Neonatología

Este Servicio tiene como objeto brindar una atención integral a los niños recién nacidos en nuestra Maternidad, y a aquellos provenientes de otros centros asistenciales de Santiago o cualquier otro lugar del país.

La atención inmediata del recién nacido se realiza en el pabellón junto a su madre, donde se les examina y realiza su primera evaluación.

Sabemos que la interacción íntima entre madre e hijo, a través del contacto piel a piel, tiene un valor inigualable. Los niños a penas nacen succionan el pecho de ésta y transcurridas dos horas del parto, se los lleva a la habitación para permanecer junto a ella.

Diariamente son evaluados por médicos Neonatólogos y matronas de turno, con el fin de comprobar que su proceso adaptativo continúa desarrollándose en forma normal.
Los recién nacidos que presentan alguna patología, son hospitalizados inmediatamente después de nacer o durante el período en que, encontrándose con su madre presentan alguna enfermedad. 

La construcción está basada en un moderno y estético diseño, con amplios espacios, buena iluminación, tanto natural como artificial, y climatización a temperatura adecuada para los recién nacidos.

La distribución de los espacios permite una buena observación y monitoreo de los pacientes, la posibilidad de que sus padres compartan con su hijo hospitalizado y un cómodo acceso para el trabajo del personal.

El sector de Hospitalización cuenta con 3 secciones que se diferencian por el grado de complejidad en la atención.

Los padres pueden visitar a su hijo(a) durante su estadía en el Servicio. En la Clínica se les entregará la información, orientación y capacitación necesaria para su tranquilidad.

Con el fin de fomentar y mantener la lactancia materna, imprescindible para todo recién nacido y con mayor razón para los prematuros, se cuenta con sala de lactario en la cual las mamás cómodamente amamanten a sus hijos, si esto es posible, o se extraen leche que se les administra por sonda a los bebés que no puedan alimentarse en forma directa.