Unidad de Patología Neuromuscular

Las enfermedades neuromusculares afectan los nervios que controlan los músculos voluntarios. Los músculos voluntarios son los que se pueden controlar, como es el caso de los brazos y las piernas.
 
Las células nerviosas, también llamadas neuronas, envían mensajes que controlan esos músculos. Cuando las neuronas se enferman o se mueren, la comunicación entre el sistema nervioso y los músculos se interrumpe. Como resultado, los músculos se debilitan y se consumen. La debilidad puede conducir a espasmos musculares, calambres, dolores y problemas articulares y del movimiento. Algunas veces, también afecta la función cardiaca y la capacidad para respirar.
 
Algunos ejemplos de trastornos neuromusculares:
  • Esclerosis lateral amiotrófica
  • Síndrome de Guillain-Barre
  • Distrofia muscular
  • Miastenia grave
  • Atrofia muscular espinal
Muchas enfermedades neuromusculares son genéticas, lo que significa que son hereditarias o existe una mutación en los genes. Algunas veces, pueden ser provocadas por un trastorno del sistema inmunológico. La mayoría de ellas no tiene cura. El objetivo del tratamiento es mejorar los síntomas, aumentar la movilidad y el lapso de vida.
 
Clínica Dávila cuenta con el Laboratorio de Miología (Dr. Jorge Bevilacqua), cuyo trabajo está orientado a la evaluación clínica, electrofisiológica y, de ser necesario, el estudio de biopsia muscular para lo cual existe un completo laboratorio de estudios anátomo patológico que incluye tinciones especiales e inmunohistoquímica.

El objetivo es lograr un diagnóstico de certeza que permita devolver al paciente a su tratante con la demostración objetiva de la patología subyacente.

Neurólogos: Dr. Andrés Aragón, Dr.Jorge Bevilacqua, Dr. Carlos Navarrete, Dr. Mario Rivera, Dr. Nicholas Earle, Dr. Iván Vidal.