Blog

Calorimetría indirecta: Forma de medir calorías gastadas en reposo

La cantidad de calorías que se ingieren diariamente son sumamente relevantes cuando las personas buscan disminuir, mantener o aumentar su peso.

Es por esto que, la calorimetría indirecta juega un rol fundamental. Así lo evidencia Marcela Salazar, nutricionista de Clínica Dávila.

“La caroleometría indirecta sirve para que te pueda dar una información en cuanto al plan, a las calorías de tu plan de alimentación”, comenta la especialista.

“Porque este mide el metabolismo basal. Todos gastamos distinto. Entonces, este va a decir exactamente, cuánto gasta tu cuerpo en reposo y con eso, te van a poder adecuar un plan de alimentación a ese gasto”, agrega.

¿Para qué sirve la calorimetría indirecta?

Existen una serie de fórmulas para calcular calorías. No obstante, la calorimetría indirecta es la herramienta nutricional más exacta para medir el gasto energético basal.

Una vez que los pacientes estiman su gasto calórico real, pueden prevenir efectos de hipo e hiper alimentación.

Dicho gasto de energía se produce por un intercambio de gases, por lo que, este examen se realiza con un equipo que mide el consumo de oxígeno y producción de dióxido de carbono cuando el paciente está en reposo.

Así, los resultados muestran la relación que existe entre la oxidación de carbohidratos y grasas.

De acuerdo a lo comentado por la nutricionista, “la información obtenida con la calorimetría ayuda a recomendar un plan nutricional”.

También, es importante considerar que, si este examen se realiza en conjunto con una bioimpedanciometría, se pueden obtener mejores estadísticas de cómo está funcionando el cuerpo.

¿En qué consiste el examen para conocer las calorías que gasto en reposo?

Para medir el gasto basal de calorías, el paciente debe recostarse en posición horizontal con un casco. Este elemento tiene una manguera que lo conecta a una máquina que procesa el aire que expulsa cuando respira.

Una vez que el casco está instalado, el paciente sólo debe quedarse quieto y respirar.

De esta forma, en un tiempo máximo de 15 minutos, se toma una medición exacta de las calorías que los pacientes gastan en reposo.

Además, los resultados se dan inmediatamente y se entrega un informe detallado de estos.

Pre-requisitos

De acuerdo a la especialista de Clínica Dávila, los requisitos previos que se deben cumplir para hacerse este examen son:

  • Ayuno de entre 8 y 12 horas (Sin líquidos y sólidos).
  • Que el examen sea realizado durante las primeras horas de la mañana. (El paciente debe llegar 30 minutos antes).
  • No debe tener aporte de oxígeno extra con alguna naricera o mascarilla.
  • Nada de té o café durante las últimas 12 horas previas al examen.
  • No realizar actividad física 24 horas antes del examen.
  • Prohibido el cigarro 24 horas previas al examen.
  • No dormir, hablar o moverse mientras dura el examen.

Asimismo, es importante destacar que este examen no se lo pueden realizar mujeres embarazadas, ni pacientes con fiebre u obstrucción nasal- bronquial de moderada a severa.

Finalmente, cabe destacar que en Clínica Dávila este examen se puede realizar con y sin orden médica.