www.davila.cl La buena salud para todos 2019-01-17T16:06:04Z http://www.davila.cl/feed/atom/ Ximena Bissieres <![CDATA[Cinco recomendaciones para padres de niños y adolescentes que quieren llevar una dieta vegana]]> http://www.davila.cl/?p=6226 2019-01-17T16:06:04Z 2019-01-17T16:06:04Z Cinco recomendaciones para padres de niños y adolescentes que quieren llevar una dieta vegana

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]Se llama “veganismo” a la práctica que rechaza el uso y consumo de todos los productos y servicios de origen animal. Es un término que comenzó a ser utilizado en la década de los 40, por Donald Watson, un británico fundador de la primera Sociedad Vegana del mundo que murió a los 95 años de edad.

Desde entonces, sus planteamientos y filosofía se repartieron por el mundo y hoy gana cada día más adeptos, también en Chile. Sin embargo, hay que tener presente que llevar una dieta sin carnes, huevos ni leche, puede tener efectos secundarios que dañan la salud.

La doctora Patricia Bustos, nutrióloga infantil de Clínica Dávila, explica que, en el caso de los niños y adolescentes, “la falta de proteínas de origen animal, de hierro que se absorba adecuadamente, de zinc (que está casi exclusivamente en productos cárneos), de vitamina B12 y de calcio puede producir depleción de depósitos de algunos nutrientes que son vitales para el desarrollo del cerebro y del esqueleto, y requerido para el buen funcionamiento de un organismo en crecimiento”.

Algunos nutrientes que se pueden ver afectados son el hierro y algunas vitaminas que viajan en el plasma sanguíneo unidas a proteínas. Esto se puede convertir en “carencia clínica”, dice la especialista, “como anemia, déficit de crecimiento en estatura, raquitismo, entre otros, y eventualmente dejar secuelas”.

Sobre todo en los menores que no comen carne, es necesario suplementar con algunos nutrientes. “Generalmente, se les indica suplemento de hierro, de vitamina B12, de zinc y calcio. Todos ellos acorde a la alimentación que tiene, cuánto tiempo lleva con esta alimentación más restrictiva, la edad que tiene el niño (a), si tiene resultados de exámenes. De todas formas, la sola suplementación no asegura depósitos adecuados de estos nutrientes por lo que estos niños deben mantener control con su médico, consejería nutricional y evaluación periódica con exámenes de laboratorio”, indica la doctora Bustos

Pensando en los padres de niños y adolescentes que quieren ser veganos, la nutrióloga de Clínica Dávila recomienda:

  • Posponer la decisión hasta una mayor edad (en que se haya completado el crecimiento y desarrollo).
  • Que se informen adecuadamente para así incorporar una amplia variedad de alimentos y preparaciones en su alimentación habitual.
  • Mejorar la absorción de algunos nutrientes mezclando adecuadamente los alimentos. Por ejemplo, comer las preparaciones de verduras con jugos cítricos, ya que la vitamina C ayuda a mejorar la absorción del hierro que no proviene de los animales.
  • Acudir a control con nutriólogo o nutricionista para evaluar el estado nutricional en forma periódica (dependiendo de la edad).
  • Comprender que se trata de un patrón de alimentación restrictivo y que, por lo tanto, exigirá mucha atención, asesoría y aprendizaje de su alimentación, mucho más de lo que requiere una dieta omnívora.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6217" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDc1JTI3JTJDJTIwJTI3NjU4NTM5Mi0yJTI3JTI5JTNCJTdEJTBBJTBBJTIwJTNDJTJGc2NyaXB0JTNF[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
Cinco recomendaciones para padres de niños y adolescentes que quieren llevar una dieta vegana

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]Se llama “veganismo” a la práctica que rechaza el uso y consumo de todos los productos y servicios de origen animal. Es un término que comenzó a ser utilizado en la década de los 40, por Donald Watson, un británico fundador de la primera Sociedad Vegana del mundo que murió a los 95 años de edad.

Desde entonces, sus planteamientos y filosofía se repartieron por el mundo y hoy gana cada día más adeptos, también en Chile. Sin embargo, hay que tener presente que llevar una dieta sin carnes, huevos ni leche, puede tener efectos secundarios que dañan la salud.

La doctora Patricia Bustos, nutrióloga infantil de Clínica Dávila, explica que, en el caso de los niños y adolescentes, “la falta de proteínas de origen animal, de hierro que se absorba adecuadamente, de zinc (que está casi exclusivamente en productos cárneos), de vitamina B12 y de calcio puede producir depleción de depósitos de algunos nutrientes que son vitales para el desarrollo del cerebro y del esqueleto, y requerido para el buen funcionamiento de un organismo en crecimiento”.

Algunos nutrientes que se pueden ver afectados son el hierro y algunas vitaminas que viajan en el plasma sanguíneo unidas a proteínas. Esto se puede convertir en “carencia clínica”, dice la especialista, “como anemia, déficit de crecimiento en estatura, raquitismo, entre otros, y eventualmente dejar secuelas”.

Sobre todo en los menores que no comen carne, es necesario suplementar con algunos nutrientes. “Generalmente, se les indica suplemento de hierro, de vitamina B12, de zinc y calcio. Todos ellos acorde a la alimentación que tiene, cuánto tiempo lleva con esta alimentación más restrictiva, la edad que tiene el niño (a), si tiene resultados de exámenes. De todas formas, la sola suplementación no asegura depósitos adecuados de estos nutrientes por lo que estos niños deben mantener control con su médico, consejería nutricional y evaluación periódica con exámenes de laboratorio”, indica la doctora Bustos

Pensando en los padres de niños y adolescentes que quieren ser veganos, la nutrióloga de Clínica Dávila recomienda:

  • Posponer la decisión hasta una mayor edad (en que se haya completado el crecimiento y desarrollo).
  • Que se informen adecuadamente para así incorporar una amplia variedad de alimentos y preparaciones en su alimentación habitual.
  • Mejorar la absorción de algunos nutrientes mezclando adecuadamente los alimentos. Por ejemplo, comer las preparaciones de verduras con jugos cítricos, ya que la vitamina C ayuda a mejorar la absorción del hierro que no proviene de los animales.
  • Acudir a control con nutriólogo o nutricionista para evaluar el estado nutricional en forma periódica (dependiendo de la edad).
  • Comprender que se trata de un patrón de alimentación restrictivo y que, por lo tanto, exigirá mucha atención, asesoría y aprendizaje de su alimentación, mucho más de lo que requiere una dieta omnívora.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6217" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDc1JTI3JTJDJTIwJTI3NjU4NTM5Mi0yJTI3JTI5JTNCJTdEJTBBJTBBJTIwJTNDJTJGc2NyaXB0JTNF[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
0
Ximena Bissieres <![CDATA[¿Qué son los pólipos colorrectales?]]> http://www.davila.cl/?p=6223 2019-01-16T13:45:59Z 2019-01-16T13:45:59Z ¿Qué son los pólipos colorrectales

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]Por distintos motivos y, con el paso de los años, es frecuente que en la mucosa del colon y del recto comiencen a crecer unas protuberancias. Se trata de los pólipos colorrectales.

El doctor Ricardo Villalón, coloproctólogo de Clínica Dávila, explica que los pólipos “son sobrecrecimientos anormales de la mucosa del colon y recto”. Según el tipo de pólipo que sea, es el riesgo de desarrollar cáncer, advierte el especialista.

La gran mayoría de los pólipos son asintomáticos, pero cuando estos alcanzan mayores tamaños se pueden manifestar con síntomas de anemia por sangrado crónico, sangrado anal y descarga mucosa anal.

¿Pueden los pólipos convertirse en cáncer?

Los riesgos de que un pólipo desarrolle cáncer dependen de varios factores. Uno de ellos es su tamaño, a mayor tamaño, mayor riesgo de desarrollar cáncer. También es importante el número de pólipos que existan; si hay muchos pólipos, mayor es el riesgo de que uno de ellos desarrolle cáncer.

El tipo histológico de los pólipos es otro de los factores que influye en la posibilidad de desarrollar cáncer. “Los pólipos adenomatosos son los llamados neoplásicos y son los que tienen la mayor capacidad de desarrollar cáncer. Dentro de este grupo hay distintas variedades siendo los vellosos y los cerrados los que tienen la mayor posibilidad de desarrollar cáncer”, dice el doctor Villalón.

Entre las personas mayores es más frecuente encontrar pólipos, sin grandes diferencias entre hombres y mujeres. Se estima que pasan de 8 a 10 años para que un pólipo desarrollo un cáncer.

Los pólipos se detectan a través de una colonoscopía: un examen realizado por un médico endoscopista en el cual se introduce un endoscopio que permite visualizar la superficie de la mucosa del colon y recto. Si encuentra un pólipo, éste se extrae y se envía a biopsia.

“Cuando se encuentra algún pólipo en una colonoscopia, éste siempre debe ser resecado. La mejor biopsia de un pólipo es la polipectomía (resección del pólipo). Cuando son pólipos de mayor tamaño o en una localización más proximal (colon derecho) se requieren técnicas especiales, dependiendo de esto  en algunas ocasiones es mejor no resecar y programar en pabellón. Los pólipos siempre se deben controlar. Dependiendo del tipo de pólipo y del número de estos, se fija un tiempo determinado para controlar con una nueva colonoscopía”, señala el doctor Villalón.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6196" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDI5JTI3JTJDJTIwJTI3MTA4NTk3ODMtNiUyNyUyOSUzQiU3RCUwQSUwQSUyMCUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
¿Qué son los pólipos colorrectales

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]Por distintos motivos y, con el paso de los años, es frecuente que en la mucosa del colon y del recto comiencen a crecer unas protuberancias. Se trata de los pólipos colorrectales.

El doctor Ricardo Villalón, coloproctólogo de Clínica Dávila, explica que los pólipos “son sobrecrecimientos anormales de la mucosa del colon y recto”. Según el tipo de pólipo que sea, es el riesgo de desarrollar cáncer, advierte el especialista.

