Inevitablemente, la palabra cirugía, provoca preocupación en los padres de los niños que serán intervenidos. No importa lo simple o compleja que pueda resultar el procedimiento, estar seguros que sus hijos estarán en buenas manos, resulta primordial al momento de enfrentarse a una operación. Clínica Dávila, durante su vasta trayectoria en Cirugía Infantil, no tan sólo se ha interesado en contar con los mejores profesionales, sino también en proveer al paciente y a su familia el apoyo que necesitan durante esta experiencia.

Según explica la doctora Carolina Correa, coordinadora de Cirugía Infantil de Clínica Dávila, el área de Cirugía Infantil está compuesta por un equipo médico de trece cirujanos; todos ellos formados en el Hospital Roberto del Río, y que cuentan con una excelente trayectoria dedicada a la intervención en niños.

Este equipo de especialistas, además de realizar Cirugía Infantil General, está dividido por sub especialidades que atienden:

  1. Cirugía mínimamente invasiva (laparoscopía)
  2. Cirugía plástica reconstructiva infantil.
  3. Cirugía de recién nacidos.
  4. Cirugía urológica infantil.
  5. Cirugía oncológica infantil.

Infraestructura de alto nivel

Clínica Dávila tiene a disposición de sus pacientes una infraestructura que garantiza los máximos estándares de seguridad quirúrgicos. “Como equipo médico, tenemos la confianza de operar en unos pabellones de alto nivel que cuentan con todos los recursos necesarios para atender cualquier emergencia. Además, trabajamos en conjunto con un grupo de anestesiólogos expertos en niños, que nos dan seguridad al momento de operar”, comenta la doctora Correa.

Asimismo, la atención se complementa con un sistema de apoyo de la UCI Pediátrica, la UCI de recién nacidos y un banco de sangre en la misma clínica. “Esto significa que operar a un niño en nuestra institución es una práctica muy segura”.

Tratamiento personalizado

Como bien explica la doctora Correa, “la experiencia de operar a un niño es bastante fuerte. Por esta razón, queremos que el trato sea lo más cercano posible, y que ambas partes se sientan apoyadas y acompañadas”.

Una de las medidas implementadas, para lograr este objetivo, es favorecer que el paciente sea acompañado por uno de sus padres durante la inducción de la anestesia y también en la recuperación (cuando recién sale de la operación). Así, el niño tiene la sensación de estar siempre protegido, disminuyendo significativamente la angustia que pueda experimentar durante todo el proceso.

La doctora destaca que, luego de la operación, la recuperación de los niños es muy positiva y  sorprendentemente más rápida que en los adultos. “Los niños tienen algo muy especial y es que, están tan interesados en jugar, que apenas se sienten un poco mejor, se activan inmediatamente”, expresa la doctora.

La mayoría de las cirugías se realizan en forma ambulatoria, el paciente es dado de alta el mismo día, aunque también se realizan cirugías con algunos días de hospitalización.

El dolor post operatorio es manejado de manera sencilla (con analgésicos tradicionales) por lo que no representa un factor adicional de inquietud para los padres.

¿Y en casos de emergencia?

Clínica Dávila tiene establecido – para cirugías de urgencia – un rol de turnos de veinticuatro horas al día, los siete días de la semana. Permanentemente existe rol de llamada para:

  • Cirugía infantil general.
  • Cirugía plástica reconstructiva infantil.
  • Cirugía de recién nacidos.

Te invitamos a que conozcas más sobre nuestro departamento de Pediatría y Cirugía Infantil.