Seleccionar página

Síndrome inflamatorio multisistémico, ¿cómo reconocerlo?

También conocido como PIMS por sus siglas en inglés, es una inflamación que se presenta principalmente en grupos de niños y adolescentes semanas después de haber contraído COVID-19.

No es ajeno para nadie el aumento de casos por la pandemia que ya lleva más de un año en nuestro país y ahora, se ha sumado la aparición de un cuadro inflamatorio agudo que afecta principalmente a la población menor de 16 años. Si bien es un trastorno poco frecuente, su diagnóstico precoz suele tener, en la mayoría de los casos, una evolución favorable.

Según la Organización Mundial de la Salud aún no hay datos sobre la cantidad de casos en Latinoamérica, lo que sí se ha podido comprobar es que existe una relación directa con la infección por COVID-19 o contacto estrecho. Esta patología tiene características muy parecidas a la enfermedad de Kawasaki y al síndrome de choque tóxico, ya que ambas también provocan que los vasos sanguíneos se inflamen y puedan cerrarse.

¿Cómo reconocer un caso de PIMS?

Los síntomas y signos de esta nueva patología son comunes a otros tipos de enfermedades infecciosas, por lo que es la opinión médica la que debe ponderar este diagnóstico y muchas veces puede requerir de pruebas de laboratorio confirmatorias. 

  • Evidencia de infección por COVID-19 o contacto estrecho
  • Fiebre que dura 24 horas o más
  • Dolor de estómago, diarrea y/o vómitos
  • Salpullido o exantema en la piel
  • Agotamiento intenso
  • Dificultad respiratoria
  • Conjuntivitis sin secreción (ojos rojos)
  • Enrojecimiento o hinchazón (manos, pies, labios)
  • Cefaleas, mareos o aturdimiento

Como el factor denominador es el contacto estrecho o haber tenido coronavirus la recomendación sigue siendo el autocuidado. Por eso, ante la presencia de cualquiera de los síntomas descritos, es importante consultar con un médico para iniciar un tratamiento que permita detener el avance de la enfermedad. 

Fecha de publicación: 09/04/2021