La gran mayoría de los pólipos son asintomáticos, pero cuando estos alcanzan mayores tamaños se pueden manifestar con síntomas de anemia por sangrado crónico, sangrado anal y descarga mucosa anal.

¿Pueden los pólipos convertirse en cáncer?

Los riesgos de que un pólipo desarrolle cáncer dependen de varios factores. Uno de ellos es su tamaño, a mayor tamaño, mayor riesgo de desarrollar cáncer. También es importante el número de pólipos que existan; si hay muchos pólipos, mayor es el riesgo de que uno de ellos desarrolle cáncer.

El tipo histológico de los pólipos es otro de los factores que influye en la posibilidad de desarrollar cáncer. “Los pólipos adenomatosos son los llamados neoplásicos y son los que tienen la mayor capacidad de desarrollar cáncer. Dentro de este grupo hay distintas variedades siendo los vellosos y los cerrados los que tienen la mayor posibilidad de desarrollar cáncer”, dice el doctor Villalón.

Entre las personas mayores es más frecuente encontrar pólipos, sin grandes diferencias entre hombres y mujeres. Se estima que pasan de 8 a 10 años para que un pólipo desarrollo un cáncer.

Los pólipos se detectan a través de una colonoscopía: un examen realizado por un médico endoscopista en el cual se introduce un endoscopio que permite visualizar la superficie de la mucosa del colon y recto. Si encuentra un pólipo, éste se extrae y se envía a biopsia.

“Cuando se encuentra algún pólipo en una colonoscopia, éste siempre debe ser resecado. La mejor biopsia de un pólipo es la polipectomía (resección del pólipo). Cuando son pólipos de mayor tamaño o en una localización más proximal (colon derecho) se requieren técnicas especiales, dependiendo de esto  en algunas ocasiones es mejor no resecar y programar en pabellón. Los pólipos siempre se deben controlar. Dependiendo del tipo de pólipo y del número de estos, se fija un tiempo determinado para controlar con una nueva colonoscopía”, señala el doctor Villalón.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6196" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDI5JTI3JTJDJTIwJTI3MTA4NTk3ODMtNiUyNyUyOSUzQiU3RCUwQSUwQSUyMCUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
0
Ximena Bissieres <![CDATA[Para bajar de peso, más que una dieta se necesitan cambios de hábitos]]> http://www.davila.cl/?p=6220 2019-01-15T13:29:56Z 2019-01-15T13:29:56Z

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]La primera Encuesta Nacional de Salud (ENS) que se realizó en Chile en el año 2003, evidenció que entonces el 61% de la población mayor de 17 años tenía exceso de peso: tenían sobrepeso, eran obesos o bien, obesos mórbidos.

La última ENS (2016-2017) mostró que el problema era más grave porque en esos catorce años, el exceso de peso creció. Ahora, es el 74% de la población mayor de 15 años la que tiene kilos de más.

Una parte de esta población reconoce su problema e intenta remediarlo, pero no lo hace de la manera más adecuada, recurriendo a dietas relámpago y siguiendo recomendaciones de moda que abundan en las redes sociales.

El doctor Jean Camousseigt, nutriólogo de Clínica Dávila, dice que algunas de las dietas que se ponen de moda permiten bajar uno o dos kilos en el corto o mediano plazo, pero en ningún caso sirven para personas que tienen sobrepeso. “En el tiempo, estas dietas son absolutamente ineficientes. Después de un tiempo, ya no se sigue bajando. Incluso, las dietas relámpago pueden ser poco seguras y terminar enfermando a quien las realiza. Por ejemplo, las personas que tienen sus niveles de colesterol alterado, si siguen una dieta desequilibrada, con excesos de grasas saturadas, pueden tener un efecto negativo en ellos. Lo mismo con personas que tengan falla renal y no lo sepan”, dice el médico.

Cuando se busca bajar de peso, siempre es mejor consultar con un especialista en nutrición, para una baja de peso controlada y segura, indica el nutriólogo. Lo que ocurre, dice el doctor Camousseigt, es que “para bajar de peso no se requiere una dieta sino un cambio en el estilo de vida de las personas”. Esto implica una alimentación sana y equilibrada, que además incorpore actividad física.

¿Qué estilo de alimentación se recomienda? “La llamada dieta mediterránea tiene ciertas condiciones que la hace una de las más recomendables”, reconoce el doctor Camousseigt.

Diferentes estudios han demostrado que las personas que llevan una dieta mediterránea tienen una mayor expectativa de vida, presentan menos diabetes y también menos enfermedades cardiovasculares. Esa es una de las principales razones por las que siempre se destaca como un plan alimenticio saludable.

En términos generales, este tipo de dieta privilegia las frutas y verduras, las legumbres, los frutos secos y los cereales integrales, también las grasas saludables como el aceite de oliva. En cuanto a las carnes, se prefieren las blancas y los pescados, mientras que las carnes rojas son más escasas dentro del menú.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="5449" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDc1JTI3JTJDJTIwJTI3MTMzMzY1MDAtMSUyNyUyOSUzQiU3RCUwQSUwQSUyMCUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]La primera Encuesta Nacional de Salud (ENS) que se realizó en Chile en el año 2003, evidenció que entonces el 61% de la población mayor de 17 años tenía exceso de peso: tenían sobrepeso, eran obesos o bien, obesos mórbidos.

La última ENS (2016-2017) mostró que el problema era más grave porque en esos catorce años, el exceso de peso creció. Ahora, es el 74% de la población mayor de 15 años la que tiene kilos de más.

Una parte de esta población reconoce su problema e intenta remediarlo, pero no lo hace de la manera más adecuada, recurriendo a dietas relámpago y siguiendo recomendaciones de moda que abundan en las redes sociales.

El doctor Jean Camousseigt, nutriólogo de Clínica Dávila, dice que algunas de las dietas que se ponen de moda permiten bajar uno o dos kilos en el corto o mediano plazo, pero en ningún caso sirven para personas que tienen sobrepeso. “En el tiempo, estas dietas son absolutamente ineficientes. Después de un tiempo, ya no se sigue bajando. Incluso, las dietas relámpago pueden ser poco seguras y terminar enfermando a quien las realiza. Por ejemplo, las personas que tienen sus niveles de colesterol alterado, si siguen una dieta desequilibrada, con excesos de grasas saturadas, pueden tener un efecto negativo en ellos. Lo mismo con personas que tengan falla renal y no lo sepan”, dice el médico.

Cuando se busca bajar de peso, siempre es mejor consultar con un especialista en nutrición, para una baja de peso controlada y segura, indica el nutriólogo. Lo que ocurre, dice el doctor Camousseigt, es que “para bajar de peso no se requiere una dieta sino un cambio en el estilo de vida de las personas”. Esto implica una alimentación sana y equilibrada, que además incorpore actividad física.

¿Qué estilo de alimentación se recomienda? “La llamada dieta mediterránea tiene ciertas condiciones que la hace una de las más recomendables”, reconoce el doctor Camousseigt.

Diferentes estudios han demostrado que las personas que llevan una dieta mediterránea tienen una mayor expectativa de vida, presentan menos diabetes y también menos enfermedades cardiovasculares. Esa es una de las principales razones por las que siempre se destaca como un plan alimenticio saludable.

En términos generales, este tipo de dieta privilegia las frutas y verduras, las legumbres, los frutos secos y los cereales integrales, también las grasas saludables como el aceite de oliva. En cuanto a las carnes, se prefieren las blancas y los pescados, mientras que las carnes rojas son más escasas dentro del menú.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="5449" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDc1JTI3JTJDJTIwJTI3MTMzMzY1MDAtMSUyNyUyOSUzQiU3RCUwQSUwQSUyMCUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
0
Ximena Bissieres <![CDATA[Los niños veganos tienen riesgo de deficiencias nutricionales que podrían afectar su crecimiento]]> http://www.davila.cl/?p=6215 2019-01-14T18:22:26Z 2019-01-14T18:22:26Z Los niños veganos tienen riesgo de deficiencias nutricionales que podrían afectar su crecimiento

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]La alimentación no es un juego y tampoco una moda. Comer equilibrado y según las necesidades de cada individuo es fundamental, sobre todo si se trata niños y adolescentes.

En el último tiempo, una tendencia que está creciendo es el veganismo, un sistema de alimentación que propone sacar de la dieta productos y subproductos derivados de los animales, lo que incluye carnes, leche y huevos.

Cada vez son más las personas que se convierten en veganos, pero ¿es recomendable este tipo de alimento para los menores de edad?

La doctora Patricia Bustos, nutrióloga infantil de Clínica Dávila, señala que “algunas organizaciones científicas plantean que las dietas totalmente vegetarianas o veganas, que son adecuadamente planificadas, son saludables y apropiadas nutricionalmente para todo el ciclo vital. “Sin embargo, otras sugieren ciertas limitantes para la población pediátrica ya que se trata de un grupo con etapas de rápido crecimiento y desarrollo donde las demandas podrían ser sobrepasadas en dietas de este tipo”.

Según la especialista, “los riesgos de deficiencias nutricionales para estas dietas han sido publicados y plantean un posible déficit en proteínas, omega 3, hierro, zinc y vitamina D para aquellos consumidores de dietas vegetarianas, además de calcio, yodo y vitamina B12 para las dietas veganas”.

Si se consideran estas situaciones, “entonces, para lactantes y preescolares, y probablemente, para escolares que están en la etapa de mayor velocidad de crecimiento, definitivamente no son recomendables ya que estas etapas corresponden a momentos críticos del crecimiento y desarrollo donde existe alto riesgo de déficit y secuelas permanentes”.

Se estima que solo durante la adolescencia y más o menos hasta los 15 años, los niños pueden crecer hasta 12 centímetros, y las niñas, alrededor de unos 10 en un año, una velocidad de crecimiento que requiere una dieta balanceada en nutrientes que permita cubrir todas las necesidades del desarrollo en esta etapa de la vida.

