La enfermedad es la principal causa de los trasplantes de hígado en Chile y el mundo. En nuestro país afecta anualmente a cerca de 80 mil personas.

Por quinto año consecutivo, Clínica Dávila, en conjunto con el laboratorio Roche, ofrecerá exámenes de sangre gratuitos (PCR) para detectar la presencia de Hepatitis C, enfermedad que afecta al hígado y que puede pasar largos periodos de tiempo sin producir síntomas.
La campaña se realizará desde el lunes 06 al viernes 10 de julio, de 09:00 a 17:00 horas en el Hall central de Clínica Dávila, edificio D, primer piso. Además del examen, también se ofrecerá información sobre los tratamientos existentes y formas de evitar el contagio de esta patología.

Los especialistas advierten que es muy importante detectar el virus a tiempo y someterse a los debidos tratamientos, no sólo porque el riesgo de contraer la enfermedad es a muy temprana edad, sino también porque la Hepatitis C es la principal causa de los trasplantes de hígado en Chile y el mundo.

La gastroenteróloga de Clínica Dávila, Dra. Marina Becerra, explica que el virus se caracteriza “por replicarse en el hígado de la persona afectada, sin producir síntomas en períodos que se pueden extender de 10 a 30 años. Durante este tiempo asintomático, la enfermedad puede producir daño progresivo del órgano e incluso provocar una cirrosis hepática”.

El contagio de esta enfermedad es mediante fluidos corporales (sangre y saliva). Por ello las medidas de prevención más efectivas son no compartir elementos que faciliten la transmisión,  como cepillos de dientes, hojas de afeitar y agujas. Asimismo, tener relaciones sexuales con pareja única o con preservativos y, en caso de querer realizarse tatuajes o piercing, sólo hacerlo con personas certificadas.

Cuando la enfermedad presenta síntomas, estos pueden ser inicialmente escalofríos, dolores de cabeza, falta de concentración, fiebre alta, anorexia, faringitis y náuseas. Tras cinco días de infección se presenta ictericia (piel amarilla) y coluria (orina oscura por la presencia de bilirrubina), aunque la mayoría de las veces la enfermedad se da sin síntomas.

Es por ello que la Hepatitis C es considerada en el mundo médico como una “epidemia silenciosa”, debido a que las personas pueden convivir con el virus, sin síntoma alguno, durante largos períodos de tiempo. Y pese a todas las medidas que se puedan tomar para evitar el contagio, la enfermedad se puede contraer incluso en el útero materno. Por esto los especialistas insisten en la importancia de realizar el test.