Seleccionar página

Prevención cáncer de próstata

Se encuentra en el tercer lugar dentro del listado de mortalidad por cáncer en hombres.

Esta enfermedad se origina cuando las células ubicadas en la glándula prostática crecen sin control, tiene prevalencia en hombres mayores de 50 años y su detección temprana es de vital importancia, ya que en etapas iniciales no genera síntomas.

El Dr. Cristián Urzúa, urólogo de Clínica Dávila, indica que la causa exacta se desconoce, pero se sabe de algunos marcadores de riesgo que podrían aumentar las posibilidades de aparición: “Hay dos preponderantes, una es la edad y otra son factores hereditarios”.

Es así que un hombre mayor de 45 años o con factores de riesgo debiera realizarse un chequeo preventivo que consiste en:

–  Palpación Rectal: Por medio de este examen, el especialista puede evaluar el tamaño y principalmente la consistencia de la próstata, detectando áreas sospechosas de cáncer.

– Prueba de antígeno prostático específico: Examen de sangre que mide la enzima que produce la próstata. Esta molécula se eleva en los pacientes que presentan cáncer y permite, de esta forma, evaluar el riesgo de tener esta enfermedad.

Específicamente sobre este último examen, el doctor Urzúa explica: “En el caso de detectar que el antígeno prostático está elevado o se encuentra alguna anomalía en la próstata, se considera una señal de alerta y se deben realizar estudios complementarios que puedan descartar otras patologías o confirmar el diagnóstico”.

Tratamiento del cáncer de próstata:

Confirmada la presencia de cáncer, el especialista define ciertos factores para la realización de un tratamiento, entre los que se encuentran el tipo tipo de cáncer, su etapa de evolución y la edad del paciente. Entre las terapias habituales están:

  • Vigilancia activa: tipo de tratamiento para cáncer de bajo riesgo, que consiste en pruebas periódicas del antígeno prostático y controles.
  • Cirugía: Prostatectomía radical, que consiste en extraer toda la próstata junto con las vesículas seminales y los ganglios linfáticos pelvianos (via abierta o laparoscopia robótica)
  • Radioterapia: Externa o mediante la instalación de semillas radioactivas conocido como braquiterapia.

En contraste con otros tipos de cánceres, el de próstata cuenta con procedimientos que permiten su detección temprana, etapa donde precisamente tiene el mejor pronóstico y una sobrevida que puede superar el 80%. 

Fecha de publicación: 15/06/2021.