“Lo recomendable es una alimentación variada, suficiente, inocua, que contenga todo tipo de alimentos, incluidos carnes, lácteos y huevos”, señala la nutrióloga.

En el caso de los niños y adolescentes que no coman carne, es preferible una dieta ovoláctea (aporta proteínas, vitamina B12, minerales y hierro) por sobre aquella con más restricción de productos. Una dieta que incluya leche y huevo, “amplía la variedad de fuentes alimentarias para adquirir los nutrientes críticos para la edad pediátrica”.

Los menores que son veganos requieren un control vigilado y exámenes periódicos para evitar el déficit de algún nutriente. La nutrióloga de Clínica Dávila explica que es necesaria la asesoría nutricional y el control periódico con exámenes de laboratorio. ¿Cuánto? “Una vez al año o cada dos años, dependiendo de la duración de esta alimentación, sería conveniente realizar un examen de sangre para evaluar anemia, depósitos de hierro, situación de la vitamina B12 y vitamina D”, indica.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6217" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDc1JTI3JTJDJTIwJTI3NjU4NTM5Mi0yJTI3JTI5JTNCJTdEJTBBJTBBJTIwJTNDJTJGc2NyaXB0JTNF[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
Los niños veganos tienen riesgo de deficiencias nutricionales que podrían afectar su crecimiento

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]La alimentación no es un juego y tampoco una moda. Comer equilibrado y según las necesidades de cada individuo es fundamental, sobre todo si se trata niños y adolescentes.

En el último tiempo, una tendencia que está creciendo es el veganismo, un sistema de alimentación que propone sacar de la dieta productos y subproductos derivados de los animales, lo que incluye carnes, leche y huevos.

Cada vez son más las personas que se convierten en veganos, pero ¿es recomendable este tipo de alimento para los menores de edad?

La doctora Patricia Bustos, nutrióloga infantil de Clínica Dávila, señala que “algunas organizaciones científicas plantean que las dietas totalmente vegetarianas o veganas, que son adecuadamente planificadas, son saludables y apropiadas nutricionalmente para todo el ciclo vital. “Sin embargo, otras sugieren ciertas limitantes para la población pediátrica ya que se trata de un grupo con etapas de rápido crecimiento y desarrollo donde las demandas podrían ser sobrepasadas en dietas de este tipo”.

Según la especialista, “los riesgos de deficiencias nutricionales para estas dietas han sido publicados y plantean un posible déficit en proteínas, omega 3, hierro, zinc y vitamina D para aquellos consumidores de dietas vegetarianas, además de calcio, yodo y vitamina B12 para las dietas veganas”.

Si se consideran estas situaciones, “entonces, para lactantes y preescolares, y probablemente, para escolares que están en la etapa de mayor velocidad de crecimiento, definitivamente no son recomendables ya que estas etapas corresponden a momentos críticos del crecimiento y desarrollo donde existe alto riesgo de déficit y secuelas permanentes”.

Se estima que solo durante la adolescencia y más o menos hasta los 15 años, los niños pueden crecer hasta 12 centímetros, y las niñas, alrededor de unos 10 en un año, una velocidad de crecimiento que requiere una dieta balanceada en nutrientes que permita cubrir todas las necesidades del desarrollo en esta etapa de la vida.

“Lo recomendable es una alimentación variada, suficiente, inocua, que contenga todo tipo de alimentos, incluidos carnes, lácteos y huevos”, señala la nutrióloga.

En el caso de los niños y adolescentes que no coman carne, es preferible una dieta ovoláctea (aporta proteínas, vitamina B12, minerales y hierro) por sobre aquella con más restricción de productos. Una dieta que incluya leche y huevo, “amplía la variedad de fuentes alimentarias para adquirir los nutrientes críticos para la edad pediátrica”.

Los menores que son veganos requieren un control vigilado y exámenes periódicos para evitar el déficit de algún nutriente. La nutrióloga de Clínica Dávila explica que es necesaria la asesoría nutricional y el control periódico con exámenes de laboratorio. ¿Cuánto? “Una vez al año o cada dos años, dependiendo de la duración de esta alimentación, sería conveniente realizar un examen de sangre para evaluar anemia, depósitos de hierro, situación de la vitamina B12 y vitamina D”, indica.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6217" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDc1JTI3JTJDJTIwJTI3NjU4NTM5Mi0yJTI3JTI5JTNCJTdEJTBBJTBBJTIwJTNDJTJGc2NyaXB0JTNF[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
0
Ximena Bissieres <![CDATA[¿Qué alternativas existen para tratar el cáncer?]]> http://www.davila.cl/?p=6209 2019-01-11T14:33:28Z 2019-01-11T14:33:28Z ¿Qué alternativas existen para tratar el cáncer

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]Frente al diagnóstico de cáncer, el médico determinará el tratamiento a seguir de acuerdo al resultado de la biopsia (análisis en laboratorio de una muestra de células) y qué tan avanzado esté localmente.

Según explica el doctor Manuel Yáñez, oncólogo de Clínica Dávila, el tratamiento del cáncer contempla mutiespecialidades, donde se encuentran distintas alternativas, que pueden aplicarse en conjunto o individualmente:

Cirugía: Consiste en la resección (extracción) del tumor y ganglios regionales. Su indicación depende de dónde está localizado el cáncer, pero casi siempre se realiza cuando hay presencia de tumores sólidos, a no ser que la enfermedad ya se encuentre en una etapa avanzada (fase IV) o con metástasis (diseminado a otras zonas del cuerpo).

Radioterapia: Se basa en el uso de energía de gran potencia o radiaciones, como radiación de electrones, para destruir las células cancerígenas.

Tratamiento sistémico: Puede indicarse antes de la cirugía para disminuir el tamaño del cáncer y hacer un procedimiento quirúrgico menos radical, o bien hacerse post cirugía, para evitar recurrencias a corto o largo plazo. Contempla la quimioterapia (uso de medicamentos), hormonoterapias (terapia hormonal que se usa, por ejemplo, frente al cáncer de próstata o de mama), y terapias blanco (tratamiento dirigido y menos invasivas, como las terapias moleculares).

Inmunoterapia: Procedimiento que utiliza el sistema inmunitario del organismo para combatir el cáncer. “Se sabe que el tumor produce moléculas que bloquean el sistema inmune y éste no reacciona contra el tumor y lo deja crecer; la inmunoterpia actual ataca estos ´bloqueadores´ y el sistema reacciona”, aclara el doctor Yáñez.

Riesgos y efectos secundarios del tratamiento

El doctor Yáñez destaca que casi todas las reacciones a los tratamientos no son graves y se resuelven sin secuelas.

Así es como la cirugía presenta los riesgos de cualquier procedimiento quirúrgico, que incluye infección, hemorragia o secuelas estéticas.

La radioterapia, por su parte, puede tener secuelas como la inflamación crónica en el área donde se recibe el tratamiento, pero éstas ya son cada vez menos frecuentes por las nuevas técnicas de radiación.

La quimioterapia, en tanto, puede producir caída del pelo, la baja de defensas y riesgo de infecciones, anemia y necesidad de transfusión. El paciente también puede sufrir de náuseas y vómitos, mucositis (inflamación y a veces llagas en el interior de la boca y la garganta) y neuropatía (daño al sistema nervioso). En escasas ocasiones puede producirse daño crónico como infertilidad, y, rara vez, riesgo de aparición de otros cánceres.

Con la terapia blanco o molecular puede presentarse diarrea, reacción tipo acné en la piel, mientras que la inmunoterapia tiene reacciones como la inflamación de distintos órganos, como tiroides, intestino delgado o pulmones, entre otros.

En relación a las terapias alternativas, el médico aclara que no tienen efecto y no existe ninguna confirmación científica de su efectividad, sino que más bien influyen psicológicamente en el ánimo del paciente.

Finalmente, el doctor Yáñez destaca las capacidades de la unidad que aborda esta enfermedad en Clínica Dávila. “Contamos con equipo multidisciplinario y un grupo de vasta experiencia y trabajo en equipo”, señala, donde se incluyen los profesionales de cirugía plástica y especialistas en las principales localizaciones, junto a servicios de apoyo de primera línea, como Radiología, Anatomía Patológica, Laboratorio de especialidad, Kinesiología, Unidad del dolor, Farmacia y “un excelente equipo de Enfermería”.

“Prestamos atención a todas las patologías incluidas en las Garantías Explícitas de Salud, GES, y nos encontramos en continuo perfeccionamiento y crecimiento, para entregar siempre el mejor y más conveniente apoyo y tratamiento a nuestros pacientes”, puntualiza el doctor.

