El cáncer de mama comúnmente se descubre en forma de tumor, producto de una serie de lesiones que se producen en la mama, que si no son encontradas a tiempo terminan por convertirse en uno.

Para evitar esto, es necesario que las mujeres comiencen desde los 40 años a realizarse la mamografía y ecografía mamaria anualmente.

Es importante que, si una mujer tiene menos de 40 años, pero se palpa algo en una mama, tiene algún tipo de descarga por el pezón o presenta cualquier tipo de signo que parezca que no es normal, consulte a un especialista, para que éste defina si es necesario que se realice exámenes.

Por otro lado, si la madre de la paciente tuvo cáncer de mama, la doctora Marcela Amar, cirujano de mamas de Clínica Dávila, asegura que debe comenzar a realizarse los exámenes 10 años antes de la edad en que se presentó el cáncer a su mamá, o a los 40 años, lo que pase primero.

Además, para complementar es bueno que las mujeres se realicen el autoexamen mensualmente, no obstante, éste debe estar acompañado de mamografía y ecografía mamaria de forma anual.

Factores de riesgo

A pesar de que el cáncer de mama es una patología que puede afectar a hombres, se presenta principalmente en mujeres, por diferentes motivos. La doctora Amar aclara que es más probable que se presente por trastornos hormonales como la menarquia precoz y la menopausia tardía, en pacientes que no han tenido lactancia antes de los 35 años, por sobrepeso u obesidad y en mujeres que nunca han estado embarazadas.

Tratamiento

El tratamiento para el cáncer de mama no es el mismo para todas las pacientes, ya que va a depender del tipo de tumor que tenga cada una, por lo tanto, es algo más bien personalizado. Sin embargo, en todos los casos se basa principalmente en la cirugía de la mama.

Además, esta cirugía puede complementarse con quimioterapia, radioterapia y en algunos casos con hormonoterapia; lo que cambia en cada paciente es el orden y el tipo de tratamiento. “Hay un orden, pero no es igual para todas las pacientes, porque en algunos tipos de tumor uno parte por la quimioterapia antes de la cirugía, en otras, partimos por la cirugía, después se hace quimioterapia y radioterapia, y en algunas se hace sólo cirugía y radioterapia”, afirma la especialista.

Tipos de cirugía

La doctora Amar explica que existen cuatro tipos de cirugía para extirpar el cáncer, dos de ellas se realizan en la mama y las otras a nivel axilar.

Se habla de cirugía conservadora cuando se puede extirpar el tumor con márgenes libres, conservando la mama. En este caso, la cirugía se realiza de forma ambulatoria y la paciente siempre va a radioterapia para complementar el tratamiento.

Cuando el tumor es demasiado grande o hay más de uno y están separados por al menos cinco centímetros, hay indicación de hacer una mastectomía total, lo que significa que se debe sacar la mama completa. Sin embargo, en estos casos, en Clínica Dávila, el equipo oncológico trabaja en conjunto con el equipo de cirugía plástica para realizar una reconstrucción inmediata de la mama.

En lo que respecta a la axila, se puede realizar una cirugía en la que se extrae el ganglio centinela, que es donde se drena el tumor, o una disección axilar, lo que significa que se deben retirar todos los nódulos linfáticos de la axila, ya que en una biopsia previa se mostraron positivos.