Seleccionar página

La huella de Raimundo: “Cuando nuestra familia no pudo estar cerca, ustedes estuvieron con nosotros”

Con solo 3 meses, Raimundo Valverde fue diagnosticado con un rabdomiosarcoma, un extraño cáncer que suele desarrollarse en el tejido blando del cuerpo y, en la mayoría de los casos, afecta a los niños. 

Su madre, Marcela Estay, supo que algo no estaba bien cuando descubrió una protuberancia en el muslo izquierdo de su hijo, lo que resultó ser un tumor. Desde su detección, los padres de “Rai” debieron pasar por un largo proceso para confirmar el diagnóstico y el tratamiento para salvar su pierna.

La madre recuerda el temor que sintió al escuchar la palabra cáncer. “Nos dijeron que podía quedar cojo, que podía perder la pierna, que le iba a costar mucho aprender a cambiar”, pero fue recibido en el Centro Integral del Cáncer de Clínica Dávila por el Dr. José Santander, coordinador de Oncología Pediátrica.

“Uno de los desafíos que uno tiene con estos pacientes al hacer el diagnóstico e iniciar el tratamiento, es acompañar a las familias en todo el camino que tienen que recorrer al tener un hijo o hija con cáncer”, señala el especialista.  

Marcela recuerda este difícil momento, pero también el apoyo que recibió por parte del equipo médico. “Cuando nuestra familia no podía estar cerca, ustedes estuvieron con nosotros. Sin duda fue una etapa dolorosa, pero ustedes nos dieron mucha alegría, mucho amor y eso nos sirvió un montón”.

A pesar de la difícil situación que les tocó enfrentar, la familia de Raimundo mira el futuro con optimismo. El menor aprendió a caminar, terminó su tratamiento de quimioterapia y hoy lleva una vida completamente normal.

Pequeñas Huellas, Grandes Historias:

En reconocimiento a la valentía y la fuerza de niños como Raimundo nace “Pequeñas Huellas, Grandes Historias”, una iniciativa del equipo médico de plasmar el esfuerzo que hacen los pacientes pediátricos del Centro Integral del Cáncer durante su tratamiento. 

“Hemos querido crear un mural que sea parte de la Clínica, donde  una vez terminada su terapia, en un acto simbólico, estampen su mano con pintura, dejando una huella imborrable para toda nuestra institución”, señala la Dra. Carolina Asenjo, Directora Médica de Clínica Dávila.

Para conocer más de esta iniciativa visita www.pequenashuellasgrandeshistorias.cl y conoce las huellas de otros pacientes como Raimundo.

Fecha de publicación: 13/07/2021.