 [/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6203" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="Frente al diagnóstico de cáncer, el médico determinará el tratamiento a seguir de acuerdo al resultado de la biopsia (análisis en laboratorio de una muestra de células) y qué tan avanzado esté localmente. Según explica el doctor Manuel Yáñez, oncólogo de Clínica Dávila, el tratamiento del cáncer contempla mutiespecialidades, donde se encuentran distintas alternativas, que pueden aplicarse en conjunto o individualmente: Cirugía: Consiste en la resección (extracción) del tumor y ganglios regionales. Su indicación depende de dónde está localizado el cáncer, pero casi siempre se realiza cuando hay presencia de tumores sólidos, a no ser que la enfermedad ya se encuentre en una etapa avanzada (fase IV) o con metástasis (diseminado a otras zonas del cuerpo). Radioterapia: Se basa en el uso de energía de gran potencia o radiaciones, como radiación de electrones, para destruir las células cancerígenas. Tratamiento sistémico: Puede indicarse antes de la cirugía para disminuir el tamaño del cáncer y hacer un procedimiento quirúrgico menos radical, o bien hacerse post cirugía, para evitar recurrencias a corto o largo plazo. Contempla la quimioterapia (uso de medicamentos), hormonoterapias (terapia hormonal que se usa, por ejemplo, frente al cáncer de próstata o de mama), y terapias blanco (tratamiento dirigido y menos invasivas, como las terapias moleculares). Inmunoterapia: Procedimiento que utiliza el sistema inmunitario del organismo para combatir el cáncer. “Se sabe que el tumor produce moléculas que bloquean el sistema inmune y éste no reacciona contra el tumor y lo deja crecer; la inmunoterpia actual ataca estos ´bloqueadores´ y el sistema reacciona”, aclara el doctor Yáñez. Riesgos y efectos secundarios del tratamiento El doctor Yáñez destaca que casi todas las reacciones a los tratamientos no son graves y se resuelven sin secuelas. Así es como la cirugía presenta los riesgos de cualquier procedimiento quirúrgico, que incluye infección, hemorragia o secuelas estéticas. La radioterapia, por su parte, puede tener secuelas como la inflamación crónica en el área donde se recibe el tratamiento, pero éstas ya son cada vez menos frecuentes por las nuevas técnicas de radiación. La quimioterapia, en tanto, puede producir caída del pelo, la baja de defensas y riesgo de infecciones, anemia y necesidad de transfusión. El paciente también puede sufrir de náuseas y vómitos, mucositis (inflamación y a veces llagas en el interior de la boca y la garganta) y neuropatía (daño al sistema nervioso). En escasas ocasiones puede producirse daño crónico como infertilidad, y, rara vez, riesgo de aparición de otros cánceres. Con la terapia blanco o molecular puede presentarse diarrea, reacción tipo acné en la piel, mientras que la inmunoterapia tiene reacciones como la inflamación de distintos órganos, como tiroides, intestino delgado o pulmones, entre otros. En relación a las terapias alternativas, el médico aclara que no tienen efecto y no existe ninguna confirmación científica de su efectividad, sino que más bien influyen psicológicamente en el ánimo del paciente. Finalmente, el doctor Yáñez destaca las capacidades de la unidad que aborda esta enfermedad en Clínica Dávila. “Contamos con equipo multidisciplinario y un grupo de vasta experiencia y trabajo en equipo”, señala, donde se incluyen los profesionales de cirugía plástica y especialistas en las principales localizaciones, junto a servicios de apoyo de primera línea, como Radiología, Anatomía Patológica, Laboratorio de especialidad, Kinesiología, Unidad del dolor, Farmacia y “un excelente equipo de Enfermería”. “Prestamos atención a todas las patologías incluidas en las Garantías Explícitas de Salud, GES, y nos encontramos en continuo perfeccionamiento y crecimiento, para entregar siempre el mejor y más conveniente apoyo y tratamiento a nuestros pacientes”, puntualiza el doctor."][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDc2JTI3JTJDJTIwJTI3ODYzMjQzMS04JTI3JTI5JTNCJTdEJTBBJTBBJTIwJTNDJTJGc2NyaXB0JTNF[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
¿Qué alternativas existen para tratar el cáncer

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]Frente al diagnóstico de cáncer, el médico determinará el tratamiento a seguir de acuerdo al resultado de la biopsia (análisis en laboratorio de una muestra de células) y qué tan avanzado esté localmente.

Según explica el doctor Manuel Yáñez, oncólogo de Clínica Dávila, el tratamiento del cáncer contempla mutiespecialidades, donde se encuentran distintas alternativas, que pueden aplicarse en conjunto o individualmente:

Cirugía: Consiste en la resección (extracción) del tumor y ganglios regionales. Su indicación depende de dónde está localizado el cáncer, pero casi siempre se realiza cuando hay presencia de tumores sólidos, a no ser que la enfermedad ya se encuentre en una etapa avanzada (fase IV) o con metástasis (diseminado a otras zonas del cuerpo).

Radioterapia: Se basa en el uso de energía de gran potencia o radiaciones, como radiación de electrones, para destruir las células cancerígenas.

Tratamiento sistémico: Puede indicarse antes de la cirugía para disminuir el tamaño del cáncer y hacer un procedimiento quirúrgico menos radical, o bien hacerse post cirugía, para evitar recurrencias a corto o largo plazo. Contempla la quimioterapia (uso de medicamentos), hormonoterapias (terapia hormonal que se usa, por ejemplo, frente al cáncer de próstata o de mama), y terapias blanco (tratamiento dirigido y menos invasivas, como las terapias moleculares).

Inmunoterapia: Procedimiento que utiliza el sistema inmunitario del organismo para combatir el cáncer. “Se sabe que el tumor produce moléculas que bloquean el sistema inmune y éste no reacciona contra el tumor y lo deja crecer; la inmunoterpia actual ataca estos ´bloqueadores´ y el sistema reacciona”, aclara el doctor Yáñez.

Riesgos y efectos secundarios del tratamiento

El doctor Yáñez destaca que casi todas las reacciones a los tratamientos no son graves y se resuelven sin secuelas.

Así es como la cirugía presenta los riesgos de cualquier procedimiento quirúrgico, que incluye infección, hemorragia o secuelas estéticas.

La radioterapia, por su parte, puede tener secuelas como la inflamación crónica en el área donde se recibe el tratamiento, pero éstas ya son cada vez menos frecuentes por las nuevas técnicas de radiación.

La quimioterapia, en tanto, puede producir caída del pelo, la baja de defensas y riesgo de infecciones, anemia y necesidad de transfusión. El paciente también puede sufrir de náuseas y vómitos, mucositis (inflamación y a veces llagas en el interior de la boca y la garganta) y neuropatía (daño al sistema nervioso). En escasas ocasiones puede producirse daño crónico como infertilidad, y, rara vez, riesgo de aparición de otros cánceres.

Con la terapia blanco o molecular puede presentarse diarrea, reacción tipo acné en la piel, mientras que la inmunoterapia tiene reacciones como la inflamación de distintos órganos, como tiroides, intestino delgado o pulmones, entre otros.

En relación a las terapias alternativas, el médico aclara que no tienen efecto y no existe ninguna confirmación científica de su efectividad, sino que más bien influyen psicológicamente en el ánimo del paciente.

Finalmente, el doctor Yáñez destaca las capacidades de la unidad que aborda esta enfermedad en Clínica Dávila. “Contamos con equipo multidisciplinario y un grupo de vasta experiencia y trabajo en equipo”, señala, donde se incluyen los profesionales de cirugía plástica y especialistas en las principales localizaciones, junto a servicios de apoyo de primera línea, como Radiología, Anatomía Patológica, Laboratorio de especialidad, Kinesiología, Unidad del dolor, Farmacia y “un excelente equipo de Enfermería”.

“Prestamos atención a todas las patologías incluidas en las Garantías Explícitas de Salud, GES, y nos encontramos en continuo perfeccionamiento y crecimiento, para entregar siempre el mejor y más conveniente apoyo y tratamiento a nuestros pacientes”, puntualiza el doctor.

 [/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6203" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="Frente al diagnóstico de cáncer, el médico determinará el tratamiento a seguir de acuerdo al resultado de la biopsia (análisis en laboratorio de una muestra de células) y qué tan avanzado esté localmente. Según explica el doctor Manuel Yáñez, oncólogo de Clínica Dávila, el tratamiento del cáncer contempla mutiespecialidades, donde se encuentran distintas alternativas, que pueden aplicarse en conjunto o individualmente: Cirugía: Consiste en la resección (extracción) del tumor y ganglios regionales. Su indicación depende de dónde está localizado el cáncer, pero casi siempre se realiza cuando hay presencia de tumores sólidos, a no ser que la enfermedad ya se encuentre en una etapa avanzada (fase IV) o con metástasis (diseminado a otras zonas del cuerpo). Radioterapia: Se basa en el uso de energía de gran potencia o radiaciones, como radiación de electrones, para destruir las células cancerígenas. Tratamiento sistémico: Puede indicarse antes de la cirugía para disminuir el tamaño del cáncer y hacer un procedimiento quirúrgico menos radical, o bien hacerse post cirugía, para evitar recurrencias a corto o largo plazo. Contempla la quimioterapia (uso de medicamentos), hormonoterapias (terapia hormonal que se usa, por ejemplo, frente al cáncer de próstata o de mama), y terapias blanco (tratamiento dirigido y menos invasivas, como las terapias moleculares). Inmunoterapia: Procedimiento que utiliza el sistema inmunitario del organismo para combatir el cáncer. “Se sabe que el tumor produce moléculas que bloquean el sistema inmune y éste no reacciona contra el tumor y lo deja crecer; la inmunoterpia actual ataca estos ´bloqueadores´ y el sistema reacciona”, aclara el doctor Yáñez. Riesgos y efectos secundarios del tratamiento El doctor Yáñez destaca que casi todas las reacciones a los tratamientos no son graves y se resuelven sin secuelas. Así es como la cirugía presenta los riesgos de cualquier procedimiento quirúrgico, que incluye infección, hemorragia o secuelas estéticas. La radioterapia, por su parte, puede tener secuelas como la inflamación crónica en el área donde se recibe el tratamiento, pero éstas ya son cada vez menos frecuentes por las nuevas técnicas de radiación. La quimioterapia, en tanto, puede producir caída del pelo, la baja de defensas y riesgo de infecciones, anemia y necesidad de transfusión. El paciente también puede sufrir de náuseas y vómitos, mucositis (inflamación y a veces llagas en el interior de la boca y la garganta) y neuropatía (daño al sistema nervioso). En escasas ocasiones puede producirse daño crónico como infertilidad, y, rara vez, riesgo de aparición de otros cánceres. Con la terapia blanco o molecular puede presentarse diarrea, reacción tipo acné en la piel, mientras que la inmunoterapia tiene reacciones como la inflamación de distintos órganos, como tiroides, intestino delgado o pulmones, entre otros. En relación a las terapias alternativas, el médico aclara que no tienen efecto y no existe ninguna confirmación científica de su efectividad, sino que más bien influyen psicológicamente en el ánimo del paciente. Finalmente, el doctor Yáñez destaca las capacidades de la unidad que aborda esta enfermedad en Clínica Dávila. “Contamos con equipo multidisciplinario y un grupo de vasta experiencia y trabajo en equipo”, señala, donde se incluyen los profesionales de cirugía plástica y especialistas en las principales localizaciones, junto a servicios de apoyo de primera línea, como Radiología, Anatomía Patológica, Laboratorio de especialidad, Kinesiología, Unidad del dolor, Farmacia y “un excelente equipo de Enfermería”. “Prestamos atención a todas las patologías incluidas en las Garantías Explícitas de Salud, GES, y nos encontramos en continuo perfeccionamiento y crecimiento, para entregar siempre el mejor y más conveniente apoyo y tratamiento a nuestros pacientes”, puntualiza el doctor."][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDc2JTI3JTJDJTIwJTI3ODYzMjQzMS04JTI3JTI5JTNCJTdEJTBBJTBBJTIwJTNDJTJGc2NyaXB0JTNF[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
0
Ximena Bissieres <![CDATA[¿Meses de cansancio y dificultad para respirar tras una embolía pulmonar? Podría tratarse de una Hipertensión Pulmonar Tromboembólica Crónica]]> http://www.davila.cl/?p=6205 2019-01-11T14:49:19Z 2019-01-10T13:19:26Z ¿Meses de cansancio y dificultad para respirar tras una embolía pulmonar Podría tratarse de una Hipertensión Pulmonar Tromboembólica Crónica

