Rosa Halty Morgado: “El Gamma Knife Perfexión me salvó la vida”.

Es un equipo de radiocirugía para el tratamiento de enfermedades neurológicas y cerebrales mediante cirugía no invasiva. La última versión de esta tecnología se encuentra únicamente en Clínica Dávila.

 Rosa, de 52 años, de Iquique, fue tratada por el Dr. Manuel Yáñez, Oncólogo de Clínica Dávila, quien le diagnosticó cáncer de mama a comienzos de febrero de 2013, luego de una biopsia realizada el 28 de enero de ese mismo año. El 15 de enero sintió más hinchada la mama derecha  y palpó durezas.  Hace un año se había realizado una mamografía y ecotomografía, que habían arrojado resultados normales.  A raíz de esta palpación y porque le correspondía hacerlo, realizó mamografía y ecotomografía, que arrojó que tenía tres nódulos. Tuvo que dejar su casa en Iquique para poder comenzar  tratamiento contra el cáncer, ya que el ir y volver estaba fuera de sus posibilidades. “Afortunadamente mis hijos tienen 34 y 31 años, dice Rosa, y tuve todo el apoyo de ellos, además de mis primos donde me alojo en Santiago y amigos, porque al recibir una noticia así te derrumbas pero me considero una persona fuerte”.  

En marzo comenzó con las quimios, 4 quimios cada 21 días.  A fines de agosto le extirparon la mama. “No me importó que se me cayera el pelo, era invierno así que ocupaba pañuelo, tampoco quedarme sin mama, de hecho no me voy a hacer reconstrucción de ésta. Yo creo que lo que más me ha afectado es perder  a mi madre en el 2010, éramos muy pegadas, yo era hija única y ella vivía conmigo, creo que desde que murió me dio una especie de depresión que podría haber gatillado el cáncer”, manifiesta Rosa.

Comenzó a tener dolores de cabeza en octubre de 2013, que se hicieron cada vez más intensos.  Fue derivada donde Neuróloga de Clínica Dávila, Dra. Sabrina Oporto, quien le dijo que debía hacerse una resonancia.

La resonancia realizada el 25 de noviembre mostró 4 nódulos cancerígenos en el cerebro secundarios a su cáncer de mama.  “Estaba saliendo de una enfermedad grave y ahora esto, casi me desplomo de angustia, quería volver a Iquique y no podía”, manifiesta Rosa.  Afortunadamente estaba con mi hijo menor cuando recibí el resultado de la resonancia, debía ser hospitalizada y operada de urgencia.  “Este equipo que es el único en Chile y está en Clínica Dávila, me salvó la vida, podría haber muerto en 1 – 3 meses. La operación no duele nada y me fui al otro día a mi casa, pude hacer una vida normal inmediatamente (alimentación actividades),  la recuperación es instantánea”, explicó Rosa.

El equipo permite realizar procedimientos sin necesidad de cirugía abierta para tratamiento de lesiones cerebrales, a través de radiaciones gamma en una sesión. Rosa, está  muy agradecida de su médico tratante, el Dr. André Fassler, Neurocirujano; El Dr. Claudio Campos, Neurocirujano; el Dr. Eugenio Vinés, Radiooncólogo y Areli Zúñiga, física médica, quienes le realizaron el procedimiento.  Actualmente debe controlarse y realizarse resonancias cada 1 mes durante un tiempo.

El equipo mediante técnicas estereotáxicas permite ubicar lesiones cerebrales con una máxima precisión y exactitud, permitiendo llevar la radiación a un punto determinado preservando los tejidos sanos adyacentes.
Cuando está indicada,  permite resolver algunas enfermedades del sistema nervioso central  sin los riesgos tradicionales de la cirugía, como son las infecciones y el sangrado. También permite tratar lesiones que mediante la cirugía convencional son inaccesibles o de muy difícil acceso.

Las indicaciones son múltiples y requieren de la evaluación médica multidisciplinaria para definir la mejor alternativa de tratamiento para cada individuo, y como en todos los procedimientos debe ser definida en cada paciente particular.

Entre las posibles indicaciones existen; las malformaciones vasculares cerebrales, tumores malignos, como las metástasis cerebrales, tumores benignos como meningeomas, schwanomas tumores de hipófisis; patología funcional  como neuralgia del trigémino, Parkinson, Epilepsia etc…..

En el  año 2010  existían más de 280  equipos instalados en el mundo.  En Latinoamérica existían 10 y uno en Chile. La última versión de esta tecnología el “Gamma Knife Perfexion” que en Latinoamérica se encuentra en Brasil y Colombia, está ahora en Clínica Dávila.