto los hace menos elásticos y más susceptibles al desgarro o a la rotura.

Factores de riesgo de hernia de núcleo pulposo (HNP)

Respecto a los factores de riesgo, el doctor Marcelo Parra señala que “aparte de la predisposición genética, los principales factores de riesgo para fomentar o incrementar la patología degenerativa de la columna vertebral se relacionan con el sobrepeso, la vida sedentaria, el tabaquismo crónico, el sobre esfuerzo físico y el ejercicio exigente e inadecuado”.

Síntomas de la hernia del núcleo pulposo lumbar

La sintomatología es diversa, pasando desde un simple dolor lumbar o lumbago, hasta un dolor intenso que se expande hacia una o ambas extremidades inferiores, conocido como ciática, asociado a hormigueos y falta de fuerza.

Síntomas de la hernia del núcleo pulposo cervical

Los síntomas también suelen ser diversos, desde dolor cervical hasta un dolor muy intenso y molesto que se irradia hacia una o ambas extremidades superiores, incluso hasta los dedos de la mano.

Tratamiento de la hernia de núcleo pulposo

El doctor Parra explica que “el tratamiento para la mayoría de las hernias del núcleo pulposo es inicialmente conservador, es decir, se tratan habitualmente con medicamentos y terapia kinésica con buenos resultados, pero cuando el dolor es invalidante, prolongado en el tiempo y se asocia a alteraciones neurológicas progresivas, como falta de fuerza o alteraciones de la sensibilidad pueden requerir tratamiento quirúrgico”.

También agrega que “el tratamiento quirúrgico bien indicado es seguro y regularmente provee de alivio inmediato de los síntomas radiculares provocados por las hernias del núcleo pulposo. En el caso de las hernias del núcleo pulposo lumbar, su tratamiento quirúrgico en Clínica Dávila es, en la mayoría de los casos, ambulatorio, de tal manera que los pacientes que cumplen con los requisitos son operados durante la mañana y reciben el alta en el transcurso de la tarde del mismo día, gracias a un experimentado centro de cirugía mayor ambulatoria. Asimismo, el tratamiento quirúrgico de las hernias del núcleo pulposo cervical, habitualmente necesita de una noche de hospitalización. El tiempo de recuperación es variable en cada paciente, pero la mayoría logra volver a sus actividades laborales habituales alrededor de los 30 días luego de su cirugía”.

¿Qué riesgos tiene este procedimiento?

La cirugía de las hernias del núcleo pulposo son procedimientos seguros en manos de especialistas con experiencia. Los riesgos en pacientes sanos son escasos y bien controlados.

Por último, el doctor Parra, Jefe de la Unidad de Neurocirugía y Cirugía de Columna señala que Clínica Dávila cuenta con un completo y experimentado equipo multidisciplinario de cirugía de columna, compuesto por neurocirujanos y traumatólogos especialistas, fisiatras, kinesiólogos, psicólogos y otros profesionales, quienes atienden a los pacientes y ofrecen la mejor opción terapéutica para cada caso.

Tabaco: Factor de riesgo

El neurocirujano Marcelo Parra de Clínica Dávila es enfático: “El tabaco tiene una relación muy estrecha con los procesos degenerativos, no solamente de la columna sino de todas las articulaciones del cuerpo. Por lo tanto, dejar de fumar es fundamental para tener una vida sana”.

El llamado de los especialistas es a hacer ejercicio de manera responsable; un ejercicio que nos permita mantener fortificada la musculatura abdominal paravertebral y no provoque una lesión por exceso de carga.