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]La hipertensión pulmonar tromboembólica crónica (HPTC) puede ocurrir como complicación de las embolías pulmonares, que se producen cuando los coágulos que se alojan en las arterias pulmonares, no se disuelven completamente, obstruyendo el paso de sangre y aumentando la presión de la arteria pulmonar. Hay cinco grupos de hipertensión pulmonar. La HPTC corresponde al grupo 4, y tiene la ventaja que es potencialmente curable con cirugía, por lo que es muy importante diferenciarla con un correcto diagnóstico, para tratarla oportunamente. Si bien, esta patología es poco frecuente, el doctor Andrés Kursbaum, cardiocirujano de Clínica Dávila, confiesa que es más habitual de lo que se cree, pero existen muchas dificultades en su diagnóstico. Muchos de los pacientes con esta enfermedad son potencialmente curables, pero lamentablemente no tienen un diagnóstico apropiado, por lo que llevan años en tratamiento para otras patologías, con múltiples consultas en servicios de urgencia, por crisis de cansancio, y fatiga, catalogándose muchas veces como asma, neumonías o enfermedades pulmonares de diversos orígenes. Asimismo, el cardiocirujano de Clínica Dávila es enfático al recalcar que la persistencia de cansancio varios meses después de un episodio de embolía pulmonar, debe hacer sospechar presencia de esta enfermedad. En Chile se calcula que habría más de 200 casos por año de esta enfermedad, pero lamentablemente no tienen el diagnóstico correcto, y como consecuencia, no son tratados adecuadamente. Y es que, de acuerdo a lo confirmado por el especialista, los síntomas de esta patología son muy comunes a muchas enfermedades, y constan principalmente de: cansancio, sangrado con tos y falta de aire con el esfuerzo en pacientes precoces, mientras que, en pacientes más avanzados, la falta de aire se presenta incluso en reposo. Además, con el paso del tiempo, también comienza a fallar el lado derecho del corazón, debido a que éste tiene dificultad para bombear la sangre hacia los pulmones, produciendo, entre otros problemas, hinchazón de miembros inferiores, mayor invalidez, e incluso la muerte.

Diagnóstico y tratamiento para la enfermedad pulmonar tromboembólica crónica

Para poder identificar esta patología, los especialistas solicitan algunos estudios. Ecocardiograma: Se trata de un estudio no invasivo, que permite ver el corazón, y sirve como primera aproximación para sospechar esta enfermedad, especialmente si existe hipertensión pulmonar, con dilatación de cavidades cardíacas derechas. A veces es posible ver material trombótico dentro de la arteria pulmonar con este estudio. Tiene la ventaja de ser un estudio rápido, de bajo costo, no invasivo, y ayuda a diagnosticar otras posibles causas del cansancio. Angiotac de tórax con técnica especial para ver enfermedad tromboembólica pulmonar: Es importante que este examen sea realizado en un lugar especializado, puesto que la interpretación del mismo va a depender de la calidad de la imagen tomada y la experiencia del especialista. Cintigrama ventilación perfusión: Se utiliza para confirmar o descartar esta enfermedad, ya que, permite ver imágenes de cómo se ventilan e irrigan los pulmones.  Cuando existe esta enfermedad, se pueden ver sectores de pulmón ventilados, pero que no llega sangre debido a la obstrucción por los trombos. Existen pocos centros en el mundo especializados en operar esta patología. El tratamiento para esta enfermedad consiste en una cirugía muy compleja (Tromboendarterectomía pulmonar) para lo cual se utiliza una máquina de circulación extracorpórea, lo que implica sacar la sangre del cuerpo y hacerla circular por esta máquina. Con apoyo de esta tecnología, se enfría al paciente, y se pueden realizar períodos cortos de paro circulatorio, para de esta forma, lograr mejor visión en las arterias en las que se va a trabajar. Así, se extrae el material trombótico cicatrizal de las arterias. Una vez completada la cirugía en las arterias pulmonares, se vuelve a hacer circular la sangre, y se normaliza la temperatura del cuerpo en forma lenta. Luego se separa al paciente del apoyo de esta máquina, y se completa la operación con normalidad. Cabe destacar que esta cirugía es potencialmente curativa, y mejora enormemente la calidad de vida de estos pacientes, sin embargo, no todos los pacientes pueden ser candidatos. En Clínica Dávila son evaluados por un equipo multidisciplinario para determinar la mejor opción terapéutica. Clínica Dávila ha realizado varias de estas operaciones con muy buenos resultados, y cuenta con todo el instrumental y equipo necesario para tratar estos pacientes complejos. Finalmente, es importante no olvidar que todo paciente con síntomas de cansancio varios meses después de un episodio de embolía pulmonar, debería ser referido a un centro para estudio de esta patología. Además, siempre se requiere de una segunda opinión de un centro con experiencia, en pacientes declarados inoperables.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="5683" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMyNzAxMTcyJTI3JTJDJTIwJTI3MjI3MTkzNzAtMCUyNyUyOSUzQiU3RCUwQSUwQSUyMCUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]]]>
¿Meses de cansancio y dificultad para respirar tras una embolía pulmonar Podría tratarse de una Hipertensión Pulmonar Tromboembólica Crónica

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]La hipertensión pulmonar tromboembólica crónica (HPTC) puede ocurrir como complicación de las embolías pulmonares, que se producen cuando los coágulos que se alojan en las arterias pulmonares, no se disuelven completamente, obstruyendo el paso de sangre y aumentando la presión de la arteria pulmonar. Hay cinco grupos de hipertensión pulmonar. La HPTC corresponde al grupo 4, y tiene la ventaja que es potencialmente curable con cirugía, por lo que es muy importante diferenciarla con un correcto diagnóstico, para tratarla oportunamente. Si bien, esta patología es poco frecuente, el doctor Andrés Kursbaum, cardiocirujano de Clínica Dávila, confiesa que es más habitual de lo que se cree, pero existen muchas dificultades en su diagnóstico. Muchos de los pacientes con esta enfermedad son potencialmente curables, pero lamentablemente no tienen un diagnóstico apropiado, por lo que llevan años en tratamiento para otras patologías, con múltiples consultas en servicios de urgencia, por crisis de cansancio, y fatiga, catalogándose muchas veces como asma, neumonías o enfermedades pulmonares de diversos orígenes. Asimismo, el cardiocirujano de Clínica Dávila es enfático al recalcar que la persistencia de cansancio varios meses después de un episodio de embolía pulmonar, debe hacer sospechar presencia de esta enfermedad. En Chile se calcula que habría más de 200 casos por año de esta enfermedad, pero lamentablemente no tienen el diagnóstico correcto, y como consecuencia, no son tratados adecuadamente. Y es que, de acuerdo a lo confirmado por el especialista, los síntomas de esta patología son muy comunes a muchas enfermedades, y constan principalmente de: cansancio, sangrado con tos y falta de aire con el esfuerzo en pacientes precoces, mientras que, en pacientes más avanzados, la falta de aire se presenta incluso en reposo. Además, con el paso del tiempo, también comienza a fallar el lado derecho del corazón, debido a que éste tiene dificultad para bombear la sangre hacia los pulmones, produciendo, entre otros problemas, hinchazón de miembros inferiores, mayor invalidez, e incluso la muerte.

