Gamma Knife® Perfexion™

Clínica Dávila ha sumado a su área de radiocirugía el equipo Gamma Knife® Perfexion™, que permite realizar procedimientos para tratar patologías del cerebro, sin necesidad de cirugía abierta y de forma ambulatoria.


La última versión de esta tecnología de punta, que en Latinoamérica solo se encuentra en Brasil y Colombia, permite realizar las intervenciones en una sola sesión, con una máxima precisión y exactitud. Asimismo, permite resolver algunas enfermedades del sistema nervioso central, sin los riesgos de una cirugía tradicional.

La aplicación es, en la mayoría de los casos, en una sola sesión y se pueden tratar varias lesiones a la vez. Además, el equipo permite entregar la radiación exacta que se debe utilizar y dirigirla hacia el o los puntos a tratar en el cerebro. Debido a que la precisión del equipo es de 0,1 mm., el riesgo de complicaciones disminuye considerablemente.

Gamma Knife® Perfexion™ permite tratar todo tipo de tumores, sin importar la profundidad ni ubicación en el cerebro. Pueden ser malformaciones vasculares, tumores malignos y benignos.

Luego de su realización hay que esperar un tiempo para ver los resultados, ya que la acción de la radiación gamma sigue actuando en las lesiones. Además, no posee contraindicaciones absolutas, sino que hay que evaluarlas caso a caso.
 
Beneficios de la radiocirugía con Gamma Knife® Perfexion™
  • Cirugía no invasiva.
  • Rápida recuperación.
  • Ambulatoria.
  • No requiere UCI/UTI.
  • Menos complicaciones.
  • Menor trauma psicológico.
  • Menos riesgos que una cirugía abierta.
  • Menor costo que una cirugía abierta.
  • Mejor calidad de vida para el paciente.
 
Radiocirugía con Gamma Knife® Perfexion™

Proceso: Se comienza con anestesia local para poner un marco en la parte superior de la cabeza fijado con pinnes. De esta manera, el cerebro se convierte en un plano cartesiano, por medio de una resonancia magnética que se toma con dicho marco puesto. Así, se planifica el tratamiento a realizar y las dosis de radiación a aplicar. Luego, con el marco fijado en cabeza, se lleva el paciente a la máquina, la que se fija a la camilla.

Una vez ingresados los datos de las coordenadas donde se aplicarán los rayos gamma en el cerebro, la camilla comienza a moverse para lograr la precisión requerida. Así, las 192 fuentes convergen en el punto a tratar. Como es tan preciso, la radiación al paciente es muy baja fuera del punto indicado.

Es importante mencionar que para el uso de esta tecnología, el equipo profesional además de su formación tradicional, tiene que realizar capacitaciones en el extranjero, en algún centro especializado fuera del país y debe contar con un equipo multidisciplinario que integra un paramédico, un radioncólogo, un físico-médico y dos neurocirujanos.