Clínica Dávila apuesta por convertirse en el primer Green Hospital del país

De manos de la Jefe de Sección Energía y Sustentabilidad del Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación en Estructuras y Materiales (IDIEM) de la Universidad de Chile, Sra. Paula Araneda, Clínica Dávila recibe el documento oficial que la pre-certifica como Green Hospital.


Este logro quiere decir que Clínica Dávila, además de entregar una atención de salud de primer nivel y que garantiza la seguridad de sus pacientes, aprobó los estándares de sustentabilidad exigidos por la Green Guide for Health Care del organismo Salud sin Daño. Así, esta pre-certificación premia y valora las estrategias de eficiencia energética adoptadas, como asimismo otras estrategias de operación que son sustentables con el medio ambiente. Lo que demuestra su gran compromiso hacia sus pacientes, trabajadores, entorno, ya que esto la convierte en la primera institución de su índole en aprobar el proceso y ser pre-certificada.

 “Green Hospital es la primera certificación en Chile que está directamente enfocada en instituciones de salud. Eso hace una diferencia con el resto de las certificaciones, ya que incluye, no solo eficiencia energética y estructuras sustentables, sino que alimentación y manejo de residuos, lo que la convierte en una certificación más completa de sustentabilidad”, señaló Paula Araneda, Jefe de Sección Energía y Sustentabilidad del IDIEM de la Universidad de Chile.

El éxito alcanzado es producto de un trabajo en equipo de primer nivel, mantenido por años, sumado a un cuerpo médico comprometido a diario con la salud de sus pacientes y el esfuerzo de cada funcionario. Todo esto en su conjunto permitió que la organización lograra la implementación y modificación de sus procesos, cumpliendo con los altos estándares exigidos.  

De esta manera Clínica Dávila se consolida como una institución que, además de entregar confianza, seguridad y calidad a sus pacientes, mantiene un fuerte compromiso con el medio ambiente.

“Nosotros buscamos una sustentabilidad a largo plazo, donde nuestros pacientes, colaboradores y entorno se sientan parte de un hospital saludable y un planeta saludable. Así, hemos puesto nuestros esfuerzos en lograr que Clínica Dávila se convierta en una institución con procesos amigables y responsables con el medio ambiente, sin comprometer la buena salud para todos”, afirmó Jaime Hagel, Gerente de Tecnología y Operaciones de Clínica Dávila.

¿Qué es un Green Hospital?

El proceso de transformar una institución de salud en un Green Hospital supone modificaciones integrales en sus diversos procesos, que aporten a la sustentabilidad impactando en el medio ambiente, los pacientes y sus colaboradores. En el caso de Clínica Dávila, en dicho procedimiento se deben abordar 10 dimensiones: Liderazgo, Sustancias Químicas, Residuos, Energía, Agua, Transporte, Alimentos, Innovación, Edificios y Compras Verdes.
Dentro de los cambios que ha realizado Clínica Dávila, podemos mencionar 8 como los más relevantes:

1.   Se reduce el vertido de sustancias ambientalmente no amigables al alcantarillado,  impidiendo  que 46.805 litros se introduzcan a el medio ambiente, y reciban un tratamiento ecológico por  una empresa especializada.

2.   Se implementa el reciclaje de los plásticos, disminuyendo el volumen de materiales no biodegradables en la tierra (bidones y tapitas), logrando un total de 1.763 kg durante el 2013.

3.   Se eliminan pilas en contenedores especiales, los cuales se disponen como residuo peligroso, evitando que sean desechadas en basureros comunes.  Esto contribuye a minimizar la contaminación de los suelos. Se dispone para destrucción responsable, 2.831 kilos de basura electrónica (e-waste).

4.   Los elementos que contienen mercurio (tubos fluorescentes y termómetros) son dispuestos como residuo peligroso erradicando la práctica de disponerlos en la basura común.

5.   Los papeles y cartones se envían a una empresa de reciclaje, la cual aporta a la donación de la tala indiscriminada de árboles. Durante el año 2013 se han reciclado 64.000 kg. de papel y cartón. Se ha evitado la tala de en promedio 100 árboles al mes.

6.- Contamos con más de 11.000 plantas y árboles en una superficie de 4.000m2 de áreas verdes. Compuestas en su mayoría de plantas nativas, las que requieren un menor consumo de agua.

7.- El área de Servicios Energéticos de la Clínica ha implementado un cambio de más de 3.000 luminarias LED, lo que permite,  solo por este concepto, disminuir aproximadamente en 15 toneladas al año la emisión de CO2 a la atmósfera.

8.- Se han instalado 264 paneles solares (granja de paneles solares dentro de las más grandes de Chile), lo que calienta aproximadamente 68.000 litros diarios, los cual corresponde al 78% del consumo total de agua caliente sanitaria que ocupa la Clínica, dejando de emitir 172 toneladas de CO2 junto con disminuir en 50% el consumo total de combustibles.