Diagnóstico y tratamiento para la enfermedad pulmonar tromboembólica crónica

Para poder identificar esta patología, los especialistas solicitan algunos estudios. Ecocardiograma: Se trata de un estudio no invasivo, que permite ver el corazón, y sirve como primera aproximación para sospechar esta enfermedad, especialmente si existe hipertensión pulmonar, con dilatación de cavidades cardíacas derechas. A veces es posible ver material trombótico dentro de la arteria pulmonar con este estudio. Tiene la ventaja de ser un estudio rápido, de bajo costo, no invasivo, y ayuda a diagnosticar otras posibles causas del cansancio. Angiotac de tórax con técnica especial para ver enfermedad tromboembólica pulmonar: Es importante que este examen sea realizado en un lugar especializado, puesto que la interpretación del mismo va a depender de la calidad de la imagen tomada y la experiencia del especialista. Cintigrama ventilación perfusión: Se utiliza para confirmar o descartar esta enfermedad, ya que, permite ver imágenes de cómo se ventilan e irrigan los pulmones.  Cuando existe esta enfermedad, se pueden ver sectores de pulmón ventilados, pero que no llega sangre debido a la obstrucción por los trombos. Existen pocos centros en el mundo especializados en operar esta patología. El tratamiento para esta enfermedad consiste en una cirugía muy compleja (Tromboendarterectomía pulmonar) para lo cual se utiliza una máquina de circulación extracorpórea, lo que implica sacar la sangre del cuerpo y hacerla circular por esta máquina. Con apoyo de esta tecnología, se enfría al paciente, y se pueden realizar períodos cortos de paro circulatorio, para de esta forma, lograr mejor visión en las arterias en las que se va a trabajar. Así, se extrae el material trombótico cicatrizal de las arterias. Una vez completada la cirugía en las arterias pulmonares, se vuelve a hacer circular la sangre, y se normaliza la temperatura del cuerpo en forma lenta. Luego se separa al paciente del apoyo de esta máquina, y se completa la operación con normalidad. Cabe destacar que esta cirugía es potencialmente curativa, y mejora enormemente la calidad de vida de estos pacientes, sin embargo, no todos los pacientes pueden ser candidatos. En Clínica Dávila son evaluados por un equipo multidisciplinario para determinar la mejor opción terapéutica. Clínica Dávila ha realizado varias de estas operaciones con muy buenos resultados, y cuenta con todo el instrumental y equipo necesario para tratar estos pacientes complejos. Finalmente, es importante no olvidar que todo paciente con síntomas de cansancio varios meses después de un episodio de embolía pulmonar, debería ser referido a un centro para estudio de esta patología. Además, siempre se requiere de una segunda opinión de un centro con experiencia, en pacientes declarados inoperables.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="5683" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMyNzAxMTcyJTI3JTJDJTIwJTI3MjI3MTkzNzAtMCUyNyUyOSUzQiU3RCUwQSUwQSUyMCUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]]]>
0
Ximena Bissieres <![CDATA[Las 7 claves que debes conocer sobre el cáncer]]> http://www.davila.cl/?p=6201 2019-01-09T20:17:23Z 2019-01-09T20:17:23Z Las 7 claves que debes conocer sobre el cáncer

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]El cáncer es un conjunto de enfermedades relacionadas con una alteración y descontrol de la multiplicación genética. Esto lleva a una sobreproducción de células en el organismo, lo que puede producir tumores locales e incluso expandirse a otras partes del cuerpo, fuera del sitio inicial, lo que se conoce como metástasis.

Para poder comprender aspectos básicos sobre el cáncer, el doctor Manuel Yáñez González, oncólogo de Clínica Dávila, entrega algunos datos e información clave:

  1. Es una enfermedad muy común. Se estima que 1 de cada 4 chilenos llegará a presentarlo en algún momento de su vida. Afecta principalmente a pacientes mayores de 60 años, pero cada vez es más frecuente en gente joven.

 

  1. Puede curarse. El cáncer es una enfermedad grave por sus repercusiones y porque ha ido aumentando en el último tiempo. Sin embargo, con un diagnóstico precoz, generalmente tiene cura. De hecho, “si se diagnostica a tiempo, es curable siempre”, aclara el doctor Yáñez.

 

  1. Tiene cuatro etapas. La sobrevivencia del paciente depende del estadio o etapa en la que se encuentra el cáncer cuando se realiza el diagnóstico. “Existe una clasificación que está dada por su ubicación, los órganos que se encuentran comprometidos, si el tumor es local, si afecta a los ganglios o si hay metástasis o diseminación a otras zonas del cuerpo”, indica el médico. Esta clasificación tiene cuatro etapas, que van de la l a la lV, donde la última es la más grave.

 

  1. No se conocen todas sus causas. Si bien su causa no se conoce totalmente, se sabe que se inicia con una alteración genética. Por eso, se ha avanzado considerablemente en el control de la enfermedad a través de la identificación de esas alteraciones y sus consecuencias. Además, existen ciertas causas y factores de riesgo de estilo de vida bien identificados, como el consumo de tabaco u obesidad, y se asocia, en algunos casos, la infección viral con el virus papiloma.

 

  1. Pueden reducirse los factores de riesgo. Si bien no se puede prevenir del todo, existen varios factores que se ha demostrado que inciden en la aparición del cáncer y que una persona sí puede controlar. Entre estos se cuentan la modificación de estilos de vida y adoptar hábitos más saludables, como dejar el consumo del tabaco, controlar el sobrepeso, optar por dietas equilibradas y ricas en fibra (con mucha frutas y verduras frescas), y combatir el sedentarismo realizando ejercicio de forma regular. Adicionalmente, existen vacunas contra algunos virus que producen cáncer, como las vacunas para la Hepatitis B, que previene hepatocarcinoma (cáncer de hígado) asociado a la infección virus de hepatitis B) y la vacuna para el virus Papiloma, que ayuda a prevenir el cáncer cérvico uterino.

 

  1. Hay exámenes para pesquisarlo precozmente. Inicialmente el cáncer no presenta síntomas, pero existen algunos exámenes que permiten realizar un diagnóstico precoz antes de que se observe alguna señal, entre los que se encuentran la mamografía, la colonoscopía o el papanicolaou. También puede ocurrir que dentro del estudio de otra enfermedad se realice una radiografía y en ese momento se encuentre una lesión sospechosa.

 

  1. Hay que estar atentos a ciertas señales. Algunas señales o síntomas a los que se debe prestar atención son la presencia de tos prolongada, desgarro con sangre, un nódulo en crecimiento, cambios de hábitos intestinales (como diarrea o constipación), una lesión pigmentada que crezca o se ulcere, ronquera persistente, sangramiento vaginal en post menopausia o deposiciones con sangre. No siempre se presenta como un tumor, pero es una de las formas más llamativas, sobre todo en la mama.

 [/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6203" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDc2JTI3JTJDJTIwJTI3ODYzMjQzMS04JTI3JTI5JTNCJTdEJTBBJTBBJTIwJTNDJTJGc2NyaXB0JTNF[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
Las 7 claves que debes conocer sobre el cáncer

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]El cáncer es un conjunto de enfermedades relacionadas con una alteración y descontrol de la multiplicación genética. Esto lleva a una sobreproducción de células en el organismo, lo que puede producir tumores locales e incluso expandirse a otras partes del cuerpo, fuera del sitio inicial, lo que se conoce como metástasis.

Para poder comprender aspectos básicos sobre el cáncer, el doctor Manuel Yáñez González, oncólogo de Clínica Dávila, entrega algunos datos e información clave:

  1. Es una enfermedad muy común. Se estima que 1 de cada 4 chilenos llegará a presentarlo en algún momento de su vida. Afecta principalmente a pacientes mayores de 60 años, pero cada vez es más frecuente en gente joven.

 

  1. Puede curarse. El cáncer es una enfermedad grave por sus repercusiones y porque ha ido aumentando en el último tiempo. Sin embargo, con un diagnóstico precoz, generalmente tiene cura. De hecho, “si se diagnostica a tiempo, es curable siempre”, aclara el doctor Yáñez.

 

  1. Tiene cuatro etapas. La sobrevivencia del paciente depende del estadio o etapa en la que se encuentra el cáncer cuando se realiza el diagnóstico. “Existe una clasificación que está dada por su ubicación, los órganos que se encuentran comprometidos, si el tumor es local, si afecta a los ganglios o si hay metástasis o diseminación a otras zonas del cuerpo”, indica el médico. Esta clasificación tiene cuatro etapas, que van de la l a la lV, donde la última es la más grave.

 

  1. No se conocen todas sus causas. Si bien su causa no se conoce totalmente, se sabe que se inicia con una alteración genética. Por eso, se ha avanzado considerablemente en el control de la enfermedad a través de la identificación de esas alteraciones y sus consecuencias. Además, existen ciertas causas y factores de riesgo de estilo de vida bien identificados, como el consumo de tabaco u obesidad, y se asocia, en algunos casos, la infección viral con el virus papiloma.

 

  1. Pueden reducirse los factores de riesgo. Si bien no se puede prevenir del todo, existen varios factores que se ha demostrado que inciden en la aparición del cáncer y que una persona sí puede controlar. Entre estos se cuentan la modificación de estilos de vida y adoptar hábitos más saludables, como dejar el consumo del tabaco, controlar el sobrepeso, optar por dietas equilibradas y ricas en fibra (con mucha frutas y verduras frescas), y combatir el sedentarismo realizando ejercicio de forma regular. Adicionalmente, existen vacunas contra algunos virus que producen cáncer, como las vacunas para la Hepatitis B, que previene hepatocarcinoma (cáncer de hígado) asociado a la infección virus de hepatitis B) y la vacuna para el virus Papiloma, que ayuda a prevenir el cáncer cérvico uterino.

 

  1. Hay exámenes para pesquisarlo precozmente. Inicialmente el cáncer no presenta síntomas, pero existen algunos exámenes que permiten realizar un diagnóstico precoz antes de que se observe alguna señal, entre los que se encuentran la mamografía, la colonoscopía o el papanicolaou. También puede ocurrir que dentro del estudio de otra enfermedad se realice una radiografía y en ese momento se encuentre una lesión sospechosa.

 

  1. Hay que estar atentos a ciertas señales. Algunas señales o síntomas a los que se debe prestar atención son la presencia de tos prolongada, desgarro con sangre, un nódulo en crecimiento, cambios de hábitos intestinales (como diarrea o constipación), una lesión pigmentada que crezca o se ulcere, ronquera persistente, sangramiento vaginal en post menopausia o deposiciones con sangre. No siempre se presenta como un tumor, pero es una de las formas más llamativas, sobre todo en la mama.

 [/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6203" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDc2JTI3JTJDJTIwJTI3ODYzMjQzMS04JTI3JTI5JTNCJTdEJTBBJTBBJTIwJTNDJTJGc2NyaXB0JTNF[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
0
Ximena Bissieres <![CDATA[Estos son los síntomas del cáncer colorrectal]]> http://www.davila.cl/?p=6198 2019-01-08T14:07:31Z 2019-01-08T14:07:31Z

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]Las estimaciones muestran que durante el 2018 casi seis mil chilenos fueron diagnosticados con cáncer colorrectal, una patología que no solo crece en incidencia sino que también en mortalidad. Las cifras del Ministerio de Salud muestran cómo ha crecido: en el año 2000, murieron 1.107 personas mientras que dieciséis años más tarde, fueron 2.362. Si se ajusta por tasa, la mortalidad para esta enfermedad que en el año 2000 era de 7,58 por cada cien mil personas, llegó a 9,18 por cada cien mil en 2016.

