Unidad de Columna

El equipo de columna está encargado del manejo integral de las enfermedades de la columna, para obtener los mejores resultados de un tratamiento multidisciplinario en una patología de características muy complejas.

Lo componen, especialistas de alto nivel y experiencia, capaces de resolver, con un gran equipo de trabajo, todas las patologías que afectan la columna vertebral.

Dentro de las enfermedades más frecuentes destacan:

Patologías de columna:

a) Hernia núcleo pulposo

Las vértebras están separadas por discos cartilaginosos, los cuales en su interior contienen una sustancia gelatinosa, llamada núcleo pulposo, que proporciona un efecto amortiguador a la columna vertebral. Estos discos se pueden herniar (salir de su sitio) o romper como consecuencia de un trauma o un esfuerzo, en especial si ha sufrido cambios degenerativos.

Esta herniación, puede comprimir un nervio que en la región lumbar forma el nervio ciático, provocando dolor y hasta pérdida de fuerza del miembro afectado.

Síntomas:

- Dolor en la espalda baja

- Dolor irradiado a los glúteos, las piernas y los pies

- Acentuación del dolor al toser, hacer esfuerzos o reír

- Hormigueo o entumecimiento en las piernas o los pies

- Debilidad muscular o atrofia en estados avanzados

- Espasmo muscular

El tratamiento está dirigido fundamentalmente a aliviar el dolor y mejorar el déficit neurológico. Los analgésicos, antiinflamatorios y/o corticoides y calor, junto con la kinesioterapia y fisioterapia, son de gran ayuda al comienzo de la enfermedad, mientras no exista un grave compromiso de las raíces nerviosas. De lo contrario, el tratamiento de elección es la cirugía.

b) Artrosis de columna

La artrosis de la columna o espondilo-artrosis es un cuadro clínico muy frecuente, cuya característica principal es el compromiso degenerativo de las articulaciones de la columna vertebral. El cartílago interpuesto entre las vértebras sufre un proceso desgaste aumentando el roce entre las vértebras que pueden provocar el dolor lumbar.

La sintomatología puede ser muy variada según la zona afectada. Por un lado, se pierde la elasticidad y capacidad de movimiento de la columna. Muchas veces se acompaña de una contractura dolorosa de la musculatura que está insertada en la columna vertebral. Como consecuencia se produce una sensación de rigidez y de limitación de movimientos como la flexión, la extensión o la rotación.

Para el tratamiento del dolor agudo cervical se debe reposar la zona afectada. En algunas personas puede utilizarse un collar blando y aplicación de calor en la región. Los analgésicos - antiinflamatorios no esteroides son utilizados habitualmente para el alivio del dolor.

En el dolor lumbar el tratamiento es muy similar al anterior, consiste en reposo, aplicación del calor local y administración de medicamentos con relajantes musculares y analgésicos. El fortalecimiento de los músculos abdominales es importante, ya que disminuye en gran medida la carga del peso corporal sobre la región lumbar.

La cirugía podrá ser practicada cuando las medidas adoptadas no consiguen remitir el cuadro y los síntomas son muy molestos para la persona.



c) Lumbago

Es el dolor de la zona lumbar, causado por alteraciones de las diferentes estructuras que forman la columna vertebral a ese nivel de ligamentos, músculos, discos vertebrales y vértebras.

Cerca del 80% de las personas, padecen dolor lumbar en algún momento de su vida, y probablemente casi el 100% tendrá algún tipo de molestia lumbar leve.

Los factores laborales que causan lumbago son: Posturales, relacionados con la actividad física que desarrolla la persona y psicológicos, que van a ser decisivos en la aparición de las molestias.

Además de estas dolencias, una caída, un accidente, así como el aplastamiento de una vértebra, pueden producir lumbago.

Los síntomas que nos hacen pensar que la causa es más grave son:

  • Dolor que no cede con los cambios de posición y que no mejora con el reposo.
  • Fiebre, escalofríos y pérdida de peso.
  • Dolor y rigidez mayor de 30 minutos que empeora por la mañana en pacientes menores de 40 años (espondiloartropatía).
  • Resultados anormales del examen neurológico: Déficit sensorial o motor, disfunción vesical, anestesia en silla de montar.
  • Dolor que dura más de dos meses.

El tratamiento suele basarse en el reposo sobre una superficie dura, la aplicación de calor sobre la zona lumbar, ya sea mediante una bolsa de agua caliente o los masajes terapéuticos.

En cuanto a medicamentos, los que con mayor frecuencia suelen recetar son los analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares; estos tratamientos no suelen prolongarse por más de dos semanas y, en muchos casos, lo que mejor resultado da es el reposo.



Miembros del equipo de patología de columna:

Dr. Pedro Fodich F. Patologías de la columna del adulto

Dr. Cristian Carrasco Ávila

Dr. Sergio Ramirez Pittaluga