Blog

Accidente cerebrovascular y sus síntomas

El aumento de los accidentes cerebrovasculares (ACV) en personas jóvenes

Asintomáticos y silenciosos. Así son los accidentes cerebrovasculares (ACV), que se presentan en personas que mantienen ciertos factores de riesgo, como presión arterial alta o tabaquismo. Sin embargo, en los últimos años la manifestación de los infartos cerebrales ha ampliado su rango de edad, afectando incluso a personas de 45 años, cuando antes se producían mucho después de los 50 años. Los accidentes cerebrovasculares son una de las principales causas de muerte en Chile, según datos del Ministerio de Salud (Minsal).

El neurólogo de Clínica Dávila, Jorge Villacura, señala que los infartos cerebrales se presentan actualmente en personas más jóvenes debido a que este grupo de la población ha adquirido una mayor cantidad de factores de riesgo en los últimos años. “La gente joven en Chile es cada vez más obesa, tiene más hipertensión y hay más incidencia de diabetes. Si a eso agregamos el colesterol alto, tabaquismo y consumo de drogas, nos damos cuenta que los infartos cerebrales que antes veíamos de forma frecuente después de los 55 años, ahora los vemos en gente más joven, a los 45 o 50 años.

“Los accidentes vasculares en Chile tienen una distribución propia de los países desarrollados, donde la mayoría son por infarto cerebral, esto es entre el 70% u 80% del total de los accidentes vasculares”, dice Villacura. Por esto la prevención de estas patologías se hace sumamente importante, comprometiéndose con una vida sana y de hábitos saludables a largo plazo.

¿Qué es un accidente cerebrovascular?

El experto señala que el infarto cerebral se produce por la oclusión (obstrucción) de una arteria y la falta de llegada de sangre y oxígeno a parte del tejido cerebral. “La menor cantidad de ACV, dice Jorge Villacura, corresponde a los infartos hemorrágicos, que se producen por la ruptura de una arteria. Estos infartos representan el 20 ó 30 por ciento del total de los accidentes vasculares. Este tipo de infarto cerebral ha disminuido su cantidad en el tiempo, debido a que en Chile hemos logrado un mejor control de la presión arterial”.

Síntomas previos a un infarto cerebro vascular

Contrario a lo que ocurre en un infarto al corazón, los accidentes vasculares usualmente no duelen. Esto determina que los pacientes no concurran de manera oportuna a la urgencia. “En el infarto cerebral, comúnmente no hay dolor, entonces lo que debemos hacer los especialistas es educar a la población para reconocer los síntomas de un infarto cerebral”.

Es fundamental detectar esta afección apenas comienza. Cualquier síntoma de inicio agudo, es de cuidado, en particular si hay pérdida o disminución de conciencia. Otros síntomas de alerta son dificultades bruscas del lenguaje, falta de fuerzas, falta de sensibilidad, pérdida del equilibrio, trastornos de la marcha. Todas estas son señales de que hay que tomar rápidas medidas. Y esas medidas son principalmente acudir de forma inmediata a la urgencia”, dice Villacura.

El experto agrega: “cuando una persona tiene un infarto cerebral, se puede rápidamente destapar la arteria afectada y así reconstituir el flujo sanguíneo y evitar que se genere un daño permanente. La ventana para eso es de unas cuatro horas y media. O sea, si una persona al mediodía tiene una pérdida de lenguaje brusco y falta de fuerza en el lado derecho del cuerpo, tiene que llegar lo antes posible a una urgencia. En términos prácticos si la sintomatología comienza a las 12 del día tenemos hasta las 16:30 aproximadamente para iniciar un tratamiento endovenoso.

Si una vez aparecidas las señales de alerta el paciente acude con prontitud a la urgencia, por ejemplo, 30 minutos después de ocurrido el accidente cerebrovascular, sus posibilidades de responder bien al tratamiento son mucho mejores que si deja pasar más tiempo. El doctor Villacura recalca que el procedimiento con fármacos funciona de forma eficiente hasta con cuatro horas de evolución del infarto.

En muchos centros se tiene la posibilidad de destapar la arteria afectada vía endovascular, por medio de un catéter. Esto permite sacar de manera intraarterial el trombo hacia el exterior. “Una vez que el paciente llega a urgencias, se realiza una imagen del cerebro para saber si lo que tuvo fue un infarto, o si corresponde a una hemorragia, y según eso se determina el tratamiento a seguir”. “El factor tiempo en un accidente cerebro vascular es fundamental”, finaliza el facultativo.