El doctor Ricardo Villalón, coloproctólogo de Clínica Dávila, explica que se habla de cáncer colorrectal como una unidad (colon y recto) porque “ambos son parte del segmento distal del tubo digestivo, es un continuo y son afectados por los mismos tipos de cánceres”. Sin embargo, hoy se sabe que el comportamiento del cáncer en estos dos segmentos del tubo, son distintos y, por lo tanto, el tratamiento y pronóstico también difieren el uno del otro.

¿Cuáles son sus síntomas?

“Las manifestaciones clínicas dependen de la etapa en que se realice el diagnóstico. El mejor pronóstico se logra en etapas precoces, etapas en la que muchas veces el paciente es asintomático y no tiene ninguna molestia. Cuando se comienzan a presentar los síntomas, el cáncer está en una etapa más avanzada. Los síntomas pueden ir desde molestias digestivas vagas como malestar o dolor abdominal y distensión abdominal, hasta sangrado anal cuando el paciente defeca, cambios del hábito intestinal (diarrea o constipación), disminución del peso sin estar haciendo dieta para ello, entre otros”, explica el especialista.

“Los métodos de evaluación  van depender del paciente que consulte. Si es un paciente asintomático y no presenta factores de riesgo, a los 50 años se debería comenzar con un método de screening, el método a utilizar aún es tema de discusión (test de hemorragias ocultas en deposiciones, colonoscopia, resctosigmoidoscopía)”, indica el doctor Villalón.

Cuando se trata de un paciente con síntomas o si tiene factores de riesgo, el diagnóstico se realiza con colonoscopía, lo mismo si el test de sangre oculta resulta positivo. “La colonoscopía permite visualizar la lesión y tomar biopsias de ésta para confirmar el diagnóstico”.

Una vez confirmado el diagnóstico de cáncer se realiza la etapificación de la enfermedad, esto es, evaluar en qué etapa está el cáncer. Esto se realiza con estudios de imágenes, como tomografía computada (TC) de tórax, abdomen y pelvis, resonancia magnética de pelvis (para los cánceres de recto) y en algunas ocasiones PET CT.

“Cuando se diagnostica en etapas precoces el pronóstico es mejor y el tratamiento quirúrgico puede llegar a ser curativo”, señala el doctor Villalón.

 [/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6196" img_size="full"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDI5JTI3JTJDJTIwJTI3MTA4NTk3ODMtNiUyNyUyOSUzQiU3RCUwQSUwQSUyMCUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]Las estimaciones muestran que durante el 2018 casi seis mil chilenos fueron diagnosticados con cáncer colorrectal, una patología que no solo crece en incidencia sino que también en mortalidad. Las cifras del Ministerio de Salud muestran cómo ha crecido: en el año 2000, murieron 1.107 personas mientras que dieciséis años más tarde, fueron 2.362. Si se ajusta por tasa, la mortalidad para esta enfermedad que en el año 2000 era de 7,58 por cada cien mil personas, llegó a 9,18 por cada cien mil en 2016.

El doctor Ricardo Villalón, coloproctólogo de Clínica Dávila, explica que se habla de cáncer colorrectal como una unidad (colon y recto) porque “ambos son parte del segmento distal del tubo digestivo, es un continuo y son afectados por los mismos tipos de cánceres”. Sin embargo, hoy se sabe que el comportamiento del cáncer en estos dos segmentos del tubo, son distintos y, por lo tanto, el tratamiento y pronóstico también difieren el uno del otro.

¿Cuáles son sus síntomas?

“Las manifestaciones clínicas dependen de la etapa en que se realice el diagnóstico. El mejor pronóstico se logra en etapas precoces, etapas en la que muchas veces el paciente es asintomático y no tiene ninguna molestia. Cuando se comienzan a presentar los síntomas, el cáncer está en una etapa más avanzada. Los síntomas pueden ir desde molestias digestivas vagas como malestar o dolor abdominal y distensión abdominal, hasta sangrado anal cuando el paciente defeca, cambios del hábito intestinal (diarrea o constipación), disminución del peso sin estar haciendo dieta para ello, entre otros”, explica el especialista.

“Los métodos de evaluación  van depender del paciente que consulte. Si es un paciente asintomático y no presenta factores de riesgo, a los 50 años se debería comenzar con un método de screening, el método a utilizar aún es tema de discusión (test de hemorragias ocultas en deposiciones, colonoscopia, resctosigmoidoscopía)”, indica el doctor Villalón.

Cuando se trata de un paciente con síntomas o si tiene factores de riesgo, el diagnóstico se realiza con colonoscopía, lo mismo si el test de sangre oculta resulta positivo. “La colonoscopía permite visualizar la lesión y tomar biopsias de ésta para confirmar el diagnóstico”.

Una vez confirmado el diagnóstico de cáncer se realiza la etapificación de la enfermedad, esto es, evaluar en qué etapa está el cáncer. Esto se realiza con estudios de imágenes, como tomografía computada (TC) de tórax, abdomen y pelvis, resonancia magnética de pelvis (para los cánceres de recto) y en algunas ocasiones PET CT.

“Cuando se diagnostica en etapas precoces el pronóstico es mejor y el tratamiento quirúrgico puede llegar a ser curativo”, señala el doctor Villalón.

 [/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6196" img_size="full"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDI5JTI3JTJDJTIwJTI3MTA4NTk3ODMtNiUyNyUyOSUzQiU3RCUwQSUwQSUyMCUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
0
Ximena Bissieres <![CDATA[Algunos factores de riesgo del cáncer colorrectal se pueden evitar]]> http://www.davila.cl/?p=6194 2019-01-07T16:29:21Z 2019-01-07T16:29:21Z

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]Lamentablemente, el cáncer de colon y recto es una patología que viene creciendo en nuestro país, igual que en los países desarrollados en el mundo.

Razones hay muchas y el estilo de vida es una de ellas, por lo que, si se adoptan hábitos saludables, se puede disminuir la posibilidad de padecer esta enfermedad.

El doctor Ricardo Villalón, coloproctólogo de Clínica Dávila, señala que existen factores de riesgo genéticos como la historia familiar o personal de cáncer colorrectal, de enfermedad inflamatoria intestinal, síndromes hereditarios como el Lynch o la poliposis hereditaria familiar. La edad, es también otro factor de riesgo, sobre los 50 años aumenta la presencia de cáncer colorrectal en la población. Los hombres también tienen un leve mayor riesgo (mayormente en cáncer de recto). La raza también es otro factor de riesgo, siendo las personas con ascendencia afroamericana las que tienen más posibilidades de desarrollarlo.

“También existen factores ambientales como la dieta. El mayor consumo de grasa animal y menor consumo de fibra aumentan el riesgo de cáncer, lo mismo que el sedentarismo, el tabaquismo, la obesidad y la diabetes mellitus tipo 2”, dice el especialista.

“En medicina existen distintos niveles de prevención. El nivel primario es tener hábitos saludables evitando los factores de riesgo ambiental: dieta sana, mantener un peso adecuado, realizar actividad física y evitar el tabaquismo. El nivel secundario de prevención es diagnosticar la enfermedad en etapa lo más precoz posible con exámenes de screening, según el riesgo personal de cada paciente”, cuenta el doctor Villalón.

Según la Asociación Americana del Cáncer, el sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de varios cánceres, pero especialmente, el de cáncer colorrectal. La grasa abdominal y el perímetro de cintura aumentado son indicativos de más posibilidades de desarrollar este tipo de cáncer. Reducir estos índices, implica menor riesgo.

Respecto de la alimentación, estudios recientes muestran que aumentar la cantidad de alimentos ricos en fibra en la dieta (frutas y verduras, legumbres) pero sobre todo alimentos integrales y la disminución de las carnes rojas y embutidos, reduce el riesgo. Como no está claro cuál de estos factores es el más importante, siempre se recomienda adoptarlos todos al mismo tiempo.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6196" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDI5JTI3JTJDJTIwJTI3MTA4NTk3ODMtNiUyNyUyOSUzQiU3RCUwQSUwQSUyMCUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]Lamentablemente, el cáncer de colon y recto es una patología que viene creciendo en nuestro país, igual que en los países desarrollados en el mundo.

Razones hay muchas y el estilo de vida es una de ellas, por lo que, si se adoptan hábitos saludables, se puede disminuir la posibilidad de padecer esta enfermedad.

El doctor Ricardo Villalón, coloproctólogo de Clínica Dávila, señala que existen factores de riesgo genéticos como la historia familiar o personal de cáncer colorrectal, de enfermedad inflamatoria intestinal, síndromes hereditarios como el Lynch o la poliposis hereditaria familiar. La edad, es también otro factor de riesgo, sobre los 50 años aumenta la presencia de cáncer colorrectal en la población. Los hombres también tienen un leve mayor riesgo (mayormente en cáncer de recto). La raza también es otro factor de riesgo, siendo las personas con ascendencia afroamericana las que tienen más posibilidades de desarrollarlo.

“También existen factores ambientales como la dieta. El mayor consumo de grasa animal y menor consumo de fibra aumentan el riesgo de cáncer, lo mismo que el sedentarismo, el tabaquismo, la obesidad y la diabetes mellitus tipo 2”, dice el especialista.

“En medicina existen distintos niveles de prevención. El nivel primario es tener hábitos saludables evitando los factores de riesgo ambiental: dieta sana, mantener un peso adecuado, realizar actividad física y evitar el tabaquismo. El nivel secundario de prevención es diagnosticar la enfermedad en etapa lo más precoz posible con exámenes de screening, según el riesgo personal de cada paciente”, cuenta el doctor Villalón.

