Maternidad > Primer trimestre

Primer trimestre

Durante el primer trimestre de embarazo, específicamente en los 56 a 58 días se desarrolla todo el embrión. En estos tres primeros meses, el bebé completa su desarrollo inicial, pasando de ser un individuo formado por una sola célula, hasta un individuo que ya tiene rostro y extremidades de ser humano. Desarrolla órganos como el corazón, intestino y sistema nervioso.
Mientras el bebé se desarrolla los cambios que podrías sentir son náuseas, sueño y antojos.

Semana 1

La primera semana de embarazo se inicia con la fecundación del óvulo por el espermatozoide, formando el cigoto, el que viaja por la tuba uterina (Trompa de Falopio) hasta llegar al útero.

Durante este período comienzan las primeras divisiones de la célula, mientras el embrión viaja por la tuba uterina hacia el útero. Estas divisiones antes de llegar al útero forman el huevo inicial que posteriormente se convertirá en el embrión.

¿Qué pasa con tu cuerpo?

La primera semana por lo general no sabes que estás embarazada, por ello no experimentas ni sientes grandes cambios, algo que en dos semanas más será diferente, porque notarás algo distinto en tu cuerpo.

Semana 2

La segunda semana de embarazo ocurre la implantación del embrión en la pared uterina, mientras el embrión sufre diferenciación de sus células.

Comienza la formación de las vesículas embrionarias como la cavidad amniótica, que protegerá durante los nueves meses de embarazo al bebé. Al final de esta segunda semana aparecerán las vellosidades coriónicas primarias (fase inicial de estructura de la futura placenta).

¿Qué pasa con tu cuerpo?

Aparecen los primeros síntomas de embarazo, probablemente sin saber todavía que estás esperando un bebé, cambios en tus mamas, más sueño y más cansancio de lo habitual, junto con las primeras náuseas y ganas de vomitar sin necesariamente haber comido algo diferente a lo de costumbre.

Semana 3

El embrión implantado presenta una forma plana y sufre movimientos de sus células, mientras comienza la formación del sistema nervioso y del intestino.

Los movimientos celulares forman tres capas donde la más superficial comenzará a formar el tubo neural, futura médula espinal y cerebro. Ocurre la formación del corazón en forma de herradura. En esta semana el embrión mide 1,5 milímetros.

¿Qué pasa con tu cuerpo?

Esta semana notarás por primera vez que no llega tu período menstrual, sin embargo, sentirás pequeñas molestias similares a las premenstruales, tendrás más sueño y ganas de orinar muy frecuentemente, tu olfato se agudizará mucho a los distintos olores.

Semana 4

En este período ocurre el cierre completo del tubo neural y el corazón ya comienza a latir. El tubo neural se diferencia en cabeza (desarrollo del cerebro) y en médula espinal. A su vez comienza la formación del ojo, oído y los primeros rasgos de brazos y piernas. Aparecen los primeros esbozos del hígado, páncreas y tráquea. Se abre la boca. En esta semana el embrión mide 4 milímetros.

¿Qué pasa con tu cuerpo?

Has confirmado tu embarazo, por lo que es importante tener en cuenta que solo por orden médica puedes tomar remedios frente algún resfriado o alergia.

Semana 5

Ocurre el alargamiento de los futuros miembros y continúa el desarrollo del ojo. En la punta de los brazos y las piernas en desarrollo aparece una pequeña masa que posteriormente serán las manos y los pies. Además de la formación de los ojos, se ven los primeros indicios de la nariz. Comienza la diferenciación del estómago en el tubo digestivo. El embrión ya mide 8 milímetros de largo.

¿Qué pasa con tu cuerpo?

En esta semana sentirás algo parecido a cuando estás próxima a tu período, tendrás molestias en la parte baja de la espalda. Es recomendable tomar baños de agua tibia para relajarte. Debes eliminar absolutamente los hábitos perjudiciales para tu salud como fumar, consumir alcohol y drogas.

Semana 6

El embrión presenta un gran desarrollo de la cabeza y comienza a estructurarse su futuro rostro. En la formación del rostro primero se juntan espacios de la nariz y la boca, para posteriormente separase en dos estructuras diferentes. Además, en la punta de lo que son las manos, comienza la formación de las huellas digitales lo que muy pronto serán sus dedos. El embrión al finalizar esta semana mide 13 milímetros de largo.

¿Qué pasa con tu cuerpo?

Sentirás tus senos muy sensibles debido al aumento del flujo sanguíneo. Es probable que comiences a sufrir de estreñimiento, debido a la hormona progesterona, la que actúa retrasando el flujo digestivo. Para tratar este problema, es recomendable hacer ejercicio suave, comer una dieta balanceada (fibra, frutas, vegetales y granos). También debes aumentar el consumo de agua, y tomar por lo menos ocho vasos por día. Perder el apetito es algo normal, aproximadamente el 70% de las embarazadas, siente náuseas por la mañana, las que son causadas por la hormona del embarazo, que es segregada justamente después de la implantación del óvulo.

