Hipoacusia: El tratamiento depende de la causa que origine la pérdida de audición

Son varias las razones por las que se puede perder la capacidad de oír.

El doctor Daniel Retuert, otorrinolaringólogo de Clínica Dávila, explica que este cuadro de disminución auditiva se denomina hipoacusia.

“La hipoacusia se define como la pérdida de la capacidad de oír en forma total o parcial, lo que puede suceder en un oído o en ambos”, dice.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que, en el mundo, hay 466 millones de personas que padecen pérdida de audición discapacitante y de ellas, 34 millones son niños.

Esta cifra aumentará a más de 900 millones de personas para el año 2050, es decir, una de cada 10 personas sufrirá de esta enfermedad.

Causas de la hipoacusia

Según explica el doctor Retuert, las causas de la hipoacusia se pueden dividir en tres grupos:

  • Hipoacusias de conducción: Ocurren cuando hay un problema en la forma en cómo el sonido llega al oído interno. Generalmente se debe a una dificultad en el oído externo y/u oído medio (por ejemplo, una perforación del tímpano).

 

  • Hipoacusias sensorioneurales: Se originan a nivel del oído interno o de las vías auditivas centrales (Ej: daño nervio auditivo).

 

  • Hipoacusias mixtas: Son, como su nombre lo indica, una combinación de ambas.

Las hipoacusias, dice el otorrinolaringólogo, también se pueden clasificar según su nivel de intensidad, lo que se puede evidenciar a través de un examen llamado audiometría.

Así, utilizando la escala de la OMS, se considera que este examen revela una audición normal, cuando la persona capta sonidos suaves que están entre los 0 y los 25 decibeles (dB).

Niveles de hipoacusia

  • Hipoacusia leve: Es cuando el paciente escucha sólo sonidos que están entre los 26 y los 40 dB (cuesta entender en entornos ruidosos).

 

  • Hipoacusia moderada: Si oye sonidos entre los 41 y 60 dB (se dificulta entender si no usa prótesis auditiva).

 

  • Hipoacusia severa: Entre los 61 y 80 dB (sólo se escucha con prótesis auditiva).

 

  • Hipoacusia profunda: Sólo escucha por sobre los 80 dB.

“Cuando una persona tiene dudas con respecto su audición o está segura que escucha menos de lo habitual debe acudir con médico otorrinolaringólogo, quien evaluará mediante un cuestionario y realizará un examen físico para conocer su condición. De considerarlo necesario podrá solicitar una audiometría e impedanciometría para medir cómo funciona el sistema auditivo y el oído medio ante un estímulo sonoro”, dice el especialista.

En el caso específico de los niños recién nacidos, en Clínica Dávila se realiza un programa de screening llamado emisiones otoacústicas que evalúa la respuesta del oído interno del recién nacido.

“Si sale alterado, el recién nacido es derivado con un médico otorrinolaringólogo para que revise el caso y solicite nuevos exámenes como un potencial evocado auditivo de tronco”, indica el doctor Retuert.

Tratamiento para la hipoacusia

El tratamiento de la hipoacusia depende de la causa que la provoque.

Algunos tipos de tratamiento pueden incluir:

  • Extracción de tapones de cerumen.
  • Indicaciones de audífonos uni o bilateral.
  • Cirugías otológicas como punción aspiración timpánica con instalación de colleras.
  • Timpanoplastías.
  • Cirugía radical de oído, entre otras alternativas de cirugía.

Además, en algunos casos, se puede indicar un implante coclear.

“Las indicaciones de implante coclear se han modificado con el tiempo y cada vez es más recomendado y es más accesible a las personas”.

En Clínica Dávila se realizan cirugías de instalación de implantes cocleares y es también prestador de la ley Ricarte Soto en donde se incluye el financiamiento del implante coclear.

La indicación de instalación de implante coclear debe ser realizada por un médico otorrinolaringólogo y cumplir algunos requisitos previa instalación.

En general, se indica en niños y adultos con hipoacusia severa y profunda, que no hayan obtenido beneficios con audífono”, finaliza el médico otorrino.