Blog

Infertilidad masculina: ¿Puede el hombre ser infértil?

La infertilidad suele asociarse a la mujer. Sin embargo, cualquier persona, independiente de su sexo, puede sufrir esta enfermedad, que consiste en la imposibilidad de lograr un embarazo en más de un año.

Por esto, la mayoría de las veces que las parejas buscan ayuda tras intentos fallidos, recurren al especialista destinado a la mujer, el ginecólogo. No es hasta ese momento en que la mayoría de los hombres tiende a cuestionarse su fertilidad, ya que, según la ginecóloga de Clínica Dávila, Karina Sequeira, uno de los pasos previos a un tratamiento de fertilidad, es el análisis de una muestra de esperma del hombre.

Causas de infertilidad en hombres

La infertilidad masculina puede ser producto de múltiples factores, como, por ejemplo:

– La obesidad y el sobrepeso: esto puede producir diversos problemas hormonales que influyen directamente en la fertilidad de las personas, principalmente, en los casos que se acompaña de otras enfermedades como la diabetes.

– Tratamientos hormonales: los físicoculturistas para mantener su imagen, llegan a consumir diversas hormonas. Estas pueden provocar desórdenes que afecten la cantidad y calidad de sus espermatozoides.

– Traumas en los testículos: en algunos casos como, por ejemplo, los de hombres que andan en bicicleta, pueden presentar microtrauma en los testículos, pudiendo tener problemas en la producción de espermatozoides.

– Enfermedades relacionadas con el crecimiento testicular: En algunos casos, los hombres pueden tener testículos no descendidos o sufrir de testículo retráctil. Estos problemas causan que no puedan producir hormonas de manera normal, por lo que, al visitar al médico por estos problemas, saben mucho antes que su fertilidad se puede ver alterada.

Tratamientos para la infertilidad en hombres

Tras los exámenes médicos, si se descubre que la infertilidad que está sufriendo la pareja es por enfermedades o problemas masculinos, ya se puede comenzar a tratar.

En el caso de que el hombre presente una infertilidad leve, como tratamiento existe la opción de la “inseminación artificial”, que consiste en los siguientes pasos:

– Seguimiento folicular: se realiza para saber en qué momento estará ovulando la mujer, ya que si se realiza la inseminación sin que esto ocurra no se lograría la fecundación.

– Preparación del semen: luego de obtener una muestra de este, se realiza una selección de los espermatozoides con mayor movilidad y finalmente, se mejoran para que aumenten las posibilidades de fecundar.

– Inseminación: al cumplir con los pasos anteriores ya se puede introducir el semen dentro de la mujer. Este procedimiento es ambulatorio, por lo que se puede realizar en la misma consulta del especialista y se hace gracias a un objeto similar a una bombilla, en el que se pone el semen y se introduce al útero.

Este tipo de tratamiento tiene una tasa de éxito “de un 15-20% más o menos, que se acerca mucho a lo normal que una mujer tendría por ciclo, entonces, por eso es que se considera muy bueno», explica la ginecóloga.

«Ahora, cuando yo le digo a las pacientes eso tiene una tasa de éxito de un 15% a un 20%, igual dicen que es poco, pero es poco porque es lo normal por ciclo”, agrega.

Al realizar este tipo de tratamiento, los especialistas recomiendan realizar el procedimiento hasta tres veces, ya que esto aseguraría un 40% de éxito.

Otras alternativas de tratamiento

En el caso de que el hombre presente una infertilidad severa, como tratamiento existe la opción de la fertilización in vitro.

La especialista, señala que a pesar de que hoy en día ya se está tomando más consciencia sobre la infertilidad, “todavía nos falta como sociedad que el hombre acepte más hacerse cargo de su fertilidad”.

Finalmente, cabe destacar que, si el hombre tiene dudas sobre su fertilidad o sospechas, debe visitar al urólogo-andrólogo, que es el especialista en los casos masculinos.