La mayoría de nosotros sabemos lo importante que es hacer ejercicio para nuestra salud cardiovascular. Si bien durante los últimos años ha aumentado el número de personas que realiza actividad física de modo regular, el ejercicio frecuente aún es un tema pendiente entre muchos chilenos.

Al respecto, el cardiólogo de Clínica Dávila Ángel Puentes señala que, en primer lugar, es importante considerar el contexto del paciente. “Algunas personas no pueden hacer deporte, pero pueden caminar. En estos casos el ideal es una hora al día. No obstante, se puede comenzar con un mínimo de media hora tres veces por semana e ir incrementando paulatinamente el tiempo y la intensidad del ejercicio”. Además, es necesario recordar que un paciente sedentario debe comenzar a realizar actividad física de forma gradual y evitar los deportes competitivos, al menos al principio.

Importancia y beneficios de la vida sana y el ejercicio

Para gozar de buena salud no solamente es importante hacer ejercicio, sino que esta actividad debe ser acompañada de otros hábitos como evitar el consumo de tabaco y alcohol además de tener una dieta balanceada, entre otros. “Resulta evidente que el ejercicio es muy bueno para prevenir patologías cardiacas, así como hipertensión, diabetes u obesidad. Pero ciertamente no obtendremos el mismo resultado si salimos a trotar una vez al año, comparado con una caminata moderada a diario. Justamente esta permanencia, intensidad y regularidad en el tiempo, son los factores que determinan una respuesta adaptativa favorable de nuestro organismo, y protegen nuestro corazón de un infarto u otro problema cardiaco”, agrega el doctor Puentes.

Las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud) en relación con la cantidad de actividad física que favorece un buen estado de salud, son las siguientes:

Ejercicio en Adultos (De 18 a 64 años)

  1. Los adultos de 18 a 64 años deben acumular un mínimo de 150 minutos semanales de ejercicio aeróbico, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.
  2. La actividad aeróbica se debe practicar en sesiones de 10 minutos de duración como mínimo.
  3. A fin de obtener aún mayores beneficios para la salud, que los adultos en este grupo de edad aumenten hasta 300 minutos por semana la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien hasta 150 minutos semanales de actividad física intensa aeróbica, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.
  4. Dos veces o más por semana, deben realizar actividades de fortalecimiento de los grandes grupos musculares.

Ejercicio en Adulto Mayor (De 65 años en adelante)

  1. Los adultos de 65 en adelante deben dedicar 150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas aeróbicas, o bien algún tipo de actividad física vigorosa aeróbica durante 75 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.
  2. La actividad se debe practicar en sesiones de 10 minutos como mínimo.
  3. A fin de obtener mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edad deben aumentar hasta 300 minutos semanales la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien acumular 150 minutos semanales de actividad física aeróbica vigorosa, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.
  4. Las personas mayores con movilidad reducida deberían realizar actividades físicas tres días o más a la semana para mejorar su equilibrio e impedir las caídas,
  5. Conviene realizar actividades que fortalezcan los principales grupos de músculos dos o más días a la semana.
  6. Cuando los adultos de mayor edad no puedan realizar la actividad física recomendada debido a su estado de salud, se mantendrán físicamente activos en la medida en que se lo permita su estado.

Estos consejos permitirán a las personas mejorar sus funciones cardiorrespiratorias y musculares, además de mantener la salud ósea y de reducir el riesgo de sufrir enfermedades no transmisibles o depresión.