Actualmente la cirugía bariátrica es considerada como el mejor tratamiento para terminar con el exceso de peso y las enfermedades asociadas a esa condición.

El cirujano especialista en cirugía bariátrica y digestiva de Clínica Dávila, doctor José Amat, explica que estos procedimientos quirúrgicos se dividen en aquellas intervenciones que restringen la cantidad de ingesta alimentaria como la manga gástrica, y en los mixtos (bypass gástrico), que además de limitar la ingesta, agregan efectos metabólicos o malabsortivos (los alimentos se asimilan menos, provocando efectos metabólicos en el organismo).

Asimismo, señala que “la cirugía bariátrica se recomienda en los pacientes obesos (que tienen más de 30 de Índice de Masa Corporal o IMC, o más de 25 kilos de exceso de peso). También en aquellos en los que ha fracasado el tratamiento tradicional con dieta y ejercicio y que tienen enfermedades asociadas que mejorarán con la baja de peso. Entre estas enfermedades están la prediabetes, los problemas de colesterol, hipertensión y dolores articulares que permanecen a pesar del tratamiento”.

Sobre los principales riesgos de este tipo de cirugías, el doctor Amat indica que “actualmente estos son bastante bajos y tratables. Los riesgos de presentar una complicación grave, como filtración, infecciones y hemorragias son menos de un 1%”.

En relación a las principales recomendaciones para el post operatorio y recuperación, el especialista enfatiza que “los pacientes deben seguir las indicaciones del equipo multidisciplinario tratante, acudir a los controles programados, tomar la suplementación vitamínica indicada y hacer ejercicio físico a lo menos tres veces por semana, lo que asegurará una baja de peso sana y nos permitirá detectar y tratar cualquier problema que se produzca”.