Según la Asociación Americana del Cáncer, el sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de varios cánceres, pero especialmente, el de cáncer colorrectal. La grasa abdominal y el perímetro de cintura aumentado son indicativos de más posibilidades de desarrollar este tipo de cáncer. Reducir estos índices, implica menor riesgo.

Respecto de la alimentación, estudios recientes muestran que aumentar la cantidad de alimentos ricos en fibra en la dieta (frutas y verduras, legumbres) pero sobre todo alimentos integrales y la disminución de las carnes rojas y embutidos, reduce el riesgo. Como no está claro cuál de estos factores es el más importante, siempre se recomienda adoptarlos todos al mismo tiempo.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6196" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDI5JTI3JTJDJTIwJTI3MTA4NTk3ODMtNiUyNyUyOSUzQiU3RCUwQSUwQSUyMCUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
0
Ximena Bissieres <![CDATA[Enfermedad hemorroidal: Conoce sus tratamientos]]> http://www.davila.cl/?p=6186 2019-01-04T17:04:34Z 2019-01-04T17:04:34Z Enfermedad hemorroidal Conoce sus tratamientos

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]Las hemorroides son plexos venosos que se encuentran en el canal anal y que se encargan de la continencia fina. Cuando estos se corren de su lugar original, ocurre la denominada enfermedad hemorroidal.

Esto ocurre por causas muy variadas entre las cuales se encuentran el exceso de fuerza en la maniobra de Valsalva y quedarse sentado en el inodoro por un tiempo excesivo, sin tener necesidad.  Además, es frecuente en mujeres embarazadas, puesto que, cuando tienen a su bebé se comprime la vena cava, lo que altera el retorno venoso y produce la enfermedad.

Tipos de enfermedad hemorroidal

La enfermedad hemorroidal es una patología que se clasifica en dos tipos: interna y externa, comenta el doctor Rodrigo Azolas, coloproctólogo de Clínica Dávila.

A su vez, la enfermedad hemorroidal interna, se subdivide en grado 1, grado 2, grado 3 y grado 4.

Cuando un paciente padece de enfermedad hemorroidal interna grado 1, notan que sangran con sus deposiciones. Por otro lado, la enfermedad hemorroidal está en grado 2 cuando, además de sangrar, el paciente asegura que las hemorroides salen, pero se devuelven solas. Cuando la enfermedad está en grado 3, se suma al sangramiento que las hemorroides salen, pero no se devuelven solas, el paciente debe asistirse a sí mismo. Finalmente, se habla de un grado 4, cuando las hemorroides están prolapsadas, por lo que se quedan fuera. A esto se denomina prolapso hemorroidal, explica el especialista.

Por su parte, los síntomas de la enfermedad hemorroidal externa consisten en sensación de dolor en el trasero e hinchazón de un bulto en el mismo. Lo anterior ocurre, porque se trombosan las hemorroides externas.

Tratamientos para la enfermedad hemorroidal

El diagnóstico de esta patología consiste básicamente en un examen físico en el que el especialista debe mirar a través de un instrumento denominado anoscopio para identificar la enfermedad. Cuando los pacientes son mayores de 40 a 45 años, se agrega una colonoscopía para descartar otras patologías.

Los tratamientos para la enfermedad hemorroidal van a variar de acuerdo al tipo que presente cada paciente.

El doctor Azolas, explica que cuando se trata de una enfermedad hemorroidal interna grado 1 o 2, usualmente se dan medidas higiénicas que consisten en consumir mucha fibra, lavarse después de ir al baño, sentarse en agua tibia a caliente al menos dos veces al día y en algunos casos, uso de supositorios.

Por otro lado, el coloproctólogo de Clínica Dávila asegura que cuando la enfermedad hemorroidal está en un grado 3 o 4, es decir, prolapsada, hay que operar a los pacientes.

Para esto existen dos técnicas, la hemorroidopexia o PPH y la hemorroidectomía.

La hemorroidopexia consiste en utilizar una sutura mecánica para hacer una especie de jareta para que las hemorroides suban y se mantengan en su lugar. El problema de esta intervención es que, con el paso de los años tienden a caerse de nuevo.

Mientras que la hemorroidectomía, es un procedimiento mucho más doloroso, pero que promete acabar con el problema definitivamente, de acuerdo a lo comentado por el experto. La hemorroidectomía básicamente consiste en sacar las hemorroides.

Asimismo, el médico confiesa que cuando se trata de enfermedad hemorroidal externa aguda, es decir, el paciente llega con mucho dolor, se abre y se le sacan los coágulos, en caso contrario, se deja tratamiento hasta que los coágulos se reabsorban.

Finalmente, el especialista recalca que es de suma relevancia consultar ante cualquier sangramiento, ya que éste podría estar siendo causado por algo más que una enfermedad hemorroidal.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6188" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDI5JTI3JTJDJTIwJTI3OTgwNzI1Mi03JTI3JTI5JTNCJTdEJTBBJTBBJTIwJTNDJTJGc2NyaXB0JTNF[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
Enfermedad hemorroidal Conoce sus tratamientos

[vc_row][vc_column width="5/6"][vc_column_text]Las hemorroides son plexos venosos que se encuentran en el canal anal y que se encargan de la continencia fina. Cuando estos se corren de su lugar original, ocurre la denominada enfermedad hemorroidal.

Esto ocurre por causas muy variadas entre las cuales se encuentran el exceso de fuerza en la maniobra de Valsalva y quedarse sentado en el inodoro por un tiempo excesivo, sin tener necesidad.  Además, es frecuente en mujeres embarazadas, puesto que, cuando tienen a su bebé se comprime la vena cava, lo que altera el retorno venoso y produce la enfermedad.

Tipos de enfermedad hemorroidal

La enfermedad hemorroidal es una patología que se clasifica en dos tipos: interna y externa, comenta el doctor Rodrigo Azolas, coloproctólogo de Clínica Dávila.

A su vez, la enfermedad hemorroidal interna, se subdivide en grado 1, grado 2, grado 3 y grado 4.

Cuando un paciente padece de enfermedad hemorroidal interna grado 1, notan que sangran con sus deposiciones. Por otro lado, la enfermedad hemorroidal está en grado 2 cuando, además de sangrar, el paciente asegura que las hemorroides salen, pero se devuelven solas. Cuando la enfermedad está en grado 3, se suma al sangramiento que las hemorroides salen, pero no se devuelven solas, el paciente debe asistirse a sí mismo. Finalmente, se habla de un grado 4, cuando las hemorroides están prolapsadas, por lo que se quedan fuera. A esto se denomina prolapso hemorroidal, explica el especialista.

Por su parte, los síntomas de la enfermedad hemorroidal externa consisten en sensación de dolor en el trasero e hinchazón de un bulto en el mismo. Lo anterior ocurre, porque se trombosan las hemorroides externas.

Tratamientos para la enfermedad hemorroidal

El diagnóstico de esta patología consiste básicamente en un examen físico en el que el especialista debe mirar a través de un instrumento denominado anoscopio para identificar la enfermedad. Cuando los pacientes son mayores de 40 a 45 años, se agrega una colonoscopía para descartar otras patologías.

Los tratamientos para la enfermedad hemorroidal van a variar de acuerdo al tipo que presente cada paciente.

El doctor Azolas, explica que cuando se trata de una enfermedad hemorroidal interna grado 1 o 2, usualmente se dan medidas higiénicas que consisten en consumir mucha fibra, lavarse después de ir al baño, sentarse en agua tibia a caliente al menos dos veces al día y en algunos casos, uso de supositorios.

Por otro lado, el coloproctólogo de Clínica Dávila asegura que cuando la enfermedad hemorroidal está en un grado 3 o 4, es decir, prolapsada, hay que operar a los pacientes.

Para esto existen dos técnicas, la hemorroidopexia o PPH y la hemorroidectomía.

La hemorroidopexia consiste en utilizar una sutura mecánica para hacer una especie de jareta para que las hemorroides suban y se mantengan en su lugar. El problema de esta intervención es que, con el paso de los años tienden a caerse de nuevo.

Mientras que la hemorroidectomía, es un procedimiento mucho más doloroso, pero que promete acabar con el problema definitivamente, de acuerdo a lo comentado por el experto. La hemorroidectomía básicamente consiste en sacar las hemorroides.

Asimismo, el médico confiesa que cuando se trata de enfermedad hemorroidal externa aguda, es decir, el paciente llega con mucho dolor, se abre y se le sacan los coágulos, en caso contrario, se deja tratamiento hasta que los coágulos se reabsorban.

Finalmente, el especialista recalca que es de suma relevancia consultar ante cualquier sangramiento, ya que éste podría estar siendo causado por algo más que una enfermedad hemorroidal.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width="1/6"][vc_single_image image="6188" img_size="full" onclick="custom_link" link="#" el_id="btn-reservar-hora-eniax"][vc_raw_js]JTIwJTNDc2NyaXB0JTIwdHlwZSUzRCUyMnRleHQlMkZqYXZhc2NyaXB0JTIyJTNFJTBBJTBBZG9jdW1lbnQuZ2V0RWxlbWVudEJ5SWQlMjglMjJidG4tcmVzZXJ2YXItaG9yYS1lbmlheCUyMiUyOS5hZGRFdmVudExpc3RlbmVyJTI4JTIyY2xpY2slMjIlMkMlMjBhYnJpclJlc2VydmElMjklM0IlMEFmdW5jdGlvbiUyMGFicmlyUmVzZXJ2YSUyOCUyOSUyMCU3QnNob3dfY2hhdCUyOCUyNzMwMTAxMDI5JTI3JTJDJTIwJTI3OTgwNzI1Mi03JTI3JTI5JTNCJTdEJTBBJTBBJTIwJTNDJTJGc2NyaXB0JTNF[/vc_raw_js][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width="1/4"][menu-paginas-categorias][/vc_column][vc_column width="3/4"][/vc_column][/vc_row]

]]>
0