Semana 7

Comienza la formación de los párpados y la diferenciación del sexo. La cabeza sigue siendo muy grande con un mentón poco definido. Ya se empiezan a visualizar más claramente los dedos de las manos. El intestino se sale del abdomen del embrión para crecer afuera, ya que el embrión es muy pequeño para que éste pueda desarrollarse. Comienzan los movimientos más leves, donde el embrión estira y dobla la columna. El embrión ya alcanza un tamaño de 18 milímetros.

¿Qué pasa con tu cuerpo?

Sentirás muchas ganar de ir al baño, las hormonas y el aumento del volumen de la sangre provocan ganas de orinar, líquido que tiene que ser eliminado del cuerpo. En esta semana debes saber qué es y qué provoca la Toxoplasmosis, infección transmitida a través de comida cruda y por las fecas de los gatos. Dicha infección es peligrosa para el feto, pero no para ti. Por lo que debes evitar el contagio comiendo carnes y pescados muy bien cocidos, además de mantener la higiene en tus manos antes y después de comer.

Semana 8

Los brazos ya son más largos con diferenciación del codo, los dedos de las manos ya son visibles. Los dedos de las manos se mantienen unidos por membranas y comienzan a visualizarse más claramente los dedos de los pies. Se inicia la formación de los huesos de la cabeza. El corazón late a 160 latidos por minuto. El sexo aún es indefinido y el embrión ya mide 30 milímetros de largo.

¿Qué pasa con tu cuerpo?

Te sentirás más fatigada, un síntoma que es muy normal al comienzo del embarazo, para superarlo debes ayudarte con ejercicio suave, una buena dieta y respetando tus horas de sueño.

Semana 9

Comienza el periodo fetal, ya que el embrión presenta todas las características de un ser humano. El embrión ya presenta brazos con dedos definidos y piernas cortas, la cara está completamente formada, pero se mantiene ancha, sus ojos ya han desarrollado los párpados y estos logran cerrarse completamente. El hígado en desarrollo comienza a formar glóbulos rojos principalmente. El embrión mide 50 milímetros.

¿Qué pasa con tu cuerpo?

Tus senos ya se preparan para la lactancia, ya están más pesados y duros, por lo que el tocarlos puede ser incómodo. Esta semana sentirás más molestias, esa excesiva sensibilidad disminuirá por el cuarto mes. Además, el aspecto físico del pezón comenzará a cambiar con manchas blancas en las aureolas (parte oscura del pezón), éstas son llamadas tubérculos Montgomery, y son glándulas que producen aceites que hidratarán tus pezones para el momento en el que comiences a amamantar.

Semana 10

La cara del embrión ya presenta muy claramente un perfil humano. Aparece más desarrollado el mentón y las orejas se mantienen un poco más debajo de lo normal. Los genitales no se han diferenciado totalmente. Comienza el desarrollo de las uñas de las manos y el embrión ya tiene la capacidad de formar orina y deglutir (tragar) el material que lo rodea. El embrión mide 61 milímetros.

¿Qué pasa con tu cuerpo?

Durante esta semana es cuando el órgano del corazón comienza a bombear más sangre a través de las venas, aumento que es necesario para el útero y la placenta. Como aumenta la circulación de la sangre debes comenzar a preocuparte de esto para prevenir las várices que pueden aparecer al final de tu embarazo, por eso es importante que camines a diario y que no te sientes con las piernas cruzadas, con estos consejos ayudarás a tu circulación.

Semana 11

El bebé está bastante desarrollado y comienzan sus primeros movimientos. Los movimientos del bebé no son perceptibles por la madre, pero al interior del vientre materno comienza a conocerse, mueve sus manos, pies y cabeza con más intensidad. Asimismo, comienzan los primeros movimientos respiratorios.

¿Qué pasa con tu cuerpo?

A partir de este momento debes olvidar el bronceado (de forma natural o artificial), ya que esto podría provocar la falta de ácido fólico en tu organismo, éste es un nutriente importantísimo durante el embarazo, ya que actúa como protector previniendo los defectos espinales en el feto.

Semana 12

En esta semana finalizan los tres meses de embarazo y se visualiza la diferenciación de los genitales. Podemos ver muy claramente detalles de su cuerpo, por eso es que podríamos identificar su sexo. Como ya se ha desarrollado el intestino en esta semana, se provoca el reingreso de éste a la cavidad abdominal del bebé. Además, el embrión ya es capaz de sentir ciertos sabores, como el dulce. También comienza la formación del hueso de los brazos y piernas además de alcanzar su tamaño final relativo. Ahora el hígado deja de formar los glóbulos rojos para dar paso a que el bazo siga formando estos glóbulos.

¿Qué pasa con tu cuerpo?

Durante esta semana es cuando a través de una ecografía puedes saber cómo se está desarrollando tu bebé, por lo que la ecografía evidencia si posee defectos de nacimiento como el síndrome de Down y la espina bífida. A partir de esta semana tu bebé ya se afirma y como ha aumentado el volumen de la sangre para contenerlo correctamente, es que verás que tus encías sangrarán cuando te cepillas o utilizas hilo dental. No te asustes, es normal.

Primer trimestre

Segundo trimestre

Tercer trimestre

El día del parto

¿Qué traer a la clínica?

Lactancia materna