Clínica Dávila conmemora la semana del donante con 200 trasplantes de órganos realizados en la institución

La organización de salud mantiene un permanente compromiso hacia la realización de trasplantes, lo que se refleja en sus más de 200 intervenciones exitosas realizadas con tecnología y profesionales de primera línea.


.Hans Hopp, el adolescente trasplantado de corazón en 2012, ofreció su testimonio y explicó cómo ha trascurrido su vida tras la compleja intervención.

.Hernán Aguilera, también nos cuenta sobre la importancia que tiene la donación después del trasplante hepático.

En el marco de la semana del donante, la Presidenta de la Corporación del Trasplante, Dra. Ana María Arriagada, entregó a Clínica Dávila la escultura “Unión por la Vida”, obra que simboliza el espíritu de ser donante y que fue esculpida por la artista Eliana Jara.

En la ceremonia encabezada por el Director Médico de Clínica Dávila, Dr. Antonio Vukusich, estuvieron presentes autoridades de la salud y pacientes trasplantados con éxito en los últimos años. El directivo destacó la labor realizada por la Unidad de Trasplantes de la institución, inaugurada en 2004, y el compromiso del equipo médico que ha permitido la realización de más de 200 trasplantes renales, pancreáticos, hepáticos, de pulmón y corazón.

En la oportunidad, la Directora de Comunicaciones de Clínica de Dávila, Dra. Paula Daza, sostuvo que los trasplantes “se han convertido en una alternativa eficaz y segura para muchas enfermedades terminales. Sin embargo, ningún avance tecnológico o médico es suficiente si no existe la voluntad de ofrecer vida después de la vida”.

Por su parte, y refiriéndose a la escultura “Unión por la Vida”, la Presidenta de la Corporación del Trasplante, Dra. Ana María Arriagada, señaló que “este corazón representa un mensaje entrañable de reconocimiento, homenaje y esperanza para esas familias que desde las profundidades de su dolor han tenido la valerosa actitud de ofrecer lo mejor de su ser querido para que otros sigan viviendo o mejoren sus actuales condiciones de vida”.

En la ceremonia participó Hans Hopp, paciente trasplantado de corazón en marzo de 2012 y quien conmovió al país tras ser prioridad nacional con solo 17 años. “Es muy importante que en las familias se hable abiertamente sobre la donación de órganos y las personas se informen, para así poder desmitificar algunas creencias. Esto permitirá que muchos ofrezcan más vida a personas que necesitan un trasplante”, sostuvo Hopp.

Hernán Aguilera fue trasplantado el 23 de octubre de 2005.
Él agradece a la vida por permitirle vivir una experiencia tan profunda, grande, dolorosa en algunos instantes, pero extraordinariamente elevada en lo espiritual, emocional y solidaridad.

La escultura “Unión por la Vida” será exhibida en las instalaciones de Clínica Dávila con el objetivo de promover la donación de órganos y reafirmar el compromiso de la institución en seguir brindando una buena salud para todos.